Lunes  13 de Mayo de 2019

Contrato asociativo especial de explotación frutihorticola

Contrato asociativo especial de explotación frutihorticola

Es característico el rasgo emprendedor del productor agropecuario en general y el horticultor en particular, que lo llevan inevitablemente después de cada ciclo productivo a invertir lo que ha ganando o aún mas, a endeudarse, incorporando tecnología de vanguardia, para lograr así una producción que no sólo le garantice la optimización de beneficios, sino que satisfaga su propia auto exigencia con respecto a la calidad de su producto y le confirme que está en la senda correcta.

Esa tecnificación ha producido cambios, tales como la transformación de zonas de verdes paisajes, en grandes sábanas blancas producto de la cobertura con invernaderos; y, dentro de ellos a mejorar cada día la forma de explotación sin descuidar el medio ambiente y en particular el suelo al que tanto respeta.

De esta forma, se obtienen productos de una calidad y presentación acorde a los requerimientos de los consumidores cada vez más exigentes.

Otro signo propio de este proceso de tecnificación, es la mecanización progresiva de las tareas, sobre todo en cultivos más extensivos.

Lo que no cambia, sino que sigue vigente desde hace décadas, es la modalidad de trabajo asociado; una contratación especifica de la horticultura, que, tomando las características de la aparcería agrícola de la ley 13.546 y modificatorias (1), más ciertas particularidades especiales por el tipo de actividad, dan como resultado esta unión sinérgica entre las partes contratantes.

En cuanto congreso, jornada o reunión de interés profesional hemos levantado la voz a efectos de poder posicionar en la agenda le las autoridades legislativas y ejecutivas esta realidad que, se da de hecho, y que funciona como una alianza estratégica entre las partes involucradas, pero, al no tener la regulación específica que necesita, debe ocultarse detrás de un disfraz de relación de dependencia a efectos de que los dadores de este contrato no queden tachados de infractores, cuando no, de delincuentes amigos de trabajar en las tinieblas de la irregularidad.

Vale aclarar que esta modalidad de trabajo replica en todos los cordones frutihortícolas del país.

Se trata de una situación de hecho, donde un productor frutihortícola, -dueño o arrendatario de la tierra-, junto a su familia, realiza el cultivo asociado con otro sujeto denominado quintero asociado (porcentajero o mediero), en forma mancomunada, sinérgica y solidaria, tomando ambos las decisiones y asumiendo juntos los riesgos de la explotación.

Uno de ellos aporta la tierra y capital necesario para llevar adelante la producción y el otro, la mano de obra y la organización de la misma; una vez obtenidos los frutos los reparten o los venden en conjunto y, luego distribuyen los resultados.

En algunos establecimientos, -dependiendo de su magnitud-, existen también, otros trabajadores asalariados y, estos si, en relación de dependencia tanto del dueño de la explotación (como tractoristas, encargados, etc.), como del quintero asociado (jornaleros o mensualizados), a los que no nos referiremos en este artículo debido a que su registración se enmarca en la ley 26.727 de trabajo agrario.

Es evidente que la extensa vigencia de esta forma contractual que nos ocupa, demuestra tal como han dicho Brebbia y Malanos (2) al referirse al contrato asociativo de explotación tambera-, las bondades y aciertos que permite beneficiar por igual a ambas partes contratantes.

El hecho es que, el contrato asociativo de explotación frutihorticola que se da en la realidad, es idéntico al contrato asociativo de explotación tambera, pero este último, es regulado por una ley en tanto que el primero no corre la misma suerte (3) .

Al trabajo rural, no se lo puede asimilar al trabajo urbano, porque simplemente es distinto; el campo y su gente tienen su idiosincrasia y forma de realizar las tareas (se descansa cuando llueve porque no se puede realizar el trabajo, se trabaja duro cuando hay que cosechar la producción madura, etc).

Es objetivo primordial de los tiempos que transcurren lograr la trazabilidad de los alimentos, la identificación y correcta registración de los actores involucrados y, a la par, la simplificación del estado.

En fin a su cumplimiento entes tales como AFIP, SENASA, y otros, han creado una cantidad de registros que otorgan la posibilidad de revelar las relaciones que de hecho se dan en distintas actividades (SISA, ROI, RENSPA, etc).

