Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Tientan a empresas europeas con obras por u$s 27.000 millones

Dietrich presentó sus planes a empresarios de la construcción en España que minutos antes habían expuesto, entre otras cosas, sobre una demanda contra el país en el CIADI

por  MATÍAS BARBERÍA

Enviado especial - Madrid
1
Tientan a empresas europeas con obras por u$s 27.000 millones

"El tema del financiamiento dejó de ser el tema de la Argentina", dijo ayer el ministro de Transporte Guillermo Dietrich en un encuentro organizado por un banco español en Madrid. El funcionario argentino llegó a España después de haber participado del viaje del presidente Mauricio Macri a Europa y presentó sus planes de inversión en infraestructura de transporte por u$s 27.000 millones frente a empresarios españoles de la construcción que minutos antes habían expuesto, entre otras cosas, sobre una demanda contra el país en el CIADI.

El funcionario aseguró que el interés por la argentina es tal que el financiamiento está garantizado y que las empresas que se sumen serán las que más van a ganar.
Dietrich fue el encargado de cerrar un encuentro de tres días sobre inversión en infraestructura organizado por el banco Santander en Madrid en el que fueron también oradores el secretario de Comercio Miguel Braun y el embajador argentino en Brasil Carlos Magariños.

El Ministro formó parte de la comitiva presidencial en Alemania, Francis y Bélgica, donde junto con sus colaboradores llevó adelante un road show en el que buscan a atraer empresas para que participen del plan de infraestructura argentino. Funcionarios de transporte seguirán recorriendo capitales europeas en los próximos días, mientras que Dietrich tiene que volver para el acto del bicentenario de la independencia argentina.

En su presentación repasó el plan de inversiones 2016 a 2019 en red vial, ferrocarriles de carga, puertos, aeropuertos y movilidad urbana por un total de u$s 33.225 millones, de los cuales u$s 5550 son inversiones privadas.

Los u$s 27.000 millones, mientras tanto, son parte del presupuesto del Tesoro planificado como endeudamiento para los próximos años. Parte de esa deuda ya fue contraída, como en el caso de u$s 4000 millones de financiamiento provisto por China que está siendo ejecutado y otros cerca de u$s 5000 millones de organismos internacionales, el apalancamiento más barato al que tiene acceso el país.

Dietrich aseguró que es tal la disponibilidad de financiamiento para el país dado el bajo endeudamiento heredado del Gobierno anterior, que si las empresas ofrecen sus propias vías de financiar a las obras será analizado pero no es visto como una necesidad.

Tenemos propuestas de empresas que nos dicen estamos interesados en tal o cual obra y tenemos el financiamiento para hacerlo. En ese caso, para nosotros, lo que pasas es que esa obra que por ahí planificábamos para dentro de dos años la adelantamos, pero nada más. Más plata sólo va a acelerar los proyectos‘, dijo.

El Banco Santander, por ejemplo, anunció esta semana que dispone de una línea de financiamiento por u$s 2400 millones para financiar infraestructura en las Argentina durante su XV Encuentro Santander América Latina. El banco Supervielle, cuyas autoridades estuvieron en la comitiva de Macri en Europa, tiene activa una línea de financiamiento para contratistas del Estado por $ 1500 millones. Otras entidades planifican involucrarse de manera similar en el plan de infraestructura del Gobierno.

"Las empresas que vengan más rápido a la Argentina para este plan de infraestructura van a tener por premio una prima en la medida en que el riesgo va a ir bajando en los próximos cuatro años", dijo Dietrich.

Evitar condena

En diciembre del año pasado, menos de 10 días después del cambio de Gobierno, la compañía española Abertis presentó una demanda contra la Argentina en el CIADI por la a no aplicación de los incrementos de tarifas previstos en los contratos de las dos concesionarias de autopistas en las que la empresa tiene participación y es controlante: Grupo Concesionario del Oeste y Autopistas del Sol.
José Aljaro, director financiero de Abertis dijo ayer que si bien continuará la demanda está abierta a la posibilidad de llegar a un acuerdo con el Gobierno argentino.

"El nuevo Gobierno se puso en contacto con nosotros para tener conocimiento de los incumplimientos de los contratos, generó un encuentro para buscar algún mecanismo de compensación de ese perjuicio económico y para testear cuál es el compromiso de Abertis con la Argentina. Nuestra respuesta fue clara: estamos dispuestos a buscar mecanismos de compensación que sean asumibles económicamente en el tiempo por el Gobierno y que además ayuden a una mejora de la infraestructura", dijo Aljaro.

"Normalmente en nuestro sector hay dos mecanismos de compensación: uno es el aumento de tarifas y el segundo mecanismo es la extensión de la concesión. Pero tampoco es fácil aumentar las tarifas porque el usuario sufre y la extensión no puede ser indefinida, con lo cual hay que buscar un equilibrio", detalló.

El monto que reclama la firma española no está calculado en la demanda, pero en el Gobierno argentino entienden que ronda los $ 40.000 millones de pesos.