Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Una energética tuvo que pagar casi 10% para colocar deuda

Con una tasa más alta que sus antecesoras, otra empresa argentina se volcó al mercado internacional en busca de fondeo. Ayer fue la compañía de energía Albanesi, que colocó un bono a siete años por u$s 250 millones, con el costo más alto para una corporativa desde la salida del default: una tasa de 9,75% anual.
Los inversores identificaron con un riesgo más alto a una empresa de este sector, en un contexto de alta incertidumbre respecto a la regulación y tarifas de los servicios eléctricos. Otra de las dudas que plantearon los inversores antes de la colocación fue que la mayoría de los negocios de la empresa dependen directamente de su relación con el gobierno, quedando expuestas a los riesgos soberanos. Por estas razones, no convalidaron una tasa más baja.
Además inversores consultados señalaron el alto nivel de apalancamiento de la compañía. De hecho, Albanesi adelantó que los fondos recaudados serán destinados para repagar deuda por u$s 120 millones de dos de sus subsidiarias (Generación Mediterránea y Central Térmica Roca).
Algo similar ocurrió con Celulosa la semana pasada, que tuvo que declarar desierta la emisión para no convalidar una tasa del 10%.
El resto del capital apuntará a concretar su plan de expansión.