Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Tras las ventas oficiales, la demanda aprovechó el dólar barato y lo hizo saltar

El dólar pierde 0,5% en el mes por la oferta extraordinaria que generan los dólares de las multas del blanqueo. Ayer esa oferta se corrió y el precio reaccionó

Tras las ventas oficiales, la demanda aprovechó el dólar barato y lo hizo saltar

El dólar se tomó un descanso de su tendencia bajista ayer cuando cerca del final de la rueda los bancos públicos que vuelcan a la plaza los dólares del blanqueo cortaron el chorro. El dólar minorista subió 11 centavos a $ 15,88 por el rebote de la divisa en el mercado mayorista, donde se operó el mayor volumen para un sólo día desde el mes de junio.

El dólar mayorista subió ayer 20 centavos. Aún así, cae 0,5% en el mes y 1,5% desde el récord que había alcanzado este mismo diciembre, tras la escalada que sufrió en medio de las devaluaciones emergentes posteriores a la victoria electoral de Donald Trump en los Estados Unidos. Sube 5,80% desde el 8 de noviembre pasado, día de las elecciones norteamericanas, y 22% en el último año.

La fortaleza del peso en este tramo final del año se explica más que nada por el aluvión de divisas que entran al mercado de cambios por el cierre del segundo tramo del Sinceramiento Fiscal que el Gobierno estima ya alcanzó los u$s 90.000 millones, de los cuales alrededor de u$s 5000 millones entrarían al país para el pago de la multa del 10% que se impone en la iniciativa (aunque no todo ese ingreso tiene por qué ser en dólares).

Bancos públicos descargaron al mercado de cambios las multas de sus clientes en el exterior, con lo que generaron una oferta extraordinaria de divisas que deprimió al precio (en combinación con la entrada de dólares de la cosecha fina). Ayer, cuando esas entidades terminaron su trabajo del día temprano, la divisa recobró fuerza y rebotó fuerte.

"La significativa demanda de divisas que estuvo hasta ahora contenida por las fuertes ventas oficiales derivadas del sinceramiento fiscal pareció desbordar en el último tramo del día el límite al movimiento de los precios fijado por la intervención de la banca pública forzando un ajuste no previsto para el día", escribió Gustavo Quintana en un mail para sus clientes.

Un reporte de Global Agro Broker estimó en entre u$s 350 millones y u$s 400 millones las ventas del Banco Nación en el mercado único y libre de cambios sólo en el día de ayer. Esas divisas surgen de las penalidades pagadas por quienes blanquean tenencias en el exterior y, por sí solas, equivalen a algo más de un día promedio de operaciones en el Mercado Abierto Electrónico (MAE), la plaza mayorista local.

Con un aporte semejante el volumen operado en el MAE alcanzó los u$s 810 millones en el día de ayer, el más alto para una sola rueda desde los últimos días de junio.

"Es de hacer notar que estaba previsto por los operadores del mercado de cambios que a los precios bajos como se mantuvo estos últimos días todos eran compradores de la divisa, mientras les alcanzara los pesos para pagar las compras", comentó ABC Mercado de Cambios en su informe diario.

La apreciación del peso en lo que va de diciembre no es una rareza entre las monedas de la región, que recuperan terreno luego de las devaluaciones post efecto Trump. El real brasileño gana 3,32% frente al dólar en lo que va de diciembre, el sol peruano lo sigue con un avance del 1,74% y el peso argentino acompaña con una recuperación del 1%. Todas esas monedas, sin embargo, están en rojo frente al dólar si se las compara con su precio del 8 de noviembre último: la curiosidad es que el peso argentino se devaluó más que el brasileño desde esa fecha, lo que alivia un poco el frente cambiario en comparación con el principal socio comercial.