Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Obligaciones de los empleados en relación de dependencia

La cuestión de fondo respecto a si los empleados en relación de dependencia -registrados- debieran o no tributar el impuesto a las ganancias, no tendría que dejar de discutirse y enfatizar su planteo, únicamente, en períodos de elecciones.
Ahora bien, cómo eximir del impuesto a los trabajadores, si éste tiene un gran impacto recaudatorio para las arcas fiscales, y son nulas las posibilidades de evadirlo, ya que su ingreso se realiza a través de retenciones que son practicadas por su agente de retención, el empleador. Lejos de esta eventualidad, se han ido efectuando modificaciones mediante leyes, decretos del Poder Ejecutivo y resoluciones generales de la AFIP, que fueron haciendo cada vez más complejo su cálculo, y ampliando el universo de contribuyentes, especialmente a partir de la década anterior.

- Decreto 394/16. Algunas consideraciones
Mediante el decreto 394/16 publicado en el Boletín Oficial el 23 de febrero, se establece un aumento del monto de las deducciones personales (mínimo no imponible, cargas de familia y deducción especial). En el caso del mínimo no imponible, se incrementa de $15.552 a $42.318 anuales.
Asimismo, se deroga el decreto 1242/13, el cual establecía la exención para todos aquellos empleados en relación de dependencia que, entre enero y agosto de 2013, hubieran tenido un ingreso bruto menor a $15.000. Paradójicamente, ahora son los más perjudicados por el nuevo decreto.
Lo dispuesto tiene efectos a partir del 1° de enero, inclusive, lo que significa que con el pago de haberes de febrero, efectivo los primeros días de marzo, se verá reflejada la diferencia del impuesto, ya sea en beneficio -devolviendo la parte proporcional retenida- o en perjuicio -reteniendo a quienes ahora están alcanzados-.
Pues bien, con los nuevos valores, se modifican los ingresos netos mensuales a partir de los cuales se comienza a pagar el impuesto a las ganancias. Por ejemplo, para el caso de un trabajador soltero (o sin cargas de familia), de $6938 pasa a $18.880 y, para el caso de uno casado con dos hijos, pasa de $9597 a $25.000.
Según declaraciones del titular de la AFIP, Alberto Abad, con la última actualización del mínimo no imponible, 180.000 contribuyentes dejarían de pagar el tributo, sobre 1.300.000 que constituye el universo. Asimismo, remarcó que esta modificación, representa un "esfuerzo fiscal entre Nación y provincias" de $49.077 millones, que ahora estarán en el bolsillo de la gente para poder volcar al consumo, el cual presenta niveles de estancamiento desde el 2013. Ahora bien, ese mayor consumo -y, como contrapartida mayores ventas- debiera generar ingresos al fisco a través del impuesto al valor agregado o del Monotributo, producto de la mayor facturación.
No podemos dejar de remarcar que, si bien para algunos representa un "alivio" -aunque momentáneo- frente a los niveles de inflación, para otros implica un retroceso en su poder adquisitivo, por cuanto quienes -hasta entonces- estaban alcanzados por el decreto 1242/13, ahora ya no lo están, y deberán pagar ganancias. Aún no se han dado a conocer datos oficiales respecto de cuántos son los trabajadores afectados por esta última medida, pero probablemente sean cada vez más en el transcurso del año, a partir de los acuerdos de paritarias y los aumentos de sueldo.

- Resolución General 3831. Reglamentación de la AFIP
La AFIP reglamentó los cambios efectuados en el impuesto a las ganancias por el decreto 394/16, a través de la RG 3831, publicada en el Boletín Oficial el 25 de febrero.
En ella, pone a disposición un Anexo con las tablas indicativas de los importes acumulados en cada mes calendario correspondientes a cada una de las deducciones personales, y la escala del artículo 90 de la ley del tributo con los importes mensualizados. Estos valores son los que deberán utilizarse a los efectos de la determinación de la retención.
Asimismo, se refiere al procedimiento que los agentes de retención deben aplicar en los supuestos de devolución o retención del impuesto a las ganancias, según corresponda, a partir de las modificaciones dispuestas por el decreto 394/16. Veamos cada caso:
1) Cuando con motivo de los nuevos valores de las deducciones personales, los respectivos agentes deban proceder a la devolución de las retenciones practicadas en exceso en los meses de enero y febrero de 2016, la misma deberá ser efectuada al realizarse la primera liquidación posterior a la fecha de publicación de la RG 3831, es decir, a partir del 26/02/2016.

