Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Los principales aspectos a considerar para losvencimientos fiscales de personas físicas y empresas

Teniendo en cuenta que, en los meses de abril y mayo, se concentran los principales vencimientos de las obligaciones impositivas de presentación de declaraciones juradas del Impuesto a las Ganancias y Bienes Personales para los contribuyentes, personas físicas y empresas con cierres al 31 de diciembre de 2015, respecto de los Impuestos a las ganancias y Ganancia Mínima Presunta, además de la confección del Convenio Multilateral, se detallan los principales aspectos que deberán ser considerados en estas liquidaciones.

En estos dos meses, se concentran los principales vencimientos impositivos para los contribuyentes individuales y para las empresas. Por un lado, en abril comienzan las presentaciones de las declaraciones juradas del Impuesto a las Ganancias y de Bienes Personales para las personas físicas, que se encuentran formalmente inscriptas en esos impuestos y para los que de sus liquidaciones surge un saldo a ingresar a favor de la AFIP.

Un mes después, aparecen los vencimientos para las empresas que llevan libros de comercio, con cierre de ejercicio 31 de diciembre, y para las personas físicas que poseen participaciones en sociedades que tienen fecha de cierre del ejercicio comercial, también, el 31 de diciembre.

En mayo, se producen los vencimientos de Ganancia Mínima Presunta y de Bienes Personales por las participaciones societarias; y este año, se adelanta la declaración anual de Convenio Multilateral de Ingresos Brutos para el mes de mayo. Más tiempo hay para los empleados y jubilados, cuando sus ingresos anuales superaron $ 96.000 y $ 144.000, ya que tienen que presentar las declaraciones juradas informativas (sin pago) de Bienes Personales y Ganancias, hasta el 30 de junio de 2016. La aparición del Código Civil y Comercial Unificado, producida el año pasado, todavía no tuvo su correlato de actualización en los textos de cada uno de los impuestos nacionales y provinciales. Por ese motivo, se producen contrastes y contradicciones que deberán ser subsanados a la brevedad por el Congreso Nacional y por los Poderes Legislativos provinciales con el fin de compatibilizar todos los tributos con el nuevo Código.

A continuación, se repasarán los principales aspectos que deberán considerarse para confeccionar las distintas declaraciones juradas:

1. Impuesto sobre los Bienes Personales

A través de la Resolución General 3835, la AFIP publicó en el Boletín Oficial las valuaciones de los automóviles, de las motos, de los títulos públicos y acciones y las cotizaciones de las monedas extranjeras; datos necesarios para confeccionar la declaración jurada de Bienes Personales. Para los que tengan que abonar, por poseer activos que superan $ 305.000, y para los que están inscriptos formalmente en el impuesto, los vencimientos van del 11 al 15 de abril, en función de la terminación del número de CUIT. Como sucede todos los años, el pago del impuesto se podrá efectuar hasta el día siguiente del de la fecha de vencimiento de la declaración jurada. Para los que poseen participaciones en sociedades, con cierre de ejercicio en el mes de diciembre, los vencimientos para la presentación de la declaración jurada van del 9 al 13 de mayo, dependiendo de la finalización del número de CUIT. El pago se podrá realizar hasta el día siguiente al de la fecha de vencimiento.

Los empleados, jubilados y pensionados, que percibieron de ingresos brutos, durante todo el año 2015, más de $ 96.000, tienen el vencimiento de la declaración jurada informativa el 30 de junio de 2016. Como este valor tope de los ingresos, por el que nace la obligación de presentar la declaración jurada, no se actualiza desde el 2007, en este año la mayoría de los trabajadores y muchos jubilados y pensionados deberán cumplir con esta obligación; incluso, a pesar de no haber sufrido retenciones del Impuesto a las Ganancias durante todo el 2015.

Las valuaciones de cada bien se puede obtener desde la página Web de la AFIP, en el siguiente link: http://www.afip.gob.ar/gananciasYBienes/especifica.asp#valuaciones

El programa aplicativo que se utiliza es el que figura en la página Web de la AFIP, bajo la denominación de unificado de "Bienes Personales -Versión 17", del que surge el formulario 762/A.

