Uruguay ya habla del fenómeno del 'dólar Colonia'

Según una nota de El País de Uruguay, los argentinos ya se llevaron más de u$s 10 millones. Se estima que operan más de 500 tarjetas por día en cajeros automáticos de esa ciudad para hacerse de los billetes.  

El 'dólar Colonia' es un fenómeno que cada vez gana mayor publicidad. Hoy, El País de Uruguay recoje el guante y cuenta de aquel lado cómo los argentinos viajan para hacerse de dólares y así sortear el dólar paralelo que en el país cotiza ya a $ 8,43. Semanas atrás El Cronista, en su edición papel, publicó una nota revelando los viajes que cada vez con mayor frecuencia se hacen a la conocida ciudad uruguaya para hacerse de billetes verdes. "Antes reponíamos día por medio, ahora vamos todos los días, o acaso hasta dos veces", señaló una fuente bancaria a Pedro Ramón Clavijo, autor de la nota del diario uruguayo en referencia a este fenómeno argentino.

El cepo al dólar en Argentina trajo un sin fin de denominaciones para el billete verde. La brecha entre el paralelo y el dólar oficial (que apenas se consigue sólo para hacer turismo) es de 63,5%. Entonces, la búsqueda de otros mecanismos se vuelve inevitable. Entre ellos el 'dólar Colonia' que permite hacerse de billetes a un valor de $ 6,40, bastante menos que los $ 8,43 a los que se consigue el 'blue'.

El 'dólar Colonia' consiste en viajar desde Buenos Aires con todas las tarjetas que se pueda, al llegar se va al cajero automático y se extraen dólares. Esta operación, que se llama "adelanto en efectivo", tiene un máximo de hasta el 20% del límite crediticio de una persona por mes, aunque en algunos bancos es menor, mientras hay entidades que ponen un máximo de u$s 1.500 mensuales.

"Para una persona con un sueldo de $ 10.000 argentinos (unos $ 29.000 uruguayos) se pueden extraer hasta u$s 4.000. Como se hace al tipo de cambio oficial, más u$s 5 por transacción, y sumado a que la tarjeta cobra un 40% anual de financiación por el adelanto, esto termina dando un dólar de $ 6,40. Si se compara con el "blue" que está a $ 8,43 argentinos, se obtiene una diferencia", indica la nota de El País.

Y agrega: "Así, los porteños corrieron a los colonienses de los cajeros y los locales que andan apurados, deben esperar hasta la tarde para poder hacer sus operaciones. Durante el día, desde las 11 de la mañana, todos los cajeros del centro, presentan filas de hasta 20 personas y la operación, puede llevarle a un locatario, más de una hora".

El País, se instaló en una fila y pudo observar incluso que hay clientes que están hasta quince minutos adentro. "Lo que pasa que traen hasta 10 tarjetas" -dijo uno que no se impacienta-, "porque yo vengo a hacer la del mes, que vacaciones."

Antes fue el "dólar casino" hasta que se cortó (ver aparte), ahora es el "dólar Colonia", y se calcula que masivamente se viene haciendo desde mediados de marzo, aunque antes, otros lo hicieron pasando inadvertidos totalmente.

"Yo tengo para rato, vine con 12 tarjetas", dijo otro joven, que después contó a El País, que había cruzado con la agenda cargada de PIN. "Son los de amigos, familiares, que se yo", explicó quien se identificó con el nombre de Daniel haciendo hincapié que tenía siete vencimientos de tarjetas y que al otro día podría hacer otra operación más. Ya que, al producirse el cierre mensual de la tarjeta, al otro día, se puede volver a sacar.

Miguel, el joven que se dedica a "curros pero todo legal", contó a El País, que "si me llevó u$s 5.000, los paso al toque, los cambio en el blue, me dan $ 42.000 argentinos. "Ponéle que hago 17 operaciones, los costos de tarjeta me cuestan $ 87 argentinos, más $ 400 argentinos del pasaje y $ 250 argentinos de comida y hotel, gasto $ 737 argentinos, además de los intereses en los bancos que fluctúan, me quedan $ 15.700 argentinos", explicó.

Otra forma de llevarse dólares de Uruguay para los argentinos, era el denominado "dólar casino". Pero el 15 de marzo, el Banco Central argentino (BCRA) aprobó un cambio normativo con el que dejó bloqueada una maniobra por la que algunos argentinos lograban eludir el cepo apostando -o al menos comprando fichas- en casinos o casas de juegos del exterior y utilizando para ese gasto tarjetas de débito o de crédito emitidas en Argentina.

Tags relacionados

Más de Finanzas y Mercados