U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

Ultimátum de Moreno para poner al dólar blue en $ 4,50

En la city denuncian presiones y hablan de un mercado cambiario controlado en todos sus frentes. Con una importación frenada y más oferta de petroleras, igual el BCRA no pudo sumar reservas

“Te doy 72 horas para que pongas el paralelo en $ 4,50”, le dijo el viernes un alterado Guillermo Moreno a un banquero de la city. El secretario de Comercio Interior lo había citado personalmente para darle ese mensaje y, de paso, responsabilizarlo por la fuerte escalada en el valor del tipo de cambio paralelo. Antes de irse, le hizo otro encargo: “decile a todos lo que quiero. Que se enteren todos”. Ayer se multiplicaron las reuniones. Banqueros y cambistas “compartieron” el mensaje que bajó Moreno.
Si bien el tipo de cambio paralelo bajó a
$ 4,83 desde los $ 5 iniciales, casi no se hicieron operaciones y la brecha con el dólar oficial sigue siendo importante. Así lo relatan en las mesas de los bancos, donde también cuentan que la operatoria, está cercada –por la mano oficial– en todos sus frentes. En el mercado oficial, por el lado del Bid (la demanda), en las entidades financieras denunciaron que las empresas frenaron las órdenes de compra por pedido del Gobierno. “Estamos como en la peor época de 2008 con la crisis del campo. El Banco Central (BCRA) junto a otros organismos están ejerciendo presión, por ejemplo a los importadores. No sólo llaman a las mesas sino que también fuerzan directamente a los clientes para que retrasen sus pedidos. Pero no sólo eso: hoy –por ayer– algunas operaciones ya realizadas, se dieron vuelta por exigencia oficial”, revelaron en un banco. De esta manera, el ente monetario gana cierto margen y evita una mayor presión al alza en medio del ruido que generaron los controles cambiarios.
Por el lado de el offer (oferta), ayer comenzaron a llegar parte de las divisas de los exportadores petroleros y mineros, obligados a vender, a raíz de la resolución del Gobierno, el 100% de los dólares generados de su actividad. Pero en los bancos aseguran que “no moverán la aguja debido a que ya liquidaban, aunque no estuviesen forzados, casi el total de esas ganancias”.
A eso se sumó la estrategia del BCRA que ayer colocó en el contado posturas a “todo o nada” de a u$s 10 millones, que de alguna manera también sirve como cepo a la demanda. Con todo, la mesa oficial no logró recuperar reservas y el tipo de cambio en el segmento mayorista –donde operan grandes players– igual subió hasta los $ 4,275 para la venta, tres milésimas arriba del último cierre. En bancos y casas de cambio subió hasta $ 4,295 para la venta. El volumen negociado se redujo hasta u$s 70 millones en el MAE y se operaron poco más de u$s 199 millones en el MEC.
En el mercado hay bronca y preocupación. El operador de un banco líder describía el escenario de la siguiente manera: “estamos en medio de una intervención cambiaria total: en el circuito mayorista intervienen con llamados y aprietes, el minorista está bloqueado con las nuevas disposiciones de la AFIP que impide la mayoría de las compras y no sólo los que están en condiciones irregulares. Y el mercado informal, más allá de las inspecciones, ahora también está intervenido con llamados y presiones. Destaparon una olla que no saben cómo frenarla”.