Quiénes deben declarar:

El Impuesto sobre los Bienes Personales grava los activos que se poseen en el país y en el exterior al 31 diciembre, sin permitirse descontar las deudas, salvo en el caso de los créditos hipotecarios por compra o construcción de vivienda. En la sociedad conyugal, los bienes gananciales tienen que declararlos el marido. La mujer tiene que incluir en su declaración jurada los bienes que han sido comprados con el ejercicio de su oficio o profesión, más sus bienes propios. Los padres tienen que pagar por los inmuebles cedidos a sus hijos en usufructo gratuito.

Bienes gravados y exentos:

- Inmuebles del país: Se toma el valor de escritura convertido a pesos y actualizado por los índices que elaboró la DGI, hasta el mes de marzo de 1992. Luego, se deducen las amortizaciones sobre el valor de la construcción y finalmente ese resultado se compara con el valor fiscal, tomándose el mayor de ambos. Si el inmueble se encuentra en el exterior se incluye al valor de plaza al 31 de diciembre. De tratarse de inmuebles destinados a vivienda, al valor determinado se le puede descontar el monto adeudado por los créditos obtenidos para la compra o construcción. Luego de transcurridos 50 años los inmuebles tienen que seguir computándose para la determinación del impuesto.

- Automóviles: Se incluyen al valor de la tabla que publica todos los años la AFIP. Se consideran durante los 5 años que se encuentran en el patrimonio, sin interesar el modelo. Si se adquieren constituyendo una prenda o un plan de ahorro, el importe adeudado del contrato no se puede deducir.

- Dinero en efectivo: Se incluye cualquiera sea la moneda, que se posee en efectivo o en cajas de seguridad. Las personas que compraron dólar ahorro, deben declarar la tenencia al 31 de diciembre en la medida que no los hayan usado para viajar al exterior o por haberlos vendido en el banco.

- Inversiones: Se consideran los depósitos en cuenta corriente y los fondos comunes de inversión

- Créditos: Se toman los saldos a cobrar al 31 de diciembre.

- Otros bienes computables son: las embarcaciones, los objetos de arte y los patrimonios netos de las empresas unipersonales.

- Por último se computan los bienes del hogar y de uso personal, que no podrán ser por un importe inferior al 5% del total de los bienes gravados.

Las participaciones en cualquier tipo de sociedades, incluidos los fideicomisos no financieros (como por ejemplo los de construcción), no tributan en cabeza de los fiduciantes (inversores) sino que las entidades abonan el 0,5% calculado sobre el patrimonio neto. Igualmente, deben informarse en el aplicativo como exentos, a pesar que en teoría no lo están.

Se encuentran exentos los títulos públicos, los depósitos en caja de ahorro y los plazos fijos, cualquiera sea la moneda en que se constituyeron.

Si la persona física tuviera inmuebles rurales, la nota externa 5/06 de la AFIP determina cómo se tienen que valuar los mismos en Bienes Personales y en Ganancia Mínima Presunta:

1. Inmuebles rurales afectados al patrimonio de una empresa unipersonal. En este caso, los titulares de tales bienes deberán tributar: 1.1. El impuesto a la ganancia mínima presunta.1.2. El impuesto sobre los bienes personales, por la participación patrimonial.

2. Inmuebles rurales inexplotados, arrendados o cedidos en alquiler y que pertenezcan a personas físicas y sucesiones indivisas. Dichos bienes resultan: 2.1. Alcanzados por el impuesto a la ganancia mínima presunta 2.2. Exentos en el impuesto sobre los bienes personales.

3. Inmuebles rurales afectados al patrimonio de una sociedad de hecho, se hallan: 3.1. Alcanzados por el impuesto a la ganancia mínima presunta, recayendo la obligación tributaria en la referida sociedad. 3.2. Gravados por el impuesto sobre los bienes personales, respecto de la participación que posea la persona física o la sucesión indivisa, correspondiendo a: 3.2.1. Los titulares de tales bienes incluir en la declaración jurada del impuesto sobre los bienes personales, el valor de su participación societaria.3.2.2. Las sociedades de hecho con objeto comercial, liquidar e ingresar el tributo.

