Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Homenaje a Carlos Miguel Tacchi

La Coordianción General del Suplemento ha tenido la satisfacción de compartir momentos profesionales y personales con el Dr. Carlos Miguel Tacchi, y conocer a su esposa Ana quien fue su mejor colaboradora, destacando su calidad de trabajador incansable para introducir una nueva cultura de cumplimiento fiscal en nuestro país, recordando que una de sus frases era que debemos controlar los elefantes que se llevan los diamantes y no a las pequeñas hormiguitas.

por  MARIO JUAN RAPISARDA (*)

(*) Contador Público Nacional especialista en temas tributarios. Graduado en UNLZ, siendo su mail mjrapisarda8@gmail.com
0
Homenaje a Carlos Miguel Tacchi

Hoy en el suplemento Fiscal & Previsional rendimos homenaje a quien fuera nuestro Secretario de Ingresos Públicos desde 1991 a 1995, al cumplirse el próximo domingo 28 de mayo de 2017 diecinueve años de su partida.

Carlos Tacchi trabajó incansablemente en la lucha contra la evasión impositiva haciéndose cargo de enseñarle a toda la sociedad ¿Para Qué? y ¿Por Qué? se debían pagar los impuestos. Fue en esa cruzada donde forjó la idea de crear una culturización tributaria en la ciudadanía.

También creó un grupo de inspección de elite denominado "los intocables" destinado a perseguir a los grandes evasores para que la sociedad tuviera la prueba palpable de que los poderosos también estaban al alcance de la DGI.

Años antes de su llegada a la Secretaría de Ingresos Públicos, estaba instalada en la sociedad la idea de que era más fácil ganar el PRODE que tener una inspección de la DGI, lo que demuestra en qué contexto asumía su cargo y el enorme legado que nos dejó posicionando a la DGI frente a la sociedad.

Los que tuvieron el honor de conocerlo personalmente destacan su intachable honestidad, la pasión y la férrea convicción con la que llevaba a cabo su trabajo sin importar el obstáculo que se le interpusiera.

Tan convencido estaba que la ciudadanía debía pedir la factura de compra en los comercios (porque si no lo hacía le estaban robando el IVA incluído en el precio de venta), y que evadir no era una avivada sino que se le estaban cercenando recursos a la sociedad, que fruto de su pasión dejó escapar en un conocido programa de televisión su frase más recordada, golpeando fuertemente la mesa… "Voy a hacer Mierda a los Evasores"!!.

Mucho de lo que hoy tenemos sin duda se lo debemos a él. Instaló el camino de la doble vía señalando que el impuesto no era para que se lo guarde el estado sino que la administración de ese dinero debía volver a la sociedad en mejores servicios, salud, educación, seguridad, etc. Podemos advertir que le tocó hacer docencia en los dos planos de la ecuación Estado-Sociedad con la complejidad que ello implicaba.

Por su trabajo recibió elogios de todo tipo, incluso de empresarios y del Fondo Monetario Internacional al haber suprimido en su gestión casi 20 impuestos distorsivos y cuadruplicar los niveles de recaudación poniendo el foco en la lucha contra la evasión.

Hoy Tacchi está más vigente que nunca!!! Experimentamos un nivel de evasión que se estima cercano al 30%, todavía es difícil que en algunos comercios se extienda la factura de venta y algunos consumidores son renuentes a solicitarla porque piensan que eso no les afecta.

Por otro lado tenemos un exitoso blanqueo de capitales, y una reforma tributaria en ciernes, que tiene por delante modificar nuestro complejo sistema impositivo.

Si Carlos Tacchi estuviera hoy en funciones no dudemos que estaría trabajando arduamente haciendo sus aportes para el éxito de la reforma tributaria, porque ese es el éxito que como sociedad debemos perseguir (contar con impuestos justos y abonados por todos los obligados, sin excepción).

Como Tacchi nos enseñó; evadir impuestos es sacarle el dinero que al estado le corresponde para ser devuelto a la sociedad en mejores servicios de Salud, Educación, Seguridad, etc….

Pero evadir también es un pecado, entonces perseguir evasores es una tarea digna del aprecio Celestial...

Recordemos a Carlos Miguel Tacchi este domingo, un funcionario íntegro y puro como pocos, y aquellos que creemos en Dios pidámosle que el espíritu de Carlos Tacchi inspire desde el cielo a los funcionarios encargados de la reforma tributaria para que empecemos a construir -con el compromiso de todos- la sociedad que nos merecemos, que muchos soñamos y por la que Carlos Tacchi trabajó, siendo un pionero en ese camino.

Carlos Miguel Tacchi…gracias por su legado!!!!