Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

¿Los controladores fiscales de nueva tecnología son necesarios?

En noviembre de 2016 se homologaron controladores fiscales de nueva tecnología de tres empresas proveedoras distintas -RG(AFIP) 3954-. Estos equipos inician una nueva etapa en el cumplimiento de las obligaciones de facturación reemplazando paulatinamente a aquellos que hoy se encuentran en uso, conforme a un cronograma que difundirá la AFIP.
Como es habitual, los costos de adquisición y puesta en marcha de los nuevos equipos serán asumidos por los propios contribuyentes que deberán reemplazar equipos en uso para cumplir con esta nueva obligación fiscal.
El control de facturación en comercios con ventas masivas a consumidores finales es el puntapié inicial para controlar la formalidad de las transacciones económicas.
Sin embargo recordando el tiempo transcurrido observamos que paulatinamente hemos pasado de un sistema de facturación heterogéneo a su estandarización [con la ya derogada RG(DGI) 3419/91], hemos declarado las modestas máquinas registradoras, luego adoptamos los controladores fiscales, y ahora iremos por más, implementando los controladores fiscales de nueva tecnología…
También el fisco ha logrado materializar en la ley 11683 una serie de herramientas de "cohesión" para lograr que se declaren las operaciones comerciales: por ejemplo existe la sanción de multa y clausura por no facturar (art. 40), la sanción de multa a consumidores finales que no solicitan su comprobante de compra (art. 10), se ha creado la figura del agente fedatario [art. 35 inc. g)], donde un agente fiscal haciéndose pasar por un comprador puede una vez constatada la falta de emisión de comprobantes hacer una multa por dicha omisión.
También se ha creado el "Data Fiscal" que permite a los consumidores finales a través de un teléfono móvil con acceso a internet reportar irregularidades a la AFIP, en reemplazo de los carteles que debían exhibirse señalando la obligación de solicitar facturas y/o tickets.
Pero todo esto parece no haber alcanzado y ahora vamos por los controladores fiscales de nueva tecnología. ¿Ellos resolverán definitivamente el problema de falta de facturación?.....
Debemos reflexionar si la falta de facturación está relacionada con la sofisticación del equipo que está en condiciones de emitir los comprobantes, o se debe a otras causas entre las que no se descarta la falta de utilización de los distintos recursos con los que cuenta la AFIP para fiscalizar a aquellos que no cumplen con sus obligaciones, porque incorporar equipos nuevos implica asumir un costo.
En la idea de aliviar financieramente a las Pymes por un lado se instrumentan medidas financieras favorables como el diferimiento en el ingreso del IVA -RG(AFIP) 3945- y por otro lado esas mismas Pymes soportarán los costos económicos de comprar estos nuevos equipos.
Así como están dadas las cosas los mayores costos de facturación recaen en todos los contribuyentes que lógicamente los trasladarán a los consumidores finales como parte del costo de los productos, ¿pero este nuevo esfuerzo nos librará de la falta de emisión por parte de aquellos que no cumplen con sus obligaciones? ¿Estaremos viendo el final de la historia o el futuro nos volverá a sorprender con nuevas obligaciones?....
Quizás el fisco recapacite…

(*) El Dr. Mario Rapisarda es Contador Público Nacional especialista en temas tributarios. Graduado en UNLZ, siendo su mail mjrapisarda8@gmail.com

Más notas de tu interés

Comentarios2
German Garcia Gavuzzo
German Garcia Gavuzzo 12/12/2016 04:02:57

Dice: "herramientas de cohesión", debe decir: "herramientas de coerción"

Raul Nieto
Raul Nieto 12/12/2016 09:23:01

Estos nuevos sistemas deben permitir la devolucion generalizada de una parte del IVA hacia el consumidor beneficiando al comerciante que cumple y sobre todo al ciudadano bajando su carga impositiva