Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Yeyati: “El Gobierno probablemente tolerará una inflación del 2% mensual”

El plan de infraestructura va a generar suba de precios. Advirtió que las empresas no se animan a invertir y que la normalización se extenderá un trimestre.

Yeyati: “El Gobierno probablemente tolerará una inflación del 2% mensual”

“Si tiene éxito el plan de infraestructura, la inflación será más alta por la demanda de productos no transables. Pero el gobierno probablemente la tolere si no impide el crecimiento”, según afirmó Eduardo Levy Yeyati, presidente de la consultora Elypsis y director del BICE, respecto de que la inflación quede en torno al 2% mensual.


“No es tan malo si estás creciendo”, dijo Levy Yeyati, quien explicó que hoy la inflación core, no sujeta a la variación de los precios relativos (2,2% en abril, tras 2,6% en marzo), tiene una tendencia declinante en un contexto de caída del consumo. “Sacando el shock, la inflación debería converger a un núcleo de 2%”, dijo. Explicó que el aumento de las tarifas no sólo fue domiciliario, sino que se trasladará al costo de la producción.


Y que el debate entre el Central y Economía por las altas tasas es parte de la “normalización de la economía”. Previó que “las consideraciones políticas van a dominar si la cosa se pone muy urgente”. Así lo explicó en la presentación del fondo SBS Crecimiento, donde Gustavo Cañonero, ex Deutsche Bank y hoy director del Grupo SBS, previó que las inversiones comiencen a llegar en el último trimestre del año.


Levy Yeyati explicó que esperar que “el arreglo de los holdouts dispare la inversión es naif. La inversión tiene que ver con que la demanda deje de caer. El coordinador es el Estado”. Por eso el gobierno implementa el plan de infraestructura, para el cual hay financiamiento y se conocen las obras para hacer. “El riesgo es que faltan empresas locales que se animen”, dijo y advirtió que hay un problema de ejecución de obras “por falta de control” y “porque las empresas locales están oxidadas”.


Y entiende que hay un “microclima mediático” por el que “parece que el gobierno no hace nada”. Pero “en términos de confianza, hay un aguante de la opinión pública generalizado”. Advirtió que la normalización de la economía se extenderá tres meses más, hasta el último trimestre.


En cuanto al contexto externo, el economista jefe del Itaú Unibanco, Ilan Goldfajn, explicó que el mercado ya descuenta un crecimiento global de 3,2% este año y 3,6% en 2017, la desaceleración de China a 6,3% y 6% en el mismo período y que suban las tasas de interés de la Fed, que previó a 0,8% este año y 1,6% el año que viene.
En cambio, le preocupa el Brexit, un fuerte flujo de migración y las elecciones en EE.UU.


Respecto de Brasil, Goldfajn cree que “va a empezar a caminar por la dirección correcta. La velocidad la vamos a ver”, dijo respecto de las reformas que espera implemente el nuevo gobierno para corregir la política fiscal y las distorsiones de precios. “Si sale bien o no depende de las mayorías”, advirtió. Pero espera que la economía se estabilice en el segundo semestre (previó que caiga 4% este año y crezca 1% el que viene). “En el precio del tipo de cambio ya hay optimismo”, dijo, el banco prevé un real de 3,75 por dólar este año y 3,95 el año que viene.
Respecto de la región, Goldfajn espera que crezca la mitad de lo que estaban acostumbrados en el boom de las commodities.


Jorge Castañeda, analista político de la New York University, se preguntó cómo reaccionarán quienes salieron de la pobreza a las políticas de ajuste. “Eso puede complicar el regreso a las políticas ortodoxas que son necesarias por diferentes motivos”, advirtió. Y dudó que “haya un hastío de las políticas populistas y un retorno a la ortodoxia”.