Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Tensión financiera: ven punto de inflexión en liquidez mundial

El último informe del Banco de Pagos Internacionales (BPI) es un rosario de advertencias. La entidad, con base en Basilea (Suiza) y presidida por el español Jaime Caruana, constata que el crédito financiero transfronterizo descendió en el tercer trimestre de 2015 y que las amortizaciones de títulos de deuda sumaron más que las emisiones en los últimos meses del año pasado, lo que llevó al mayor retroceso de estos títulos de deuda internacionales en tres años. "Esta evolución es significativa porque podría marcar un punto de inflexión en la liquidez mundial", señala el informe trimestral del BPI publicado ayer. Más aún, este aumento de la tensión financiera, alerta el coordinador de los principales bancos centrales, "ha anticipado con frecuencia más debilidad en la actividad económica".
La consecuencia de esa tensión creciente ha sido el peor arranque de las Bolsas que se recuerda, la retirada de la liquidez internacional que inundaba los mercados hasta ahora y el refugio en los activos más seguros. Según recoge el estudio, el "universo de títulos de deuda pública que ofrecen intereses negativos se expandió de los 4 billones de dólares a más de 6,5 billones en unos días" en el inicio de 2016. Una evolución que se relaciona con las últimas políticas de estímulo monetario -el Banco de Japón situó en el -0,1% la tasa de referencia, el BCE penaliza a la banca que coloca liquidez en su cuenta con un -0,3%-, pero también con la aversión al riesgo.
La restricción de liquidez transfronteriza -el BPI monitoriza como evoluciona el préstamo y otros activos de la banca fuera de sus fronteras locales y las emisiones de bonos y otros instrumentos de deuda fuera del mercado local del emisor-tienen un claro sesgo territorial (China) y sectorial (la banca occidental) en los últimos meses. De los 157.000 millones de dólares en los que se redujeron los activos transfronterizos de la banca en el tercer trimestre (hasta situarse en los 27 billones de dólares), 119.000 corresponden a una disminución del valor de los activos internacionales (préstamo interbancario, esencialmente) declarados en China. En el caso de las emisiones de títulos de deuda, que haya bajado el volumen en circulación (en 47.000 millones de dólares) se debe, sobre todo, a que la banca de países avanzados redujo su posición de deuda en 110.000 millones de dólares.