Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Tras la euforia de la previa, la bolsa quedó casi planchada

Tras la euforia de la previa, la bolsa quedó casi planchada

Si bien Mauricio Macri era el candidato preferido por los inversores, desde que asumió como presidente, hace 100 días, las acciones abandonaron el rumbo alcista previo a las elecciones para operar con más selectividad. En tanto, los bonos mostraron un comportamiento más parejo, con mayoría de alzas. Los números hablan por sí solos: en estos poco más de tres meses el Merval subió solo 1,5%, pero entre las primarias y la semana anterior a la segunda vuelta, saltó un 23,7%.

Entre las razones de este comportamiento se pueden citar la suba de la tasa en pesos, un pésimo comienzo de año para las bolsas del mundo, la prioridad puesta en solucionar los problemas que dejó el kirchnerismo y las idas y vueltas de las negociaciones con los fondos buitres.

En cambio, la renta fija pudo aprovechar varios de los cambios que se dieron en la economía. El salto del tipo de cambio alentó a los títulos en dólares y a los dollar-linked, mientras que la intención de sincerar la inflación potenció a los bonos que ajustan por Cer y el incremento de las tasas a los que replican la Badlar.

"En estos 100 días los bonos tuvieron una mejor performance gracias al avance del tipo de cambio y a las expectativas de pago a los holdouts, lo que hará que el país vuelva al mercado", señaló Nicolás Chiesa, trader de Balanz Capital. Es que a medida que la situación de la deuda se normalice, Argentina podrá financiarse a tasas más acordes a las de la región, que están más cerca del 5% que de los dos dígitos.


Chiesa indicó, además, que las compañías locales "están desesperadas" porque se abra el mercado; quieren tomar deuda afuera: "Prefieren endeudarse al 9 o 10% en dólares, que al 35% en pesos".

Con la intención de contener el tipo cambio para que la devaluación no se vaya a precios, el Banco Central (BCRA) elevó las tasas de interés de las letras en pesos hasta el 38% poco después de que Federico Sturzenegger asumiera como presidente de la entidad, pero hizo falta un nuevo incremento en las últimas semanas, por lo que en la actualidad se ubican nuevamente cerca del 40%. Entre los bonos más pedidos están los dolarizados. Así es como el Discount bajo ley de Nueva York sumó 8,1% en este periodo y el dollar-linked AJ17 ganó 8%.

Está claro que las acciones tuvieron rendimientos más suculentos, sin embargo hay que navegar por el panel general para encontrar los pocos papeles que sobresalieron: Mirgor se catapultó un 172% y Consultatio se disparó un 30%. A su vez, San Miguel sumó 15,3%. "Hay que tener en cuenta que diciembre no fue un buen mes, en enero se dio el peor arranque de año de Wall Street en su historia, recién en febrero hubo un repunte. En marzo volvió a subir la tasa en pesos, inversión que compite con las acciones", dijo el operador de Mayoral, Rubén Pasquali.


Más allá de la relación entre Macri y Nicolás Caputo, fundador de Mirgor, en la City explicaron que la empresa salió muy favorecida por sus negocios con Samsung, beneficios que se percibieron en los últimos balances. Consultatio también presentó muy buenos resultados, producto de ventas de propiedades y proyectos en Estados Unidos. En cuanto a San Miguel, ganó por la quita de retenciones, además se espera que la visita del presidente estadounidense Barack Obama promocione la exportación de limones a Estados Unidos.