Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Tasa de plazo fijo cayó de más del 29% a menos del 22% en tan sólo cuatro meses

Por su parte, la tasa Badlar para depósitos de más de $ 1 millón pasó de un pico de 31,2% anual a fines de mayo a 23,3% ahora. Renace apetito por el dólar: lo ven barato

Tasa de plazo fijo cayó de más del 29% a menos del 22% en tan sólo cuatro meses

De la mano de la baja de la tasa de Lebacs, los bancos redujeron lo que pagan por depósitos a plazo fijo. La tasa nominal anual minorista pasó de un pico de 29,1% anual a mediados de mayo, hasta ubicarse en torno a 21,8% anual a mediados del corriente mes.

Por su parte, la tasa por depósitos Badlar (de más de $ 1 millón) pasó de un pico de 31,2% anual a fines de mayo a 23,3% ahora. El comportamiento de los depósitos a plazo en pesos está en línea con la trayectoria de las tasas de interés pasivas, que continúan mostrando una tendencia a la baja.

"En igual sentido, algunas tasas de interés activas comienzan a registrar signos de recorte, siguiendo el comportamiento de las tasas pasivas", advierte Joaquín Berro Madero, en el informe de coyuntura del IERAL, de la Fundación Mediterránea.

En particular, la tasa que cobran los bancos por adelantos en cuenta corriente a empresas (a entre siete y diez días de plazo y por más de $ 10 millones) refleja una baja desde 39,1% anual en mayo, hasta 29,4% anual ahora.

En este sentido, cabe esperar que mientras las presiones inflacionarias vayan disminuyendo, las tasas activas generalicen su acomodamiento a la baja, siguiendo el comportamiento de la tasa de referencia de las Lebac instrumentado por el BCRA. Rafael Di Giorno, director de Proficio, observa que, justamente por este motivo, los inversores institucionales están desarmando la cartera de Lebacs, a medida que el Banco Central va bajando la tasa medio punto por semana, y se pasan a renta variable, ya que la renta fija parece haber tocado un techo.

Por lo tanto, las acciones le ven mayor upside que a los bonos: "De todos modos, los ahorristas más conservadores se vuelcan a la compra de dólares, que da la sensación que está barato", comenta Di Giorno.

El Presupuesto marca un valor de la divisa de $ 17,92 promedio para 2017, que trepe a $ 21,21 para 2018 y un alza a $ 23,53 para 2019. En un escenario con una inflación descendente de entre el 12% y el 17% para el año que viene, de entre 8% y 12% para el 2018 y de entre 3,5% y 6,5% para 2019.