1970/79 Tiempos violentos

El regreso de Juan Domingo Perón a la vida política de la Argentina marcó toda la década del ‘70. Su muerte, producida en 1974, a menos de un año de haber asumido su tercera presidencia, terminó por desestabilizar el precario equilibrio que existía entre las antagónicas facciones que conformaban el movimiento justicialista. El accionar guerrillero, que había comenzado en la década anterior, tuvo en la peronista Montoneros y en el trotskista Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP) sus dos máximos exponentes. El primero tuvo su bautismo de fuego en 1970, con el secuestro y asesinato del general Aramburu, en una práctica que se haría recurrente para la agrupación.

Ese alto nivel de conflictividad social se potenció con una crisis económica, que desestabilizó el gobierno de María Estela Martínez de Perón, tercera mujer del General. El 24 de marzo de 1976, las Fuerzas Armadas derrocaron a la Presidenta e instauraron la última, pero más violenta, dictadura militar de la historia argentina.

Durante el llamado Proceso de Reorganización Nacional, se sistematizó un aparato estatal de persecución y eliminación de las organizaciones guerrilleras, que luego se extendió a militantes políticos, periodistas, opositores al gobierno y cualquier persona sospechada de tener presuntos vínculos con las actividades terroristas.

1970

Surgen los dos grupos guerrilleros más relevantes de la década: Montoneros, de orientación peronista, y el trotskista Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP). 29 de mayo: Montoneros secuestra al general Aramburu. Lo fusila días después, tras haberlo sometido a un “juicio popular .

8 de junio: Las Fuerzas Armadas derrocan el gobierno de Onganía. La Junta de Comandantes, liderada por el general Alejandro Agustín Lanusse, designa presidente a Marcelo Levingston.

Julio: Montoneros toma el pueblo de La Calera (Córdoba). Las Fuerzas Armadas Peronistas (FAR) hacen lo propio en Garín, provincia de Buenos Aires.

La agrupación peronista Descamisados asesina al gremialista José Alonso.

Octubre: Levingston decide cambiar el rumbo económico y nombra a Aldo Ferrer, un técnico de la CEPAL, como ministro de Economía y Trabajo.

Octubre: El Gobierno convoca a negociar a la CGT. Presionada por sus bases, la central organiza tres paros generales. Los partidos políticos firman La Hora del Pueblo, documento por el que se acuerda levantar las proscripciones, el respeto a las normas constitucionales y las minorías políticas.

1971

Una manifestación contra el gobernador de Córdoba, conocida como el Viborazo, sacude la Casa Rosada. El 23 de marzo, Lanusse reemplaza a Levingston en la Presidencia de la Nación. El asumiente mandatario retiene la comandancia del Ejército.

El nuevo gobierno permite la actividad partidaria y anuncia que habrá elecciones generales, sin proscripciones. En noviembre, Perón reemplaza a su delegado personal, Jorge Paladino, uno de los redactores de La Hora del Pueblo. Nombra a Héctor J. Cámpora como sucesor. El nuevo delegado se pone al frente de las negociaciones con el radicalismo y los militares, para lograr el Gran Acuerdo Nacional (GAN).

1972

El ERP secuestra y asesina a Oberdan Sallustro, director General de Fiat Argentina, y al General de División Juan Carlos Sánchez.

Julio: Lanusse se asegura de que Perón no se presentará como candidato presidencial a cambio de su propia autoproscripción.

22 de agosto: 16 guerrilleros que habían intentado escapar del penal de Rawson son asesinados en una base naval, en lo que luego se conocería como la Masacre de Trelew. El Gobierno disuelve el Ministerio de Economía y distribuye sus funciones en tres secretarías.

Noviembre: Perón llega a la Argentina y sella con el líder radical Ricardo Balbín el acuerdo democrático. También conforma el Frente Justicialista de Liberación (FREJULI) e impulsa la candidatura presidencial de Cámpora.

