U$D

DÓLAR
/
MERVAL

Wall Street cierra su mejor enero en 59 años. ¿Qué implicancias locales tiene?

Wall Street cierra su mejor enero en 59 años. ¿Qué implicancias locales tiene?

Wall Street cerró al alza ayer, coronando una fuerte suba a lo largo de enero y asegurando la mejor racha ganadora del Dow desde 1959. Este comportamiento alcista en las acciones viene acompañado a su vez de una persistente baja en los niveles de volatilidad que, si bien ha rebotado desde los mínimos, aun se ubican en niveles extraordinariamente bajos.

El índice americano Dow Jones cierra en enero con subas cercanas al 5,8%. Por su parte, el SP500 ha estado por encima de su promedio móvil de 200 días durante 398 días hábiles consecutivos, lo que implica la segunda racha más larga de la historia.

Y el mismo índice accionario no ha tenido un retroceso del 3% desde noviembre de 2016, lo que significa el período más largo de la historia. Otro dato que implica un quiebre de récords, es que las acciones del sector financiero americano alcanzaron niveles registrados previos a la crisis de 2008. Dado que fue el sector más castigado en la crisis sub-prime, las acciones aún continúan con el proceso de recuperación y se mantienen retrasadas respecto de los demás índices como el Dow Jones o el Sp500, incluso de otros sectores como el tecnológico o el sector el industrial.

"El sector financiero ha sido uno de los grandes protagonistas de la última suba del mercado accionario, sobre todo desde la victoria de Trump en las elecciones presidenciales en EE.UU., ganando un 51,4% desde la contienda electoral. Las acciones continúan subiendo, logrando rendimientos en las primeras cuatro semanas del año, que a menudo son típicos de todo un año", escribió el estratega jefe de acciones de U.S. Bank Wealth Management, Terry Sandven, en una nota a los clientes esta semana. "Si bien el rendimiento del año hasta la fecha es excelente, los datos aún parecen apoyar el aumento de los precios de las acciones", agregó.

Todos estos datos son buenas noticias aunque también genera una sensación de que un ajuste próximo se encuentra a la vuelta de la esquina, dato que puede ser un factor de riesgo para los mercados globales en general y argentina en particular.

El mercado local ha acompañado la tenencia alcista global, alcanzando máximos históricos tanto en moneda local como en pesos. El Merval sube un 15% en 2018 en pesos y un 10,5% en dólares. El riesgo correctivo en Wall Street es elevado, lo que representa un riesgo también para los emergentes en general y argentina en particular.

El año pasado, las empresas del S&P 500 cerraron –en general- con altos niveles de valuación, alcanzando el índice valores históricos máximos y acumulando un crecimiento anual de casi el 20%. En lo que va de este año el índice acumula una suba de más del 6%, lo que implica que los price earnings se encuentren en niveles cercanos a 22 veces ganancia, muy por encima del promedio histórico de 18. Para Santiago Palma Cané, Socio de Fimades"existe una calentamiento de los mercados, los cuales están sobredimensionando el impacto positivo sobre las acciones que tendrá el sólido crecimiento de la economía de USA, los efectos que la reforma impositiva tendrá sobre consumidores y empresas y los sólidos balances que se están presentando”.

En esa misma línea, el especialista resalta que gran parte de estos tres puntos ya está descontado en los precios de las acciones que se fueron formando a lo largo del año pasado. A su vez, el analista señala que las ganancias acumuladas en los últimos meses son extraordinarias, y estima que pueda haber una corrección en los precios vía toma de ganancias o disparado por algún evento macro o político. “La suba de tasas que estamos viendo en los bonos del tesoro, el fuerte aumento en el precio del petróleo y la devaluación del dólar podrían ser disparadores del ajuste. También habrá que monitorear la volatilidad que viene aumentando en los últimos días”, indica.

En referencia al impacto en los mercados emergentes en general y en Argentina en particular, Santiago Palma Cané, resalta que de producirse este ajuste en EE.UU., sin dudas sufrirían otros mercados desarrollados y emergentes que también se han beneficiado sustancialmente con este ciclo alcista. “Desde el lado operativo nuestra recomendación en este momento es ser cautos, no asumir mayores posiciones de renta variable e inclusive reducir algunas de las actuales aprovechando las fuertes subas acumuladas en los últimos meses (toma de ganancia y baja de riesgo)”, cierra el analista.

Rubén Ullua, director de la consultora que lleva su nombre destaca que la tendencia con la que viene operando el mercado accionario americano es sin dudas muy importante y ha permitido que los emergentes experimenten un ciclo alcista positivo en 2017 y comienzo de 2018. “Una eventual corrección le daría un aire renovado al mercado para volver a tomar impulso dentro de la tendencia alcista. Hace meses que el mercado viene esquivando el ajuste y el recorte nunca llegó. Lo conveniente es ir acompañando la tendencia y no estar sobre-ponderado en riesgo accionario, esperando mejores niveles de entrada para comprar acciones con un eventual ajuste, para que luego de las debilidades, la tenencia alcista quede reanudada”, cierra Ullua.

Finalmente, un operador de un banco local destaca que el riesgo correctivo en Wall Street es uno (sino el mayor) riesgo que enfrenta hoy en día los activos financieros globales. "Las acciones en EE.UU. han tenido un formidable 2017, casi sin ninguna corrección. Ello sin dudas representa un riesgo para el posicionamiento en activos de riesgo de emergentes y de argentina en particular dada la mayor volatilidad con la que suele operar", indica.