Pago a cuenta:

El impuesto abonado durante el año 2015 por compra con tarjetas o viajes al exterior y por compra del dólar ahorro, no reintegrado por los empleadores en el 649, puede ser descontado por los empleados del Impuesto sobre los Bienes Personales, pero previamente deberá exteriorizarse en la declaración jurada del Impuesto a las Ganancias como saldo a favor. De la misma manera, podrán computarlo como pago a cuenta los Pequeños Contribuyentes adheridos al Régimen Simplificado de Pequeños Contribuyentes, en la medida que deban pagar Bienes Personales. Los autónomos pueden descontar como pago a cuenta el total percibido en el año sobre compras en el exterior, viajes y dólar ahorro. Si aún queda un remanente el mismo se transforma en un saldo de libre disponibilidad.

2. Participaciones Societarias

Del 9 al 13 de mayo de 2016, operan los vencimientos para la presentación de declaración jurada correspondiente a Bienes Personales, el pago podrá efectuarse hasta el día siguiente al del vencimiento. Todas las sociedades, incluidas las de hecho, pagan este impuesto en cabeza de sus integrantes, con la posibilidad de recuperar luego lo abonado. Los balances que se tienen en cuenta para el cálculo del impuesto son los aprobados por la asamblea societaria. El programa aplicativo que se utiliza es "Bienes Personales- Acciones y Participaciones Societarias - Versión 3.0", del que surge el formulario 899/A. Según la opinión del Fisco, no procede la compensación de este Impuesto, con otros tributos, debido que el mismo tiene carácter de pago único y definitivo para la sociedad, quien actúa como responsable por deuda ajena.

3. Ganancia Mínima Presunta

Del programa aplicativo "Ganancia Mínima Presunta - Versión 9", surge el formulario 715, que deberá ser presentado todas las sociedades comerciales que tienen fecha de cierre de ejercicio en el mes de diciembre y por las empresas unipersonales, del 10 y hasta el 16 mayo de 2016, mientras que el pago también vence el día siguiente. Al liquidar este impuesto hay que tener presente que el mismo funciona como complementario del Impuesto a las Ganancias. Esto significa que el Impuesto a las Ganancias determinado, por el mismo ejercicio, puede tomarse como pago a cuenta de Ganancia Mínima Presunta. Asimismo, lo pagado por Ganancia Mínima Presunta puede descontarse del Impuesto a las Ganancia (no absorbido) durante los diez ejercicios futuros. Un fallo del año pasado, de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo, le dio la razón a un fideicomiso sobre una multa que le había aplicado la AFIP por no haber ingresado este impuesto por las "utilidades presuntas" obtenidas en la construcción de un barrio cerrado. Por este impuesto debe abonarse el 1% sobre el activo que posee la sociedad, cuando el valor de los bienes supera $ 200.000, mínimo que no actualiza por inflación desde 1998, año de su creación. Sin embargo, deja de ser un complemento cuando el contribuyente no obtiene utilidades, ya que no se lo puede deducir y se transforma de esta forma en un tributo patrimonial autónomo.

En el fallo, la parte actora "Fideicomiso San Gabriel" reclamó por las multas aplicadas por la DGI por no haber abonado el impuesto durante el período que va desde el año 2004 al 2009, sobre el activo que poseía en dichos ejercicios. Ante la presentación realizada, el Tribunal Fiscal de la Nación le dio la razón al fideicomiso, medida que fue apelada por la AFIP, pero recientemente fue ratificada por la Cámara en la misma dirección que lo había hecho el Tribunal. Los fundamentos de la sentencia se basaron en la inconstitucionalidad que tiene el impuesto ante la inexistencia de ganancias y sobre la falta de consideración que se hace de los pasivos que pueden tener el fideicomiso en cada cierre de ejercicio. Por otro lado, en contraposición los argumentos de la AFIP habían seguido la línea argumental sobre que el tributo en discusión grava las "ganancias presuntas" que tienen los contribuyentes, respondiendo al objetivo por el que fue creado y que la inexistencia de saldos "sobrantes" no implican que no hayan habido utilidades presuntas en toda la operatoria. Los fideicomisos de construcción, que trabajan al costo, no tienen utilidades propias y al finalizar las obras traspasan los inmuebles individualmente a favor de cada uno de los propietarios que los adquieren, sin quedar un saldo remanente en la contabilidad del fideicomiso. La utilidad la obtiene en realidad la sociedad fiduciaria que administra el fideicomiso, sobre la que se debe pagar el Impuesto a las Ganancias.

