Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Ven un BCRA más independiente pero dudan de una inflación de 25%

Expertos consultados concuerdan que el Banco Central no logrará alcanzar el objetivo de inflación de 25% para este año. El consenso gira en torno a un índice de inflación por encima del 30% para la Ciudad de Buenos Aires. Sin embargo, destacan que la entidad está trabajando para lograr su autonomía y reconstruir su reputación. Las tasas de interés podrían comenzar a descender a mediados de mayo

Ven un BCRA más independiente pero dudan de una inflación de 25%

"El BCRA podría comenzar a bajar las tasas a mediados de mayo" - Martín Polo

Pese a que vemos una inflación del año por encima del 25%, creo que las tasas de interés van a tener una importante caída, porque el crecimiento de precios esperado para el segundo semestre va a ser mucho menor. Sin embargo, me parece que no tiene sentido discutir si el Banco Central (BCRA) va a llegar a la meta de 25%, ya que cualquier cálculo supera una inflación de 30% interanual.

Dado que se espera que la inflación a más tardar en junio perfore el piso del 3%, es posible pensar que a mediados de mayo el BCRA comience a bajar las tasas de corto plazo. Es probable que la entidad monetaria tome esta decisión cuando se publiquen los datos del Indec para la Ciudad de Buenos Aires. Estimamos que las tasas más cortas pueden terminar el año en torno al 27%.

Todos tienen razón que la inflación es alta, aunque también es cierto que está bajando. Lo que no es cierto que no está bajando lo suficiente como para que el BCRA baje la tasa de interés. La entidad busca que la tasa real sea positiva para fomentar el ahorro interno. Creo que más allá de si se cumple la meta de inflación o no, lo más importante es que la inflación mensual comience a desacelerarse.

Bajando las tasa de interés, el costo de las Lebac se va a ir reduciendo. La clave es quien se va a quedar con estas letras. Si el BCRA logra que baje la inflación, con tasas de interés reales positivas, los bancos acumularán más liquidez, teniendo mayor capacidad para abastecer al mercado e invertir en Lebac.

 

"El anclaje del tipo de cambio va a permitir que la inflación baje" Federico Furiase

Considero bastante destacable que el Banco Central, sin salirse de su enfoque monetario, haga hincapié en una demanda por encima de la base monetaria, que le otorga margen para intervenir en el mercado de cambios, o bien para componer Reservas o desarmar el stock de Lebacs, limitando el impacto inflacionario.

El BCRA está apuntando a construir reputación y por eso se mantiene firme en sus metas y en su política de tasas altas, aún cuando el dólar sigue durmiendo la siesta y le daría aire para comenzar a bajarlas.
Pero la reputación es un activo que no se construye de la noche a la mañana. Paradójicamente, lo que va a permitir la desaceleración de la inflación es el anclaje del tipo de cambio y las tasas de interés en estos niveles son las que le permiten anclarlo.

En ese sentido, la política monetaria también sirve para acotar los efectos de segunda ronda de los ajustes tarifarios.

Hay que ver cuánto más se puede sostener. El BCRA está en un clásico dilema: mantener las tasas altas hasta que baje la inflación o reaccionar ante la caída del nivel de actividad y baja del dólar.
Creo que Sturzzenegger dio un paso en la dirección correcta. Para que este plan monetario se consistente se necesita conocer cuál va a ser la solidez del programa fiscal, donde el Gobierno viene realizando las correcciones con gradualismo.

Además, todavía no se conoce el IPC oficial que es clave en esta intención del Central de construir credibilidad.

"El IPC de abril para CABA podría dar la señal para bajar las tasas" Federico Muñoz

El consenso es que el objetivo del 25% de inflación no se va a cumplir. Siendo uno de los más optimistas, estimo que el incremento de precios de San Luis puede estar en torno al 30% en diciembre punta a punta, mientras que en la Ciudad de Buenos Aires, el índice se puede ubicar en el orden del 33%. El consenso de las consultoras y bancos está pensando en un sendero decreciente de inflación hacia el segundo semestre, con un promedio mensual de 1,5% proyectado para septiembre.

En este sentido, creo que la tasa de las Lebac van a empezar a bajar después de que se conozca la inflación de CABA del mes de abril. El IPC core de la Ciudad de Buenos Aires debería mostrar una desaceleración, en torno al 2%. Federico Sturzenegger dejó bien en claro que las tasas están altas, pero que el Banco Central (BCRA) no las bajará hasta que tenga una evidencia clara de que la inflación va a estar bajando. Seguramente, será el dato de inflación de CABA el que de esta señal concreta; ojalá la decisión de bajar las tasas se de entonces en la segunda licitación de las Lebac de mayo.

Un dato que me pareció muy significativo fue el esfuerzo que mostró ayer el BCRA para desestimar los temores del mercado de la aparente bola de nieve que son las Lebac. Hay quienes miran el aumento explosivo de las letras y el incremento de vencimientos a corto plazo como algo inmanejable, pero creo que el BCRA tiene margen de maniobra para desactivarlas de manera gradual y progresiva, tiene herramientas para manejar el vencimiento de las Lebac.

"Sturzzenegger se ha mostrado bastante independiente" - Gabriel Zelpo

Si bien la presentación del plan monetario del BCRA reunió muchas de las cosas que ya se venían manifestando, en definitiva podemos sacar en limpio que el Central está trabajando en la transición hacia nuevas metas de inflación que van a ser expresadas en septiembre.

Es valorable la lucha contra la inflación que ha decidido llevar adelante el Central y el objetivo de bajarla a menos del 2% mensual en el segundo semestre.

Por otro lado, no se anunció ningún cambio en su política de Lebacs, que era algo que esperaba el mercado e incluso se rumoreaba. Sturzzenegger se ha mostrado bastante independiente. Incluso en un contexto en el que Prat Gay pidió de modo expreso en varias declaraciones periodísticas que se bajen las tasas, el presidente del BCRA dejó en claro que las va a mantener hasta que la inflación muestre una desaceleración contundente y sostenible.

Esperamos para mediados de mayo la inflación adquiera una tendencia decreciente y a partir de eso, una leve baja de tasas. En el Central apuntan a bajar la inflación core al 1,5% por mes y a partir de ahí, las tasas vana comenzar a disminuir. Esta vez lo van a hacer de forma paulatina, no van a volver a repetir el error de enero y febrero de este año.

En ese sentido, estimamos para diciembre de 2016 un IPC nacional con una inflación anualizada en torno al 32%, con un 36% promedio. El índice CABA da un poco por encima: un 34% en y 38% promedio.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar