Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Fondos comunes parking y como ganarle a la inmovilización del blanqueo en efectivo

Con la aprobación por parte de la Comisión Nacional de Valores de los primeros Fondos Comunes de Inversión Abiertos (1), comienza a materializarse la última etapa de implementación de instrumentos de inversión del Sinceramiento Fiscal (2).
Sin embargo, queda mucho camino por recorrer en materia de exteriorización de bienes y tenencias. Ello no responde al tiempo que falta para el cumplimiento de determinados plazos, que por cierto, se encuentran "a la vuelta de la esquina" (3), sino porque siguen sin convencer a los asesores financieros, los plazos de inmovilización previstos en la ley de Sinceramiento Fiscal, en su decreto reglamentario y/o en las normas que publicaron los diversos organismos involucrados.
Especialmente, el dinero guardado en el "colchón" continúa sin encontrar un incentivo rentable para salir a la luz. En tal sentido, ningún convenio GAFI, ni acuerdo de información bilateral y/o multilateral, detenta el poder suficiente, para rastrear, los fondos que se encuentran al margen del circuito financiero formal.
El problema radica fundamentalmente en que ese dinero debiera permanecer inmovilizado por un plazo de seis meses o hasta el 31 de marzo de 2017, lo que ocurra con posterioridad.

Time is money

Si bien es cierto que existen alternativas a la inmovilización antes referenciada, mediante la inversión de los fondos exteriorizados en la adquisición de bienes inmuebles y/o muebles registrables, dicha conceptualización tiene un sentido sumamente estricto.
Resulta necesario un fuerte incentivo para captar esos "invisibles fondos líquidos". Oportunamente, los estructuradores de negocios intentaron "succionar" los mismos tratando de convencer al Fisco Nacional que atento a que las acciones societarias detentan naturaleza jurídica de bienes muebles registrables, eran el instrumento ideal, para "entretener" el dinero durante esos impensados seis meses, otorgándole trazabilidad al trading realizado con las mismas, y otorgándole una renta adicional al sujeto sincerante que al mismo tiempo le permitiera afrontar el pago del tributo especial.
Contrario sensu, el Órgano Recaudador, mediante una aclaratoria en su sitio web (4), ha manifestado en la consulta ID 20681809 que "las acciones y los títulos públicos, entre otros instrumentos financieros, no son bienes muebles registrables en los términos del Artículo 44 de la Ley 27.260", desarticulando cualquier incentivo a favor de la exteriorización del efectivo.
Quedará para otra oportunidad analizar la validez jurídica de dicha respuesta y su interposición en un tribunal judicial, sin embargo, continúa sin solución el tema de fondo, y para cuando se resuelva tal circunstancia probablemente se encuentren vencidos todos los plazos legales.

Fondos Comunes de Inversión Parking

Los FCI Abiertos aprobados por la Comisión Nacional de Valores, tal vez entreguen ese incentivo que le negaron a la compra venta de acciones. Los mismos reciben la ingeniosa denominación de "parking", pues es donde se alojará el dinero hasta que encuentre su destino definitivo.
Llegado este punto de análisis, cabe preguntarse si afectado el dinero en efectivo a un Fondo Común Parking, ¿el sujeto sincerante podría desistir de aplicarlos a un FCI Cerrado?.
La respuesta llega en el propio Decreto Reglamentario de la ley de Sinceramiento (5), a través de sus artículos 9° y 10. En tal orden de ideas, hasta que se constituyan y aprueben los FCI Cerrados, podrá invertirse los mismos en Fondos Parking, hasta el 10 de marzo de 2017 -fecha límite para a la adquisición de cuotapartes de un FCI Cerrados-.
Sin embargo, en el caso de no concretarse la adquisición de cuotapartes de FCI Cerrados antes de esa fecha, se establece que deberá abonarse el impuesto especial determinado sobre el monto que resulte mayor entre los fondos declarados e invertidos en cuotapartes de FCI Abiertos y el producido total del rescate de las cuotapartes de dichos fondos, conforme las siguientes alícuotas: a) Del DIEZ POR CIENTO (10%) cuando el rescate se efectúe antes del 31 de diciembre de 2016, inclusive y/o b) Del QUINCE POR CIENTO (15%) cuando el rescate se realice desde el 1º de enero hasta el 10 de marzo de 2017, inclusive.
Es decir que el propio decreto reglamentario, admite el arrepentimiento de la afectación a este tipo de inversión, y exonera al sujeto sincerante de toda responsabilidad pagando exclusivamente el impuesto previsto para el caso general.
A mayor abundamiento, pareciera que resulta más rentable, predisponer los fondos hacia la utilización de Fondos Parking y arrepentirse antes de aplicarlos a los FCI Cerrados que, afectarlos aplicarlos a una cuenta de inmovilización por seis meses. Ello así, atento a que mientras los Fondos Parking permiten obtener cierta rentabilidad, la cuenta inmovilizadora propone una renta igual a cero.
Ratifica lo expresado anteriormente el hecho que los fondos Parking, tal como manifestara la propia Comisión Nacional de Valores en un comunicado, deberán estar conformados exclusivamente por bonos y letras del Tesoro nominados en dólares, con un plazo de vencimiento de hasta un año desde la fecha de suscripción, lo que implica renta segura, salvo default.