Otra distorsión que tiene este impuesto, nacido en la última reforma tributaria integral realizada en los 90, ocurre con las industrias que soportan una carga tributaria mayor a la que tienen las empresas de servicios, por ejemplo. El motivo es porque el 1% se calcula sobre todo el activo que posee la empresa, que en los casos de las industrias es importante por tener incorporados dentro del rubro gravado el valor de los inmuebles, las instalaciones y las maquinarias, con el agravante que no se pueden descontar las deudas. En cambio, las empresas de servicios, que en muchos casos poseen muy poco activo de riesgo, provoca que el impuesto que deban pagar por esas "utilidades presuntas" sea notablemente inferior.

4. Convenio Multilateral

La declaración jurada CM05, correspondiente al Impuesto sobre los Ingresos Brutos, de todas las jurisdicciones adelanta el vencimiento al 16 mes de mayo de 2016, debiendo aplicarse a partir del cuarto anticipo el coeficiente unificado y las bases imponibles jurisdiccionales determinadas. El programa aplicativo "SIFERE", en sus dos versiones, sirven para confeccionar el formulario CM05, correspondiente al año 2015. En esta declaración jurada se informan los pagos mensuales realizados, durante el año calendario 2015, y los ingresos y los gastos del último balance cerrado dentro de ese año.

5. Impuesto a las Ganancias

Los inscriptos en el Impuesto a las Ganancias y los empleados que tienen que ingresar un saldo del impuesto, deben utilizar la Versión 17 del programa aplicativo de Ganancias. Los empleados que sólo tienen que cumplir con el deber de información pueden hacerlo con el aplicativo simplificado que corre desde la página de la AFIP.

Para el cálculo del Impuesto a las Ganancias pueden deducirse las deducciones generales y las deducciones personales, previstas en los artículos 22,23 y 81 de la ley 20.628. Luego, se aplican las escalas anuales establecidas en el artículo 90 de la ley del Impuesto a las Ganancias (Ver cuadro 2).

5.1. Deducciones generales:

Entre ellas se encuentran:

a) Aportes para fondos de jubilaciones, retiros, pensiones o subsidios, siempre que se destinen a la Administración Nacional de la Seguridad Social o a cajas provinciales o municipales, o estuvieren comprendidos en el Sistema Integrado Previsional Argentino. En este punto están el aporte del 11% correspondiente a jubilación y el 3% de la ley 19.032.

b) Descuentos con destino a obras sociales correspondientes al beneficiario y a las personas que revistan para el mismo el carácter de cargas de familia autorizadas; y cuotas sindicales correspondientes a las cotizaciones ordinarias y extraordinarias de los afiliados y a las contribuciones de solidaridad pactadas en los términos de la ley de convenciones colectivas, de acuerdo a lo establecido en el Artículo 37 de la Ley 23.551. Dentro de estos conceptos se encuentra el aporte del 3% con destino a la obra social y porcentaje de afiliación al sindicato y demás aportes establecidos en los convenios colectivos de trabajo.

c) Importes que se destinen a cuotas o abonos a instituciones que presten cobertura médico asistencial, correspondientes al beneficiario y a las personas que revistan para el mismo el carácter de cargas de familia autorizadas. El importe a deducir por dichos conceptos no puede superar el 5% de la ganancia neta del ejercicio acumulada hasta el mes que se liquida. Se incluyen aquí las diferencias de planes de cobertura médica abonados por los empleados, los planes de emergencias de ambulancias y el porcentaje del 1,5% descontado en el recibo de sueldos por familiar adherido a la obra social.

