Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Tres ex operadores, culpables en caso Libor

Tres ex operadores de Barclays fueron hallados culpables por un jurado de Londres de conspirar para manipular en forma fraudulenta tasas de interés referenciales globales, en una seria advertencia a jóvenes banqueros y una gran victoria para la oficina de fraudes graves de Gran Bretaña. Los veredictos elevan a cinco el número de personas condenadas en Londres por formar parte de una conspiración financiera global que ha forzado a bancos a pagar multas de 9.000 millones de dólares, que desacreditó a tasas como la Libor y contribuyó a mermar la fe pública en la industria bancaria.
Jay Merchant, un operador de 45 años nacido en Calcuta y que operaba en Estados Unidos, fue condenado en forma unánime. El ex operador británico Jonathan Mathew, de 35 años, y el ex operador estadounidense Alex Pabon, de 38 años, fueron hallados culpables por un veredicto mayoritario tras un juicio de 10 semanas.
El operador Peter Johnson, de 61 años, se declaró culpable en octubre de 2014 y se prevé que los cuatro sean sentenciados en Londres esta semana.
Las restricciones a informar sobre los veredictos fueron levantadas el lunes después de que el jurado no logró alcanzar un veredicto para otros dos acusados, el griego de 44 años Stylianos Contogoulas y el estadounidense Ryan Reich, de 34 años.
La oficina de fraudes graves ahora tiene 14 días para decidir si son enjuiciados de nuevo.
Los veredictos fueron emitidos cuatro años después de que Barclays se convirtió en el primero de 11 bancos y corredurías poderosas que recibieron altas multas por denuncias de manipulación de tasas bancarias, lo que provocó críticas de políticos y de la opinión pública que forzaron la salida del ex presidente ejecutivo Bob Diamond.