El procedimiento para acceder a los Fondos Parking

Conforme ha establecido el Banco Central en su Comunicación "A" 6022 (6) -en clara violación al artículo 44 de la Ley 27.260, que explícitamente excluye a los Fondos Comunes de Inversión-"los fondos depositados deberán permanecer indisponibles por un plazo no menor a 6 meses o hasta el 31.3.17 inclusive, contados desde cada imposición, lo que resulte mayor. Las entidades financieras solo podrán admitir débitos de fondos antes del vencimiento del período precedentemente mencionado cuando se destinen a la suscripción de cuotapartes prevista en el artículo 42, inciso b), y/o al pago del impuesto del artículo 41 de la Ley 27.260. Los débitos de los fondos acreditados en estas cuentas deberán efectuarse exclusivamente mediante transferencia a la correspondiente cuenta en moneda nacional o extranjera, según corresponda, del agente de custodia de productos de inversión colectiva del fondo común de inversión abierto o cerrado en el que el titular opte por invertir, de conformidad con la reglamentación que se dicte".
En función de lo normado, algún asesor financiero ávido de liquidez, podría sugerir que una vez acreditado el dinero en los Fondos Parking, se proceda, inmediatamente, a realizar el rescate de la totalidad de los mismos o, a esperar, como máximo hasta el 10 de marzo de 2017, conforme la estructuración financiera que desee realizar, siempre que no desee permanecer inmovilizado en un FCI Cerrado por cinco años, para invertir en otro segmento de mayor liquidez y rentabilidad.
La situación antes descripta, encuentra sustento en la propia modificación (7) realizada por la AFIP al artículo 23 de la Resolución General reglamentaria del Sinceramiento que estipula que los fondos en efectivo no necesariamente deben ser depositados en la cuenta inmovilizadora sino que "los fondos que pueden afectarse a la adquisición de tales instrumentos [FCI] son los correspondientes a la tenencia de moneda nacional o extranjera, depositados -en el exterior o en el país- a la fecha de preexistencia y aquellos que se encontraban en efectivo en el país a esa fecha y fueran objeto del depósito previsto en el inciso c) del Artículo 38 del mencionado texto legal; así como los obtenidos de la realización en fecha posterior a la de preexistencia, de cualquiera de los demás bienes indicados en el citado artículo, hasta la concurrencia del importe correspondiente al valor declarado en el sistema de declaración voluntaria".
Lamentablemente, la Comisión Nacional de Valores, mediante la Resolución General N° 672 (8), ha establecido que sólo podrán ser partícipes de los FCI Cerrados, aquellos sincerantes que puedan suscribir cuotas partes superiores a USD 250.000 y hasta USD 10.000.000, dejando sin incentivo para salir del colchón a todo el espectro inferior.
Sin perjuicio de ello, cabe concluir entonces, que conforme la normativa vigente, podría evitarse la inmovilización de seis meses, por lo menos, hasta que una nueva respuesta en el sitio web de AFIP, violente el principio de reserva, y establezca lo contrario.

(1) En adelante se denominarán a los Fondos Comunes de Inversión Abiertos, FCI Abiertos, y a los Fondos Comunes de Inversión Cerrados, FCI Cerrados.
(2) Ley 27.260. Régimen de Sinceramiento Fiscal. Libro II Título I. B.O. 22/07/2016.
(3) En el caso de tenencia de dinero en efectivo en el país, el plazo para realizar el depósito en una entidad financiera expira el día 31 de octubre de 2016, conforme lo establece el artículo 38, inciso c) de la Ley 27.260, sin perjuicio que el VEP de pago a cuenta podrá ser regenerado hasta el 24 de octubre de 2016, antedatando la fecha prevista en la ley.
(4) www.afip.gov.ar ABC - Consultas y Respuestas Frecuentes sobre Normativa, Aplicativos y Sistemas.
(5) Decreto Reglamentario 895/2016. B.O. 28/07/2016.
(6) Comunicación "A" 6022. Banco Central de la República Argentina. B.O. 18/08/2016.
(7) Resolución General 3.934 (modificatoria de la RG AFIP 3.919). Administración Federal de Ingresos Públicos. B.O. 24/08/2016.
(8) Resolución General N° 672. Comisión Nacional de Valores. B.O. 29/07/2016.

Julián Ruiz. Contador Público (UBA). Socio de Ruiz & Asociados. Asesor de Mercado de Capitales julianruiz@ruizasesores.com.ar Twitter: @ruizasesores