Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Fuerte caída de Wall Street ante nuevos temores a una suba en las tasas de interés

Tras declaraciones en ese sentido por parte del presidente de la Fed de Boston, el Dow Jones cayó un 2,13%, también castigado por la baja en el petróleo.

Fuerte caída de Wall Street ante nuevos temores a una suba en las tasas de interés

Wall Street cerró con fuertes pérdidas arrastrado por el temor a una subida de los tipos de interés y un nuevo desplome del precio petróleo.

El Dow Jones, su principal indicador, cayó un 2,13%, o 394,46 puntos y terminó en 18.085,45 unidades.

El selectivo S&P 500 bajó un 2,45% hasta 2.127,81 enteros y el índice compuesto del mercado Nasdaq perdió un 2,54% hasta 5.125,91 unidades.

La bolsa de Nueva York cerró una de sus peores sesiones desde finales de junio, después de que varios miembros de la Reserva Federal (Fed) defendieran que ha llegado el momento de subir los tipos de interés en Estados Unidos.  Wall Street sabe que si suben las tasas, aunque el dólar se verá beneficiado, el mercado bursátil perderá algo del flujo de dinero que está llegando ahora de parte de quienes buscan una rentabilidad mayor de lo que pueden conseguir con las actuales tasas.

El presidente de la Fed de Boston, Eric Rosengren, afirmó que la política de mantener los tipos en niveles tan bajos está aumentando las posibilidades de sobrecalentamiento de la economía y consideró apropiado un ajuste gradual de la política monetaria. “Si queremos asegurar que mantenemos el pleno empleo, es probablemente apropiado proseguir con el ajuste gradual”, agregó.

Aunque no parece una apuesta muy firme y se asemeja más a la vaguedad de las declaraciones oficiales de la Fed antes de reuniones claves, es importante porque las declaraciones proceden de una figura que ha venido defendiendo bajas tasas de interés. Además, su postura agrega más leña al tema, porque esta semana el presidente de la Fed de San Francisco, John Williams, afirmó que “tiene sentido” que suban las tasas “más pronto que tarde”.

Por su parte, el gobernador de la Fed Daniel Tarullo, que también tiene derecho a voto en las decisiones de política monetaria, fue más cauto y dijo en una entrevista con CNBC que quería ver más evidencia de que la inflación está volviendo a avanzar hacia la meta cercana al 2%, a pesar de que no descarta la posibilidad de una subida de tasas este año.

Todo ello se produce antes de que la Fed se reúna el 20 y el 21 de septiembre para decidir si sube las tasas, en el incremento gradual que había prometido en diciembre pasado, en una decisión que ha ido postergando porque los datos no son totalmente favorables. 

Tampoco ayudó a levantar los ánimos en el parqué neoyorquino la fuerte caída del petróleo en los mercados internacionales, donde el barril de Texas perdió un 3,65% hasta u$s 45,88 y el crudo Brent bajó un 3,96% hasta u$s 46,01.

Todos los sectores en Wall Street terminaron el día con fuertes pérdidas, entre los que destacaron el de materias primas (-3,02%), el energético (-3,01%), el industrial (-2,64%), el tecnológico (-2,42%), el sanitario (-2,21%) y el financiero (-1,79%).

Los treinta valores del Dow Jones cerraron en negativo, liderados por la operadora Verizon (-3,32%), el fabricante industrial Caterpillar (-3,30%), la aeronáutica Boeing (-3,29%) y las multinacionales Coca-Cola (-3,12%) y General Electric (-3,00%).

También cayeron más de dos puntos porcentuales otros once valores de ese índice, mientras que en la parte baja de la tabla quedaron la multinacional McDonald’s (-1,37%), la farmacéutica Merck (-1,19%), el grupo Johnson & Johnson (-1,04%) y el banco JPMorgan (-0,89%).

Al cierre de la sesión bursátil, el oro bajaba a 1.332,8 dólares la onza, la rentabilidad de la deuda pública a diez años subía al 1,673% y el dólar subía ante el euro, que se cambiaba a 1,1223 dólares.

¿Qué pasó en Europa?

En línea con Wall Street, las principales bolsas del Viejo Continente acentuaron las tomas de ganancias iniciales, ante renovadas dudas sobre el momento en que la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) ajustará las tasas de interés.

También influye la caída de los precios del petróleo en los mercados internacionales tras el salto de ayer, y nuevas tensiones geopolíticas con Corea del Norte después de otro ensayo atómico por parte del gobierno de Pyongyang.

En Inglaterra, el FTSE 100 bajó 1,19%, hasta los 6.776,95 puntos; y en España, el IBEX 35 cedió 0,83%, hasta los 9.025,50 enteros.

En Alemania, el DAX 30 retrocedió 0,95%, hasta los 10.573,44 puntos; mientras que en Francia el CAC 40 cae 1,12%, hasta ubicarse en las 4.491,40 unidades.