d) Primas de seguros para el caso de muerte, hasta el importe anual de $ 996,23.

e) Gastos de sepelio del contribuyente o de personas a su cargo, definidas por la ley. Hasta la suma anual de $ 996,23.

f) Para el caso de corredores y viajantes de comercio: los gastos estimativos de movilidad, viáticos y representación, amortización impositiva del rodado y, en su caso, los intereses por deudas relativas a la adquisición del mismo, de acuerdo con las disposiciones de la Resolución General 2169 (DGI) y sus modificaciones, y los valores fijados por la Resolución General 3503 (DGI).

g) Donaciones a los fiscos nacional, provinciales y municipales y a las instituciones comprendidas en el Artículo 20, incisos e) y f), de la ley del gravamen, en las condiciones dispuestas por el Artículo 81 inciso c) de la misma, hasta el límite del 5% de la ganancia neta del ejercicio, acumulada hasta el mes que se liquida. El requisito es que la entidad se encuentre reconocida como exenta por la AFIP.

h) Otros importes que correspondan a descuentos obligatorios establecidos por ley nacional, provincial o municipal. En algunas provincias hay establecidos porcentajes de deducción en los sueldos destinados a determinados fines específicos.

i) Honorarios correspondientes a los servicios de asistencia sanitaria, médica y paramédica abonados por: Hospitalización en clínicas, sanatorios y establecimientos similares. Prestaciones accesorias de la hospitalización. Servicios prestados por los médicos en todas sus especialidades. Servicios prestados por los bioquímicos, odontólogos, kinesiólogos, fonoaudiólogos, psicólogos, etc. Servicios prestados por los técnicos auxiliares de la medicina. Todos los demás servicios relacionados con la asistencia, incluyendo el transporte de heridos y enfermos en ambulancias o vehículos especiales. La deducción procederá siempre que la prestación haya sido efectivamente facturada por el prestador del servicio y hasta un máximo del 40% del total facturado. Luego, el importe total de las deducciones admitidas por estos conceptos no podrá superar el 5% de la ganancia neta del ejercicio.

j) Intereses correspondientes a créditos hipotecarios que les hubieran sido otorgados por la compra o construcción de inmuebles destinados a la casa habitación, siempre que hubieran sido otorgados a partir del 1 de enero de 2001 (ley 25.402). El tope anual es de $ 20.000.

No es condición que los inmuebles sean nuevos, tampoco se habla de única propiedad y los créditos hipotecarios no necesariamente tienen que ser bancarios.

k) Aportes al capital social o al fondo de riesgo efectuados por los socios protectores de sociedades de garantía recíproca previstos en el Artículo 79 de la Ley 24.467 y sus modificatorias. No tiene tope de deducción. Estos aportes deben mantenerse por dos años para no pagar impuesto a las ganancias y luego el capital se puede recuperar.

l) Importes abonados a los trabajadores domésticos en concepto de contraprestación por sus servicios y los pagados para cancelar las contribuciones patronales.

El importe máximo a deducir por los conceptos señalados no podrá superar la suma correspondiente a la ganancia no imponible definida en el inciso a) del Artículo 23 de la Ley de Impuesto a las Ganancias, que rige para cada caso.

En el caso de los automóviles, no podrá deducirse en concepto de amortizaciones el costo de adquisición, importación o valor de plaza, si son de propia producción o alquilados (leasing) importes superiores a $ 20.000. Además, no podrán deducirse anualmente gastos en combustibles, lubricantes, seguros, reparaciones ordinarias, y en general todos los gastos de mantenimiento y funcionamiento de automóviles en tanto no sean bienes de cambio, cuando superen la suma de $ 7.200. Ambas limitaciones no existen en los automóviles cuya explotación constituye el objeto principal de la actividad gravada (artículo 88 ley 20.628).