1973

Marzo: El 11, la fórmula Cámpora-Solano Lima triunfa en las elecciones presidenciales con casi el 50% de los votos.

Junio: El 8, la CGT y la CGE sellan el Pacto Social en el que el ministro de Hacienda, José Ber Gelbard, basa su programa económico de corte intervencionista, con el que logra estabilizar la situación. El 20, el regreso de Perón convoca a más de un millón de personas en Ezeiza. Pero un enfrentamiento entre los sectores peronistas tradicionales y los nuevos grupos de izquierda provoca una decena de muertos, cientos de heridos y obliga al avión de Perón a descender en la base militar de Morón.

Julio: El 13, renuncian Cámpora y Solano Lima. Asume el titular de la Cámara de Diputados Raúl Lastiri, yerno del ministro de Bienestar Social y secretario privado de Perón, José López Rega. El nuevo mandatario llama a elecciones para septiembre.

Septiembre: La fórmula Perón-Perón obtiene el 61 por ciento de los votos y el histórico líder del movimiento accede a su tercera presidencia, luego de 17 años de exilio y proscripción. Asume el 12 de octubre.

El 25, Montoneros asesina al secretario general de la CGT, José Ignacio Rucci.  Ante la ineficiencia del Pacto Social para contener los reclamos sociales, Perón reforma en noviembre la Ley de Asociaciones Profesionales. Así, se eliminaron los gremios por empresa, lo que reforzó el control de la dirigencia sindical.

1974

En enero, Perón le exige la renuncia al gobernador de la provincia de Buenos Aires, Oscar Bidegain, de vínculos con la Juventud Peronista (JP).

Mayo: La tensa relación entre Perón y Montoneros termina por romperse cuando, en el acto por el 1º de mayo, el líder los trata públicamente de “estúpidos e “imberbes durante las celebraciones por el Día del Trabajador en la Plaza de Mayo. A partir de entonces, el grupo pasaría a la clandestinidad y continuaría con su accionar guerrillero.

1º de julio: Fallece Perón. Asume su viuda, María Estela Martínez, quien ocupaba la vicepresidencia de la Nación.

Octubre: La creciente inflación generada por el aumento del consumo lleva a la renuncia de Gelbard. En su lugar, se designa a Alfredo Gómez Morales. Comienza a operar la Alianza Anticomunista de la Argentina (Triple A). Creado por el ministro López Rega, este grupo paramilitar persigue y asesina políticos, intelectuales, periodistas y sindicalistas.

1975

Febrero: El 11, se firma el decreto presidencial que autoriza al Ejército a combatir el accionar guerrillero. Tiempo más tarde, el Gobierno también recurre a los militares  para enfrentar al ERP, en Tucumán.

Julio: El 2, el ministro de Economía, Celestino Rodrigo, quien había asumido en junio, devalúa la moneda en un 100% y termina definitivamente con el Pacto Social que había impulsado Gelbard. Bautizada el Rodrigazo, la medida genera un importante deterioro del salario, protestas sociales y detona la salida de López Rega del gobierno. El Gobierno impulsa un frustrado intento para renovar el Pacto Social entre empresarios y centrales obreras.

Diciembre: Las Fuerzas Armadas le dan al Gobierno 90 días para encontrar una salida a la crisis.

1976

24 de marzo: Las Fuerzas Armadas derrocan al gobierno de María Estela Martínez de Perón.

El 29, la Junta de Comandantes designa al general Jorge Rafael Videla, jefe del Ejército, como Presidente de la Nación. El gobierno de facto suspende la actividad política e interviene la CGT y la CGE.

Abril: José Martínez de Hoz, ministro de Economía, anuncia su plan económico, por el que se suspenden las negociaciones salariales y se fomentan las inversiones de capitales extranjeros. El Gobierno, además, recibe préstamos por u$s 400 millones del FMI. El gobierno militar establece un férreo control sobre los medios de comunicación, a través de la censura informativa.

Junio: El gobierno de facto sanciona el Acta de Responsabilidad Institucional, que permite condenar a ex funcionarios por supuestos perjuicios a los intereses de la Nación.

Julio: Muere el líder del ERP, Roberto Santucho. La organización, que había sido diezmada por el Ejército, comienza a desaparecer.

1977

Entre enero y junio se aprueban las leyes que establecen la reforma financiera impulsada por Martínez de Hoz. Así, se liberaliza el sistema económico y se genera un importante proceso de especulación basado en las altas tasas de interés ofrecidas por las entidades bancarias.

En marzo, un informe de Amnistía Internacional informa sobre las violaciones a los derechos humanos en la Argentina.

El 30 de abril un grupo de madres de desaparecidos marcha a la Casa Rosada con pañuelos blancos sobre sus cabezas en reclamo por la vida de sus hijos. Era la primera manifestación de las Madres de Plaza de Mayo. El ministro Martínez de Hoz plantea una reforma del sistema financiero nacional por la que elimina toda participación estatal en la economía. Se liberan las tasas de interés, se eliminan los mecanismos de protección y se permite la proliferación de entidades financieras.

1978

Videla es confirmado en su cargo de presidente hasta 1981, pero el general Roberto Viola es designado como nuevo Comandante en Jefe del Ejército.
En junio, la selección argentina de fútbol obtiene su primera Copa del Mundo, en el campeonato que se disputó en el país. En diciembre, el ministro de Economía establece una pauta cambiaria que impone una  tabla de devaluación mensual del peso conocida como la  “tablita .  También en diciembre llega al país el cardenal Samoré, enviado por el Vaticano para mediar en el conflicto por el canal de Beagle, que puso a la Argentina y Chile al límite de una guerra.

1979

Un intento de sublevación del general Luciano Benjamín Menéndez revela los enfrentamientos internos dentro del Ejército. En septiembre llega al país una delegación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que recibe las denuncias de las organizaciones locales contra el Gobierno militar. Se acentúa la presión internacional sobre la Argentina, principalmente impulsada  por el gobierno demócrata del presidente estadounidense Jimmy Carter.

Protagonistas

Juan Domingo Perón

El Perón que regresó al país tras 17 años de exilio no fue el mismo que dejó la Argentina derrocado de la presidencia, pero con el poder en sus manos. Desde Madrid, enfrentó y venció a varios personajes del movimiento que intentaron hacer un “Peronismo sin Perón y logró mantener el control de uno de sus principales apoyos políticos: las masas trabajadoras. Pero el General también fomentó el surgimiento de otros sectores funcionales a su política, como la Juventud Peronista y, por consiguiente, la organización guerrillera Montoneros, que empezó a actuar en su nombre. Como ya había hecho en su primera presidencia, el histórico líder debió mediar entre dos sectores antagónicos, esta vez, dentro de su propio movimiento. Sin embargo, rápidamente tomó partido por los sectores tradicionales y expulsó a los grupos de izquierda, quienes pasaron a la clandestinidad. La muerte de Perón, el 1º de julio de 1974, dejó acéfalo el movimiento y desencadenó una conflictividad creciente entre las dos facciones: por un lado, la izquierda peronista y, por otro, los sectores de derecha, que recurrieron a grupos paramilitares. Tal el caso de la Triple A, organización creada por José López Rega, ex secretario privado del General y hombre fuerte del gobierno de su viuda.

José Alfredo Martínez de Hoz

Ministro de Economía durante los primeros cinco años del gobierno de facto iniciado en 1976, llevó adelante una profunda reforma en el sistema financiero nacional y encabezó el proceso de desregulación de la economía. En 1978, estableció una pauta de devaluación gradual de la moneda, popularmente bautizada “tablita , por la que intentó controlar los ascendentes niveles de inflación. Sin embargo, los resultados fueron los opuestos a los esperados, ya que desataron un proceso inflacionario aún mayor, que generó quiebras, corridas bancarias y forzó al Gobierno a respaldar los depósitos a tasa libre, tomados por la gran cantidad de entidades financieras que proliferaron en esa época.

