Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Uno de cada cuatro adolescentes no sabe manejar sus gastos y ahorros

El programa de evaluaciones a nivel mundial también tiene su versión especializada en conceptos financieros. En su última edición también mostró la supremacía de los estudiantes chinos por delante de sus pares de EE.UU.

Uno de cada cuatro adolescentes no sabe manejar sus gastos y ahorros

Uno de cada cuatro estudiantes de 15 años (equivalente a 2´ y 3´ año de nivel secundario en nuestro país) no logra entender conceptos básicos de finanzas personales y no está capacitado para tomar decisiones respecto de sus gastos corrientes y sus ahorros. Este es uno de los inquietantes resultados que arrojó la última edición de las Pruebas PISA a nivel internacional, estas últimas dedicadas exclusivamente a evaluar los conceptos financieros.

Esta evaluación fue realizada en 2015 entre 48.000 estudiantes de 15 países distintos pertenecientes a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), organismo en el que no participa la Argentina, pero que sí analizó el desempeño financiero en otras naciones latinoamericanas como Brasil, Chile y Perú. El estudio se focalizó en evaluar a los adolescentes en temas relacionados con las finanzas personales como el manejo de una cuenta bancaria y una tarjeta de débito, la comprensión de las tasas de un crédito o la interpretación de las condiciones de un abono de telefonía móvil.

Si un 25% de los participantes no pudo resolver las preguntas planteadas sobre cómo manejarse en estos temas financieros, solo un 10% tuvo la capacidad para comprender cuestiones más complejas como el impuesto a las ganancias (hay que reconocer que en la Argentina tampoco la mayoría de los adultos lo entiende).

Esta es la segunda vez que se realiza una prueba PISA especializada en estos conceptos, lo que ayuda a conocer qué capacidad poseen los adolescentes para enfrentar situaciones concretas que estén relacionadas con el manejo de sus gastos y ahorros. Pero a la vista de los resultados, la situación es para preocuparse.

"Si la velocidad de las transformaciones socioeconómicas, el desarrollo de las tecnologías digitales y la evolución tecnológica enfrentan hoy a los jóvenes a decisiones financieras más complejas y perspectivas económicas y profesionales más inciertas, estos últimos no poseen en general la educación, la formación y las herramientas necesarias para tomar las decisiones correctas respecto de cuestiones que influyen en su bienestar financiero", declaró el Secretario General de la OCDE, Miguel Ángel Gurría, quien junto con la Reina Máxima de Holanda presentó los resultados del informe PISA sobre finanzas personales. Vale la pena recordar que Máxima es la Representante especial del Secretario General de las Naciones Unidas para las Finanzas Inclusivas para el Desarrollo, y que antes de conocer al Rey Guillermo trabajó en distintas entidades financieras como el Deutsche Bank y HSBC James Capel, es decir que también conoce este tema de la falta de formación financiera entre los adolescentes.

China supera a EE.UU.

De la evaluación PISA surge que los estudiantes chinos son hoy quienes están mejor preparados en materia financiera. Del total de participantes de origen chino, un tercio fue capaz de alcanzar el nivel máximo (5), mientras que tan solo un 10% de los alumnos estadounidenses logró la calificación máxima. A la inversa, solo uno de cada 10 estudiantes chinos no logró alcanzar el mínimo de conocimientos financieros básicos, contra un 22% de los evaluados en EE.UU.

Además, un 73% de los adolescentes chinos obtuvo calificaciones superiores a lo previsto, tomando como punto de comparación sus evaluaciones PISA en matemáticas y lectura, mientras que los estadounidenses obtuvieron resultados dentro de lo previsto. Si se tiene en cuenta el contexto actual, en el que la economía china viene exhibiendo un crecimiento tan significativo que le permite discutir el liderazgo mundial con EE.UU., los resultados de estas pruebas dan la pauta de que en el mediano plazo será cada vez mayor la participación (y el prestigio) de los profesionales chinos en los mercados y en las entidades financieras internacionales.

¿En qué se sustentan estos mejores resultados? En el sistema educativo chino, que incluye Administración Financiera como materia obligatoria en los niveles primario y secundario desde los años 1990. Además, existen distintas ciudades y provincias que agregan a estos contenidos curriculares programas específicos para reforzar los conocimientos en Finanzas. Mientras tanto, en el sistema escolar estadounidense, los contenidos especializados varían según cada Estado: pueden ir desde un simple curso optativo hasta ser dictados como una materia obligatoria.

Yo, la peor de todas

Si los mejores resultados se están logrando en China (es el único país de Asia evaluado en esta prueba, pero se podrían esperar resultados similares para Japón o Corea del Sur), los peores son todos de naciones latinoamericanas. Y esto habla bastante de la realidad económica y financiera que se vive en la región, y también de su historia reciente.

Según los resultados de la evaluación, los adolescentes chinos alcanzan una calificación promedio de 566 puntos (EE.UU. llega mucho más atrás, con 487 puntos, precedido por Canadá, Bélgica, Rusia, Holanda y Australia). Pero en la parte inferior del cuadro se ubican los tres países latinoamericanos que participaron de estas pruebas PISA: Chile (432), Perú (403) y Brasil (393 puntos). Si en China, como se dijo, solo el 10% no posee los conocimientos financieros básicos, casi un 60% de los adolescentes brasileños se encuentra en la misma situación (tres de cada cinco), señal de que la realidad es alarmante.

Cuando se realizaron las pruebas PISA generales (de matemáticas y lectura), la Argentina obtuvo resultados similares a los de sus vecinos, por lo que se debería esperar un desconocimiento en temas financieros tan amplio como el que se detectó en Brasil. Por eso sería tan positivo que prosperara el pedido de Mauricio Macri para que nuestro país ingresara a la OCDE y poder así participar de estas futuras evaluaciones.