Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

YPF estrenó el plazo a 5 años en pesos para un bono corporativo

YPF estrenó el plazo a 5 años en pesos para un bono corporativo

YPF hizo punta ayer al ser la primera empresa en emitir un bono a largo plazo en pesos desde el cambio de gobierno, en un contexto de ajuste de la economía (anteayer el Banco Central (BCRA) subió bruscamente las tasas de interés a 37% a 35 días) y ya sin contar con los fondeo asegurado del inciso k.

La petrolera convalidó 6 puntos de tasa sobre la Badlar para obtener $ 1.350 millones a cinco años. En tanto, pagará 4% sobre la tasa variable a un año y medio de plazo por captar $ 150 millones.

"Desde 2012 los inversores se focalizaron en cubrirse de la devaluación del tipo de cambio. Hoy es otro contexto y hay otras expectativas para Argentina. Ahora hay que ir viendo cómo se logra tener en moneda local instrumentos atractivos para los inversores. Hay muchas letras de Tesorería, del BCRA, bonos cortos. El desafío es cómo hacer para armar financiamiento de largo plazo", dijo un inversor institucional.

Con la tasa Badlar ayer en 26,75%, el título XLV, a corto plazo, que pagará intereses trimestralmente, cortó a 30,75%. El bono de largo plazo, XLVI, que pagará intereses semestralmente, a 32,75%.

Según explicó un colocador, la idea del mercado es privilegiar el spread de largo plazo. "Una vez que se solucione el tema holdouts habrá más inversiones en el país, se generarán más reservas y se tranquilizará el panorama. Si anclás un spread de 6%, por más que baje la Badlar, va a ser atractivo", dijo.

Atrás quedaron los tiempos del inciso k, cuando las aseguradoras llegaron a licitar spreads nulos para cumplir con la regulación y captar un buen crédito.

La colocación de ayer buscaba sumar los dos plazos hasta alcanzar los $ 1.500 millones en manos del Banco de Servicios y Transacciones, el Banco Francés, Nación Bursátil y Banco Macro.