2) Cuando a raíz de la derogación del decreto 1242/13, los agentes de retención deban practicar las retenciones por las rentas correspondientes a los meses de enero y febrero de 2016 a los sujetos ahora alcanzados por el impuesto, las mismas deberán efectuarse en cuotas mensuales e iguales hasta la finalización del período fiscal 2016, a partir de la primera liquidación posterior a la fecha de publicación de la RG 3831, es decir, a partir del 26/02/2016.

- Obligaciones fiscales del trabajador
La tarea de calcular el monto de la retención que el empleador debe efectuar a cada uno de sus empleados, requiere de un gran tecnicismo y especialidad en la materia, no sólo por la cantidad de normas que regulan el régimen de cuarta categoría, sino también por su casuística. En esta oportunidad, no nos enfocaremos en el esquema de determinación del monto a retener en concepto de impuesto, sino que efectuaremos un breve repaso de las obligaciones fiscales que deben cumplir estos beneficiarios (así conceptuados por la "norma madre"), es decir los empleados en relación de dependencia, en distintos momentos del año.
Aclaremos que si bien no son nuevas estas obligaciones, puesto que rigen desde hace varios años, es importante tenerlas presente en el calendario de vencimientos, ya que con la vigencia del decreto 394/16 nuevos trabajadores tendrán que cumplir con ellas.
En primer lugar, recordemos que la RG (AFIP) 2437/08 es la norma que establece el régimen de retención en el impuesto a las ganancias aplicable a las rentas del trabajo personal en relación de dependencia, jubilaciones, pensiones (y otras rentas).
Por su parte, la RG 3418/12 dispone que los contribuyentes comprendidos en la RG 2437/08, a efectos de cumplir con las obligaciones de información detalladas en su artículo 11, deberán utilizar el servicio "Sistema de Registro y Actualización de Deducciones del Impuesto a las Ganancias (SiRADIG) - TRABAJADOR" en sustitución del formulario de declaración jurada F. 572, cuando se verifique alguno de los siguientes supuestos: a) la remuneración bruta correspondiente al año calendario inmediato anterior al que se declara sea igual o superior a $250.000, b) computen como pago a cuenta del gravamen las percepciones sufridas durante el periodo fiscal que se liquida, por compras con tarjetas en el exterior o por adquisición de moneda extranjera, o c) el empleador -por razones administrativas- así lo determine.
El SiRADIG le permite al trabajador, a través de la generación del formulario F. 572 "web", informar datos de los conceptos que pretenda deducir en el régimen de retención del impuesto a las ganancias, las percepciones que le hubieren practicado conforme el régimen establecido por la RG 3450/13, así como también informar otros ingresos obtenidos en caso de pluriempleo. Esta información es remitida electrónicamente al empleador a fin de proveerle de los datos necesarios a efectos de realizar las retenciones que correspondan. Puede ser enviado hasta el último día del mes de enero de cada año.
Pero esta resolución, no sólo implementó el SiRADIG, sino que también estableció la obligación al empleador de notificar a cada uno de sus empleados cuáles son sus obligaciones, tanto con el agente de retención como con el fisco nacional. Con lo cual, a partir de esta comunicación, que debe ser firmada por el trabajador -y que tiene carácter de declaración jurada-, se ha pretendido que ya no pueda aludir desconocer su carácter de contribuyente, y sus derechos y obligaciones como tal.
Asimismo, el empleado debe presentar las declaraciones juradas informativas del impuesto sobre los bienes personales (siempre que tenga renta bruta anual igual o superior a $96.000) y del impuesto a las ganancias (siempre que tenga renta bruta anual igual o superior a $144.000). Ambas declaraciones juradas pueden ser presentadas hasta el 30 de junio, excepto que ya sea contribuyente o que las mismas arrojen saldo a pagar. En estos casos, el vencimiento opera en el mes de abril.
La información requerida para poder confeccionar y presentar cada uno de estos formularios y declaraciones juradas en tiempo y forma, debe ser solicitada por el profesional en ciencias económicas a quien se haya pedido asesoramiento.

(*) La Dra. Ludmila Momo es Contadora Pública y Especialista en Tributación (UBA). Siendo su mail: ludmilamomo@gmail.com