Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

YPF no pudo despegarse del riesgo país y consiguió sólo u$s 500 millones debajo del 9%

La petrolera de bandera nacional sufrió la desconfianza de los inversores con la Argentina. El default, los riesgos cambiarios y la caída del crudo también la afectaron

Miguel Galuccio, CEO de YPF

Miguel Galuccio, CEO de YPF

YPF, la petrolera con capitales del Estado, no pudo despegarse del riesgo de Argentina. El default, la caída del petróleo y la escasez de divisas local llevaron a los inversores a pedir tasas por encima del 9%, por lo que YPF sólo convalidó la suscripción de u$s 500 millones a 8,5% a 2018 y 8,95% a 2024.

La empresa buscaba u$s 750 millones a través de la reapertura de las emisiones de los bonos clase XXVI y clase XXVIII en el mercado internacional. Consiguió u$s 175 millones con una duration de 3,18 años y u$s 325 millones con un plazo de 5,59 años, respectivamente. De esta manera, por el bono a 2018 habrá en circulación u$s 761,6 millones y a 2024 u$s 1.325 millones.

Con estos u$s 500 millones sumados a las emisiones que hará mañana –$ 1.000 millones atados a la Badlar (computable en el inciso k) y $ 1.200 millones, a tasa fija y variable–, la empresa casi llega a los u$s 5.000 millones que tenía autorizado por asamblea de accionistas para endeudarse. Hoy, a las 11, solicitará una ampliación de u$s 3.000 millones adicionales.

"Si bien la demanda fue más alta que el máximo al que estábamos autorizados a emitir, decidimos tomar el monto que mejor combina costo financiero y plazo, consistente con nuestra seria estrategia de financiación. Finalmente la transacción estuvo casi dos veces sobresuscripta", señaló Daniel González, CFO de YPF, en un comunicado.

Ayer participaron más de 120 inversores, principalmente fondos de pensión, de inversión y hedge funds de Estados Unidos. También, de banca privada y aseguradoras. Y en una mínima proporción, inversores locales. Pese a que la empresa había adelantado la emisión por una mejora en la volatilidad, terminaron pidiendo a los bancos Citibank, Itau y JP Morgan una tasa superior al 9% para el plazo más largo, que la empresa no quería convalidar.

Los motivos

"Las razones son el default argentino, el costo financiero que paga Argentina, la volatilidad del precio de los hidrocarburos y la industria petrolera que está acortando los planes de inversión y echando gente", dijeron fuentes ligadas a la colocación. "YPF es una empresa en una industria complicada. Además, los fondos buitre son una amenaza. La confianza que despierta el mercado argentino no es la misma que la que despierta Brasil, que con todos los problemas de corrupción, es un país más estable", agregaron.

Ayer mismo la calificadora Moody’s le otorgó una perspectiva negativa al "Caa1" aplicado a estos bonos porque "YPF es un emisor relacionado con el gobierno". En tanto, es moderada en cuanto a la voluntad del gobierno de apoyar a la petrolera. "La alta dependencia en el default refleja la alta correlación entre el perfil de crédito de YPF y las tendencias económicas de Argentina. YPF obtiene la mayoría de sus ganancias localmente; además, la empresa y el gobierno comparten la exposición a los riesgos cambiarios", dijo en un informe. Las calificaciones de YPF podrían bajar si no pudiera mantener la liquidez y el acceso a las divisas suficientes para hacer frente a sus obligaciones de servicio de la deuda o si la calificación de Argentina fuera degradada, agregó.

Pese a que la empresa no obtuvo el monto que buscaba, se trató de una buena emisión para una petrolera inmersa en el riesgo argentino, con el 51% de su capital en manos del Estado y a una tasa menor a la que conseguiría el soberano (aunque el doble que sus pares). Miguel Galuccio, presidente de la compañía, destacó en el comunicado: "Con estos 500 millones, YPF lleva colocados más de 2200 millones de dólares en los mercados de capitales internacionales en los últimos 18 meses. Esta es una nueva muestra de confianza hacia a YPF, a pesar de la fuerte volatilidad".