5.2. Deducciones personales:

Luego se computan las deducciones personales previstas en el artículo 23 de la ley 20.628. Los importes para los autónomos fueron establecidos por el decreto 244/13, para los empleados en relación de dependencia rige el decreto 1242/13 y la Resolución General 3770 de la AFIP. Se clasifican en: a) Mínimo no imponible: Pueden considerarlo todos los que residieron más de seis meses en el año calendario en el país, de manera continua o discontinua, para los autónomos asciende a $ 15.552. b) La deducción especial puede ser computada por todos los empleados en relación de dependencia y los autónomos. El importe anual de este concepto para los autónomos asciende a $ 15.552 y para los empleados surge luego de elevar el monto del mínimo no imponible 3,8 veces. No obstante, el incremento de la deducción especial no se puede computar en los casos de jubilaciones obtenidas por regímenes especiales (jubilaciones de privilegio), salvo las de regímenes de insalubridad.

El requisito del cómputo para los contribuyentes individuales es tener haber cumplido con el pago de autónomos a la fecha de la declaración jurada, incluso haber pagado correctamente la categoría correspondiente. c) Las Cargas de Familia de los vínculos previstos en la ley 20.628 (artículo 23), en la medida que ellos no perciban ingresos anuales netos que superen el importe del mínimo no imponible vigente para el autónomo y para cada trabajador; que hayan residido más de seis meses en el año calendario en el país y únicamente podrán ser descontados por el vínculo más cercano que posea ingresos imponibles.

Vínculos vigentes (importes para los autónomos): 1. cónyuge 17.280, no se permite concubina. 2. hijo, hija, hijastro o hijastra menor de 24 años o incapacitado para el trabajo: $ 8.640.

3. Otras cargas: $ 6.480 descendiente en línea recta (nieto, nieta, bisnieto o bisnieta) menor de 24 años o incapacitado para el trabajo; por cada ascendiente (padre, madre, abuelo, abuela, bisabuelo, bisabuela, padrastro y madrastra); por cada hermano o hermana menor de 24 años o incapacitado para el trabajo; por el suegro, por la suegra; por cada yerno o nuera menor de 24 años o incapacitado para el trabajo. Las deducciones previstas en el artículo 23, inciso b), se harán efectivas por períodos mensuales, computándose todo el mes en que ocurran o cesen las causas que determinen su cómputo (nacimiento, casamiento, defunción, etc.).En caso de fallecimiento, las deducciones previstas en el artículo 23 se harán efectivas por períodos mensuales, computándose todo el mes en que tal hecho ocurra. Por su parte, la sucesión indivisa, aplicando igual criterio, computará las deducciones a que hubiera tenido derecho el causante.

La incidencia impositiva del aguinaldo

A pesar que el aguinaldo se encuentra alcanzado por el Impuesto a las Ganancias, en el año 2015, como se hizo en otras oportunidades, se eximió del Impuesto a las Ganancias al aguinaldo correspondiente a los empleados que, en el período julio a diciembre de 2015, no hayan devengado remuneraciones mensuales brutas superiores a $ 30.000 (Decreto 152/15). En este caso, para determinar el monto límite el decreto no definió si se consideran todos los conceptos que integran la remuneración o sólo los conceptos habituales que se perciben. Regiría lo literal de la norma.

Deducciones personales año 2015

Para determinar la categoría del los empleados frente al Impuesto a las Ganancias, tuvo vigencia lo establecido por el decreto 1242/13. Después de la publicación de la Resolución 3770 de la AFIP, para el 2015 existieron 14 categorías de deducciones personales para el Impuesto a las Ganancias. Los que define la inclusión en cada categoría, son los sueldos devengados en los ocho primeros meses del año 2013, y en muchos casos, independientemente lo que se percibió después. Para definirse la categoría de empleado frente a Ganancias, sólo debieron considerarse los rubros habituales; o dicho de otra forma, tienen que haberse devengado por lo menos en seis de los ocho meses de referencia.

Las categorías de Ganancias

Empleados que en 2013 no superaron los $ 15.000 de sueldo bruto, no pagaron impuesto, independientemente lo que ganaron después. En estos casos, el rubro de la deducción especial se incrementa hasta neutralizar las remuneraciones.

