Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Wall Street sube con victorias republicanas aunque gana más con los demócratas

Imagen de LAURA GARCÍA

por  LAURA GARCÍA

Editora de Finanzas
0
Wall Street sube con victorias republicanas aunque gana más con los demócratas

No sólo la victoria de Donald Trump cosechó ayer desconcierto. También la reacción de un mercado que amagó con hundirse en la consternación y que rápidamente eligió enfocarse en motivos para volver a comprar. Pero los vaticinios sobre la trayectoria de las bolsas eran claramente otros. Un informe reciente del Citi advertía sobre una caída de hasta 5% en el S&P500, por ejemplo, mientras que Barclays arriesgaba que podía derrumbarse hasta 13%.

Credit Suisse se jugaba por un rojo de entre 5% y 10%. Nada de esto ocurrió. Aunque todavía, claro, es pronto para calibrar el verdadero "riesgo Trump" y su impacto anímico en los mercados. Especialmente en los emergentes, primeros en la línea de fuego.

JPMorgan apuntaba ayer que no se puede equiparar la victoria de Trump con el Brexit y que esta vuelta esperaban que el efecto negativo sobrevuele a los emergentes por más tiempo. Es que el índice emergente MSCI había caído 3,5% el día del referéndum del Reino Unido pero un mes después estaba casi 8% arriba.

En todo caso, parte del vuelco de humor que pudo observarse ayer en Wall Street quizás pueda atribuirse a la histórica afinidad con los republicanos. Desde 1928, el S&P500 siempre se ha desempeñado mejor inmediatamente después de una victoria de ese signo. El promedio arroja una suba de 0,8% una semana después de un triunfo republicano y 2,9% un mes más tarde, contra una caída de 0,4% y de 1% respectivamente cuando gana un demócrata.

Estadísticamente injusto, por cierto, ya que en realidad las acciones han subido más durante las administraciones demócratas, con un retorno promedio del S&P500 desde 1945 de 9,7% versus 6,7% en las gestiones republicanas. La era Obama, sin ir más lejos, fue más que positiva: la sexta más rendidora para las acciones, cerca de Reagan (120%), aunque lejos de los años de Clinton (225%). El otro Clinton.