Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Wall Street bajó luego que Yellen se pronunció a favor de una suba en la tasa de interés

Europa, los principales mercados finalizaron en alza, en sintonía con los avances que exhibió la bolsa neoyorquina antes del discurso de la presidenta de la FED en Jackson Hole.

Wall Street bajó luego que Yellen se pronunció a favor de una suba en la tasa de interés

Las acciones cerraron mayormente en baja en la bolsa de Nueva York, sin una  tendencia clara porque los inversores no terminaron de descifrar cuándo subirán las tasas de interés en Estados Unidos, aunque los comentarios de funcionarios de la Reserva Federal, entre ellos su presidenta, Janet Yellen, reforzaron el panorama de una suba.  

El Dow Jones de Industriales, su principal indicador, cedió un 0,29%, o 53,01 puntos, y terminó en 18.395,40.

 El selectivo S&P 500 bajó un 0,16% o 3,43 unidades, hasta 2.169,04. Por su parte, el índice compuesto del mercado Nasdaq avanzó un 0,13%.

Tras abrir al alza, la bolsa neoyorquina cambió de rumbo con el discurso ofrecido por Yellen en la conferencia anual de Jackson Hole (Wyoming). Allí, la principal responsable del banco central estadounidense dejó entrever que la opción de un alza de los tipos antes de fin de año está ganando fuerza.

A la luz del continuo y sólido comportamiento del mercado laboral y nuestras perspectivas de actividad económica e inflación, creo que el argumento para un alza en los tipos de interés se ha fortalecido en los meses recientes”, dijo Yellen.

Su mensaje no ofreció grandes sorpresas, pero en una semana sin rumbo claro empujó a los operadores a las ventas. Y esa tendencia bajista se confirmó después de unas palabras del vicepresidente de la Fed, Stanley Fischer, quien consideró posible que haya dos subidas del precio del dinero en lo que queda de año.

Según los analistas, el mercado espera sin duda un alza, aunque en su mayoría los inversores creen que no llegará en septiembre, sino algo más adelante.

Todos los sectores de Wall Street cerraron en rojo, con la excepción del sanitario (que ganó un 0,29 %) y del tecnológico (0,12%). Las peores marcas fueron para las empresas de servicios públicos, que perdieron un claro 1,62%, seguidas de las de telecomunicaciones (-0,86%) y las de materias primas (-0,69%).

De los treinta valores del Dow Jones, Merck registró el mayor avance (0,85%), seguida de Intel (0,48%) y Johnson & Johnson (0,40%).

En el apartado negativo, los mayores retrocesos fueron para Verizon (-1,29%), McDonald’s (-0,86%) y DuPont (-0,84%).

Al cierre de la sesión bursátil, el oro retrocedía a u$s 1.324,5, la rentabilidad de la deuda pública a diez años subía al 1,624% y el dólar ganaba terreno ante el euro, que se cambiaba a 1,1196 dólares.

¿Qué pasó en Europa?  

Los principales mercados del Viejo Continente concluyeron la última rueda bursátil de la semana en terreno positivo, en línea con el avance que exhibió Wall Street antes de conocer el discurso de Yellen.

En Inglaterra, el FTSE 100 mejoró 0,31%, hasta los 6.838,05 puntos; y en España, el IBEX 35 avanzó 0,70%, hasta los 8.659,50 enteros.

En Alemania, el DAX 30 subió 0,55%, hasta los 10.587,77 puntos; mientras que en Francia, el CAC 40 creció 0,80%, hasta ubicarse en las 4.441,87 unidades.

Fuente: Agencias y Cronista.com