Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Wall Street subió impulsado por el mercado inmobiliario y el petróleo

La bolsa de Nueva York logró una leve alza, con un mercado a la espera de la reunión de la Fed del viernes. En Europa, los mercados avanzaron animados por mineras y bancos.

Wall Street subió impulsado por el mercado inmobiliario y el petróleo

Wall Street cerró con subas, tras buenos datos en el sector inmobiliario y la suba del petróleo, y con un mercado a la espera de que este viernes la presidenta de la Reserva Federal de EE.UU., Janet Yellen, dé alguna pista sobre cuándo llegará la próxima subida de tipos de interés.

El Dow Jones de Industriales ganó un 0,10%, o 17,88 puntos y terminó en 18.547,30 unidades.

El selectivo S&P 500 subió un 0,20% hasta 2.186,90 enteros, tras lograr un nuevo máximo histórico intradía, y el índice compuesto del mercado Nasdaq progresó un 0,30% hasta 5.260,08 unidades.

Los operadores en el parqué apostaron por las compras en una sesión marcada por un dato mejor de lo esperado sobre el mercado inmobiliario y pendientes del petróleo, que arrancó a la baja pero remontó en la recta final e impulsó al sector de materias primas.

El Departamento de Comercio publicó hoy que las ventas de casas nuevas crecieron un 12,4% en julio y alcanzaron un ritmo anual de 654.000 unidades, el mayor desde finales de 2007, y muy por encima de las expectativas de los analistas.

Los inversores siguen analizando los indicadores económicos para ver si la Reserva Federal opta por subir los tipos de interés en su reunión de septiembre, y esperan con impaciencia la intervención pública que hará este viernes su presidenta, Janet Yellen.

En un mercado sin una dirección clara, los inversores confían en que en ese esperado discurso Yellen deje entrever si esa subida del precio del dinero puede llegar ya, en septiembre, o retrasarse algo más. No habrá anuncios por parte de la jefa de la Fed, pero los analistas dan por hecho que el tono de su intervención hará reaccionar al mercado.

Por ahora, sólo una minoría de los expertos espera que el banco central estadounidense suba los tipos en septiembre, aunque muchos otros lo consideran posible si los próximos datos sobre crecimiento son positivos. En lo que coinciden casi todos es que hasta el viernes Wall Street se mantendrá sin grandes movimientos y que los inversores ya no temen tanto una nueva alza de los tipos, algo que se da por hecho que ocurrirá antes de final de año.

Tras tocar nuevos récords la semana pasada, Wall Street comenzó ésta con mucha calma y con la actividad reducida típica del verano.

Hoy, sólo dos de los treinta valores del Dow Jones cerraron con alzas por encima del 1% - Nike (1,62%) y Cisco Systems (1,14%)-, mientras que en el lado negativo las pérdidas más importantes fueron las de Walmart (-1,00%).

Fuera de ese índice, la cadena de tiendas de electrónica Best Buy fue lo más destacado, al dispararse más de un 19% tras sorprender con sus resultados trimestrales.

¿Qué pasó en Europa?

Los principales mercados del Viejo Continente concluyeron en terreno positivo, animados por el avance de acciones de mineras y bancos, apuntaladas por el optimismo generado por un informe privado que detalló una mejora en la evolución de la actividad económica de la eurozona incluso después del voto británico para abandonar la Unión Europea.

En Inglaterra, el FTSE 100 mejoró 0,59%, hasta los 6.868,51 enteros, y en España, el IBEX 35 crece 1,33%, hasta los 8.580,90 puntos.

En Alemania, el DAX 30 creció 0,94%, hasta los 10.592,88 enteros; mientras que en Francia, el CAC 40 se valorizó 0,72%, hasta ubicarse en las 4.421,45 unidades.