Estamos convencidos que, posibilitar la registración de este contrato asociativo de explotación frutihorticola, creando la plataforma adecuada en el marco regulatorio de la ley 13.246 y sus modificatorias, -debido a que se trata de una aparcería con ciertas modalidades especificas que deberían plasmarse en una lista de requisitos mínimos para su validez-, cumpliría el doble objetivo de:

l respetar la voluntad de los particulares, productores emprendedores que no quieren quedar cautivos de una contratación laboral que los encasille en la obtención de un salario de por vida, sino que quieren ser parte del negocio, trabajar duro, correr riesgos y, luego ser dueños de su propio emprendimiento, y, a la vez,

l velaría por la preservación de sus derechos de ambas partes involucradas.

Esto facilitara a los productores la adopción de las buenas prácticas tanto en lo productivo como en lo administrativo, para que, a la par de la modernización tecnológica, cumplan con las normas administrativas, tributarias y laborales que rigen al sector, en pos de una sociedad más justa y respetuosa de los derechos de todos los ciudadanos pero dotada de la seguridad jurídica necesaria.

Esta registración del contrato asociativo de explotación frutihorticola, estableciendo obligaciones y derechos de ambas partes contratantes, y, a la vez, identificándolas, facilitaría el control de las autoridades de la producción y del trabajo porque, constituidos en un establecimiento podrían verificar claramente el rol de cada uno de los actores involucrados, cuáles son trabajadores dependientes y, cuáles no lo son.

Es importante que las autoridades acompañen a los sectores productivos fomentando los emprendimientos, en este caso los rurales, que posibilitan que las familias permanezcan en sus lugares de origen fortaleciendo de este modo el entramado social de las áreas rurales evitando la migración desolada hacia las periferias de los centros urbanos.

Una gran parte de los establecimientos frutihorticolas pertenecen a productores que se iniciaron como quinteros asociados a un dador que les ofreció esa oportunidad. Siendo esta una muestra más de lo inclusivo de este sistema de contratación.

Como profesionales asesores siempre hacemos docencia desde nuestro humilde lugar, acompañando a los productores frutihorticolas en el cumplimiento de sus obligaciones quienes no quieren que se tilde al sector de marginal por incumplidor y de esta forma se desprestigie el trabajo tan duro que realizan día a día en sus campos.

Y, en ese objetivo, nos enmarcamos a la hora de sugerir una formalización de estas relaciones fácticas que vemos como se establecen permanentemente y a través de los años.

(1) Ley 13.246 de arrendamientos y aparcerías rurales.

(2) Fernando P. Brebbia y Nancy L. Malanos, Tratado teórico práctico de los contratos agrarios, Actualización, Rubinzal - Culzoni Editores, 2002

(3) Análisis comparativo de los contratos de mediería frutihortícola y asociativo de explotación tambera. Dos contratos iguales con distinto tratamiento legal" ,Fraboni, Marcela 16º Congreso Nacional de Profesionales en Ciencias Económicas, Rosario, 2007

La Dra.Marcela H. L. Fraboni, es Contadora Pública UNMDP, Especialista en Tributación y Procedimiento Tributario, Profesora adjunta Cátedra de Impuestos II FCEyS UNMDP y Introducción a la Economía FCEyS UNMDP. Asesora privada de empresas.

No hay comentarios. Se el primero en comentar
MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,000057,500062,5000
DÓLAR BLUE0,000066,250066,7500
DÓLAR CDO C/LIQ-1,0095-74,9240
EURO0,364466,133766,1618
REAL0,562614,257814,2642
BITCOIN-6,02397.600,65007.601,2000
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS0,000045,3750
C.MONEY PRIV 1RA 1D-1,754456,0000
C.MONEY PRIV 1RA 7D-1,724157,0000
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000047,5000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)0,0000160,00160,00
CUPÓN PBI EN PESOS-0,83332,382,40
DISC USD NY0,641078,5078,00
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL-0,520033.421,1200
BOVESPA1,5400105.864,1800
DOW JONES-0,200027.821,0900
S&P 500 INDEX-0,15833.108,4600
NASDAQ-0,24008.526,7320
FTSE 1000,14007.139,7600
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO-0,5249330,7853332,5306
TRIGO CHICAGO-1,4064186,7499189,4138
MAIZ CHICAGO0,4772145,0729144,3840
SOJA ROSARIO0,1965255,0000254,5000
PETROLEO BRENT2,035363,670062,4000
PETROLEO WTI2,332958,340057,0100
ORO0,00001.473,30001.473,3000