Ezeiza

Derrocado en 1995, tras un fugaz paso por Venezuela y América Central, Perón se exilió en Madrid, desde donde continuó controlando las ramas de su movimiento. En 1964, el sindicalismo intentó un fallido Operativo Regreso, liderado por el cacique metalúrgico Augusto Vandor. En 1972, todavía proscripto, Perón permaneció unos pocos días en la Argentina, en los que selló un pacto democrático con su viejo adversario, Ricardo Balbín, líder de la UCR. El regreso definitivo del General al país se produjo en 1973 y estuvo marcado por la violencia. El 20 de junio, en los alrededores del aeropuerto internacional de Ezeiza, hubo un enfrentamiento armado entre las facciones antagónicas del peronismo. Los disturbios comenzaron cuando los organizadores –el sindicalismo y la derecha ortodoxa– evitaron que la llamada Tendencia Revolucionaria –la Juventud Peronista y Montoneros– se acercara al palco desde donde debía hablar Perón. El choque dejó más de una decena de muertos y cientos de heridos y obligó a que el avión en el que viajaba el líder aterrizara en la base militar de Morón.

El golpe

La muerte de Perón terminó de desestabilizar la situación política en el país. Su viuda y vicepresidenta, María Estela Martínez, tuvo que asumir en un clima marcado por la violencia guerrillera de Montoneros y del ERP. El hombre fuerte de su gobierno, el ex secretario privado de Perón, José López Rega, respondió al accionar de esas organizaciones con el accionar de una fuerza paramilitar y clandestina: la Alianza Anticomunista de la Argentina (Triple A). El gobierno de Martínez de Perón llegó desgastado a 1976. Tras la “fuga de López Rega –producida en 1975, luego de fuertes presiones de las Fuerzas Armadas y el propio peronismo–, el oficialismo, aún leal a la mandataria, evitó que se la sometiera a juicio político. Ya con el titular del Senado, talo Luder, en ejercicio interino de la Presidencia de la Nación, el plan era sostener a la viuda de Perón hasta 1977, cuando se produciría una salida electoral. Pero las Fuerzas Armadas habían dado su ultimatum en diciembre de 1975: el Gobierno tenía 90 días para encauzar la crisis económica y, sobre todo, política. El golpe se produjo el 24 de marzo de 1976. El jefe del Ejército, Jorge Rafael Videla, fue designado por la Junta de Comandantes como primer Presidente de la Nación de lo que los militares llamaron Proceso de Reorganización Nacional.

Apertura y desregulación

La Junta militar que abordó el poder en 1976 nombró ministro de Economía a José Alfredo Martínez de Hoz. Desde el palacio de Hacienda emprendió un programa de desregulación económica. Durante su primer año de gestión, tomó medidas ortodoxas para paliar la crisis. Una vez estabilizado el sistema, emprendió su plan de transformación: Martínez de Hoz liberó las tasas de interés y, entre otras medidas de apertura de la economía, eliminó los mecanismos estatales de protección a distintos sectores. En 1978, se estableció una pauta cambiaria, que fijó una tabla de devaluación progresiva del peso, conocida como “la tablita . Las consecuencias no fueron las esperadas: las medidas fomentaron la especulación y las altas tasas de interés otorgadas por las casas financieras, para las que el Gobierno garantizaba los depósitos de los ahorristas, provocaron un nuevo proceso inflacionario. El sistema colapsó en 1980, cuando cuatro de las entidades bancarias más importantes del país quebraron y se generó una corrida bancaria masiva, que el Estado afrontó asumiendo el pago de los depósitos.

Noticias del día