U$D

JUEVES 25/04/2019

Ya ofrecen plazos fijos a más de 30 días que pagan intereses mensuales

Debido a una nueva normativa del BCRA, bancos están autorizados a acreditar los intereses de los plazos fijos en forma mensual, más allá del período en el que cada cliente elija. 

Ya ofrecen plazos fijos a más de 30 días que pagan intereses mensuales

Los bancos ya ofrecen una modalidad de plazos fijos que, aunque se constituyen a un período de más de un mes, pagan los intereses de forma mensual. Se trata de una iniciativa que tomó el Banco Central (BCRA) a fin de septiembre de 2018, con la idea de impulsar los depósitos en pesos tras la feroz corrida cambiaria del año pasado.

Bancos como Santander Río, Galicia, BBVA Francés, Hipotecario confirmaron a El Cronista que ya ofrecen este producto a sus clientes. Se trata de colocaciones que se pactan a un plazo mayor a 30 días pero en las que, al momento de la constitución, el cliente opta por cobrar la porción de intereses que le corresponde en forma mensual. Así, puede hacer uso de esa liquidez o destinarla a otra inversión.

Cuando asumió al frente de la autoridad monetaria, Guido Sandleris modificó una norma que autorizaba el pago de intereses periódicos pero en lapsos no menores a 180 días. "Se permite a las entidades el pago de intereses con una periodicidad no inferior a 30 días, en lugar del pago íntegramente al final que era el único permitido por la norma anterior. Este aumento de las opciones disponibles permitirá a las entidades ofrecer los instrumentos más adecuados a las preferencias del público", había dicho el BCRA en un comunicado.

Mariano Otálora, director de la Escuela Argentina de Finanzas Personales, explicó la razón de este cambio: "Esa medida se toma porque el gran problema del sistema financiero es que las colocaciones son de corto plazo: la gente renueva sus plazos fijos cada 30 días. El BCRA quiere extender la duración de los depósitos y así disminuir la vulnerabilidad del sistema para no estar pendiente cada mes de si el 80% de los plazos fijos se renuevan o no". Y agregó: "El banco se garantiza que la permanencia del capital por más tiempo y desde el punto de vista de la inversión es mejor porque se puede captar la renta antes y reinvertir en otro producto o usar esa liquidez".

En Santander Río, tienen disponible la alternativa de pago de intereses periódicos desde hace más de 10 años. Antes, la acreditación se hacía cada 180 días mientras que ahora se redujo el plazo a 30. "Es un producto distinto que se llama ‘Plazo fijo interesante’. Antes, el BCRA nos permitía pagar intereses con una periodicidad mínima de 180 días. Ahora, la norma flexibilizó el plazo mínimo", dijeron en la entidad.

Por su parte, la jefa de inversiones de banca minorista de Banco Galicia, Luciana Navarro, contó que a partir de la reducción del período mínimo de pago de intereses, la constitución de plazos fijos "evolucionó bastante". "Antes se hacía un promedio de 400 plazos fijos por mes con pago periódico de intereses cada 180 días. En enero, tuvimos alrededor de 2000 altas de este producto", señaló.

La ejecutiva añadió que los clientes más sofisticados reinvierten los intereses que van cobrando en otro plazo fijo de las mismas características. Sin embargo, últimamente la tendencia cambió. "Hoy lo ven más bien como un adelanto para tener una liquidez más inmediata porque, si bien crecieron mucho los depósitos que se dan de alta con esta modalidad, no aumentó tanto el plazo promedio. Antes eran 400 plazos fijos a 180 días y hoy son 2000 pero el plazo promedio es de 53 días. No son volúmenes tan altos como antes", afirmó Navarro.

Para Nery Persichini, gerente de inversiones de GMA Capital, "el talón de Aquiles es la iliquidez: indefectiblemente, hay que esperar que venza, lo que no ocurre con un bono. De todos modos, cobrar intereses mensuales es una forma de cerrar parcialmente el carry. Se puede comprar dólares con esa renta y así reducir el riesgo de hacerlo al vencimiento, con un tipo de cambio más alto".