Empleados con sueldos del 2013, por más de $ 15.000 hasta $ 25.000: Rigieron las deducciones aprobadas por la AFIP, mediante la Resolución General 3770 en donde se crearon seis subcategorías de trabajadores, con diferentes importes para las deducciones personales. Empleados con sueldos del 2013 superiores a $ 25.000: deducen los importes de las deducciones personales establecidas por el decreto 244/13; o sea, sin beneficios. Si redujeron sus ingresos, por cobrar menores salarios o porque se jubilaron, se incluyen en las nuevas categorías en función de los ingresos percibidos en el 2015.

Empleados que ingresaron a trabajar en relación de dependencia a partir de septiembre de 2013: considerarán el primer mes de sueldo cobrado para definir el encuadre frente a Ganancias, prevaleciendo lo que dice la Resolución de la AFIP 3525 por sobre la 3770, que dicen, sobre el mismo tema, lo contrario. La Resolución de AFIP 3770 también prevé importes especiales (superiores) para las deducciones personales de los empleados que trabajan en zona patagónica. (Ver cuadro 3)

6. Facilidades pago

Por medio de la RG 984 de la AFIP, los contribuyentes (personas físicas y las jurídicas) del Impuesto a las Ganancias y de Bienes Personales (incluso participaciones societarias) pueden solicitar un plan de pagos de hasta 3 cuotas, para abonar esos dos impuestos. Las características son las siguientes: a) No deberá exceder de 3 cuotas, que serán iguales -en lo que se refiere al capital a amortizar-, mensuales y consecutivas. Las cuotas segunda y tercera devengarán un interés de financiamiento del 1% sobre saldos y se calcularán aplicando la fórmula que figura en el anexo de la Resolución de la AFIP. b) El importe de cada una de las cuotas, excluidos los intereses de financiamiento, no puede ser inferior a $ 250. c) La primera cuota se ingresará juntamente con la presentación de la declaración jurada. De tratarse de presentaciones efectuadas con anterioridad a la fecha de vencimiento general, el ingreso de dicha cuota deberá realizarse hasta esta última fecha. d) Las cuotas restantes se cancelarán hasta el día 22 de cada mes, a partir del inmediato siguiente a aquél en que se produzca la presentación de la declaración jurada o el vencimiento general, lo que fuera posterior. Cuando la fecha prevista para el vencimiento de las cuotas coincide con día feriado o inhábil, se trasladará al día hábil administrativo inmediato siguiente. Puede hacerse plan de pagos sobre las declaraciones juradas originales y sobre las rectificativas, y en este último caso en la medida que no se haya confeccionado un plan de este tipo sobre la declaración original.

7. Pagos a cuenta:

El Impuesto sobre los débitos y créditos bancarios (Ley 25.413) puede computarse como pago a cuenta, indistintamente, de las declaraciones juradas anuales del Impuesto a las Ganancias o de Ganancia Mínima Presunta (Decreto 380/01 y RG 2111 AFIP). Este crédito se puede descontar hasta la concurrencia del Impuesto a las Ganancias o Mínima Presunta, no pudiendo generar saldo de libre disponibilidad. Como también se puede descontar de los anticipos, si estos adelantos contienen una parte que ha sido compensada con el Impuesto sobre los débitos y créditos, deberán extraerse al informarlos en la declaración anual, porque de lo contrario generarían también saldo de libre disponibilidad. El porcentaje autorizado a computar como pago a cuenta, es el 34% del importe retenido del impuesto por las acreditaciones bancarias.

En cuanto al Impuesto percibido por compras con tarjeta, viajes al exterior o adquisición de dólar ahorro, según la Resolución de la AFIP 3819, podrá ser computado como pago a cuenta de la siguiente manera: a) Los contribuyentes adheridos al Régimen Simplificado y que no resulten responsables del Impuesto a las Ganancias: sobre el Impuesto a los bienes Personales; b) Los demás contribuyentes (autónomos, empleados y jubilados): sobre el Impuesto a las Ganancias.

El Dr. Jose Luis Ceteri es Contador Público, asesor tributario, autor de diferentes libros sobre la especialidad, expositor en eventos y jornadas en diferentes Entidades Profesionales, Universidades y Cámaras Empresarias