Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Trump vendió toda su cartera de acciones en junio por u$s 40 millones

Según explicó el portavoz oficial a la prensa de Estados Unidos, el presidente electo se había desprendido de sus posiciones en distintas compañías en junio y con esa liquidez habría financiado parte de su campaña. A precios de diciembre de 2015, la cartera de Trump valía unos u$s 40 millones. Los opositores reclaman más detalles de cómo manejará su empresa cuando llegue a la Casa Blanca

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, vendió todas sus participaciones en distintas compañías en junio, según confirmó uno de sus portavoces. Gracias a esta decisión consiguió la liquidez suficiente para financiar su campaña presidencial, gran parte de la cual costeó de su propio bolsillo.

La noticia se conoce mientras se alzan las voces que alertan sobre posibles conflictos de interés que el flamante presidente de Estados Unidos tendría por su origen empresario, al frente de su conglomerado, la Trump Organization. En uno de los debates con Hillary Clinton, el republicano había dicho que lo único sólido en la economía de EE. UU era "el mercado de acciones".

Según la valuación de sus posiciones a diciembre del año pasado, al vender su portafolio Trump pudo haber captado hasta u$s 40 millones. El flamante presidente poseía papeles de compañías como Citigroup Inc., Apple Inc., Exxon Mobil Corp. y Ford Motor Co., además de Boeing.

La cartera de Trump contaba con inversiones en varios bancos, gigantes petroleros y otras compañías, cuyas operaciones y negocios habrían generado un conflicto una vez que el multimillonario tome posesión oficial de su cargo el próximo 20 de enero de 2017.

Algunas de esas dudas pueden haberse despejado al conocerse esta noticia, aún así en el partido Demócrata reclamaron más información, puntualmente sobre cómo manejará su holding inmobiliario desde enero.

La expectativa es que el 15 de diciembre Trump brinde él mismo más detalles al respecto, ya que ha convocado una rueda de prensa dónde explicará cómo planea blindar su participación en las operaciones de sus negocios en la Trump Organization para evitar conflictos de interés.

El portavoz de Trump, Jason Miller, no ofreció detalles sobre los motivos que llevaron al republicano a tomar esta decisión o la cantidad exacta recaudada tras la liquidación. Trump no se verá obligado legalmente a presentar sus finanzas personales hasta mayo de 2018.

Trump confirmó a finales de noviembre que se retirará "totalmente" de su imperio, la Trump Organization, para "poder centrarse completamente en la gestión del país".

El presidente electo escribió por entonces en su cuenta de Twitter que se retirará ‘completamente de sus operaciones de negocio‘, pero no esclareció si retendrá su participación financiera en la compañía o si serán sus vástagos los responsables de tomar las riendas a partir de entonces.

Hasta la fecha, el presidente electo y su equipo habían barajado la creación de un fideicomiso gestionado por sus hijos, lo que legalmente se conoce como un blind trust. Aún así, los expertos legales observan que este tipo de operaciones seguirían entramando un conflicto de intereses dada la relación familiar entre el mandatario y los gestores de sus negocios.

En estos momentos se presiona al empresario para que se desligue completamente de su compañía, lo que implicaría ceder su participación en la misma a sus hijos, una operación en la que incurriría una tasa impositiva de hasta el 40%. Otra posibilidad es que sus hijos opten por comprar la participación de su padre en la Trump Organization.