Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Titular del banco central de Inglaterra extenderá un año su mandato por el Brexit

La primera ministra iniciará el proceso de dos años para romper con Bruselas antes de marzo del año que viene. La permanencia de Mark Carney en el banco aporta calma

El gobernador el Banco de Inglaterra, Mark Carney, anunció ayer que dejará su cargo en junio de 2019, doce meses después del periodo de cinco años al que se comprometió al asumir la dirección de la entidad emisora.
El canadiense afirmó que ha decidido extender su periodo al frente del banco para contribuir a dotar de estabilidad a la economía británica durante las negociaciones sobre la salida del país de la Unión Europea.
La primera ministra, Theresa May, espera iniciar el proceso de dos años para romper los lazos con Bruselas antes del fin del primer trimestre de 2017, por lo que la separación definitiva del bloque comunitario se produciría a principios de 2019.
A pesar de que el periodo oficial en el cargo de Carney concluye en 2018, la mayoría de gobernadores del Banco de Inglaterra han alargado ese plazo tres años más, por lo que se esperaba que el banquero canadiense pudiera mantenerse en el puesto hasta 2021.
Las especulaciones sobre su posible salida temprana afectaron ayer a la Bolsa de Londres, que cayó un 0,60%, y la cotización de la libra esterlina, que cerró con un ligero ascenso después de haber caído durante la primera mitad de la jornada respecto al euro y al dólar.
"Alargando mi permanencia más allá del periodo que se espera que dure el proceso del artículo 50 (del Tratado de Lisboa) espero contribuir a asegurar una transición ordenada hacia una nueva relación del Reino Unido con Europa", explicó Carney en una carta dirigida al ministro de Economía, Philip Hammond.
El canadiense agradeció el apoyo de la primera ministra británica, que ayer expresó a través de un portavoz su interés "absoluto" en que él continuara al frente del banco central.
Un mes después del referéndum de junio, Carney anunció un paquete de medidas drásticas para combatir la incertidumbre. Recortó las tasas hasta un mínimo histórico del 0,25% y dedicó 170.000 millones de libras a estímulos económicos.