Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Subió 5% el tipo de cambio real en abril y se erosiona la competitividad

Subió 5% el tipo de cambio real en abril y se erosiona la competitividad

Pese a la devaluación iniciada en diciembre, preocupa una incipiente pérdida de competividad del peso. En un contexto de tasas elevadas y con una inflación mensual en máximos que no se veían desde hace catorce años, abril cerró con una apreciación del tipo de cambio real multilateral del 5%.

El dato surge del último informe de la consultora Elypsis, que además relevó un incremento del tipo de cambio oficial de 3,5% respecto al mes anterior, con el dólar mayorista al cierre del mes a $14,3.

La política del Banco Central elevar la tasa de las Lebac desde principios de marzo, resultó efectiva para impulsar las posiciones en pesos. Pero su contracara, es una apreciación de la moneda local y el consecuente atraso cambiario. A esto se le debe sumar la presión del "sinceramiento" de los precios: en tan sólo un mes, la inflación argentina se puso niveles similares a los que sus socios comerciales tienen en todo un año.

Por otro lado, influye la llegada de dólares a la economía a partir del cuarto mes de 2016: "Ya están ingresando divisas, producto de la colocación de deuda y de un mayor volumen de liquidación de divisas del agro", señaló Gabriel Zelpo, economista jefe de Elypsis.

En ese sentido, desde la Consultora Ledesma explicaron: "Todo plan de estabilización que se basa directa o indirectamente en el anclaje de expectativas vía tipo de cambio nominal como elemento importante para lograr la desaceleración inflacionaria en el contexto de un déficit fiscal elevado, puede ser relativamente exitoso en el corto plazo".

Sin embargo, alertaron que la consecuencia de mantenerlo en el tiempo es que "la economía local se encarecerse respecto del resto del mundo y los sectores productores de bienes transables pierden rentabilidad y, por lo tanto, dinamismo".

La pulseada entre el Banco Central y el ministerio de Hacienda respecto de la continuidad de las tasas de Lebac en niveles récord se traduce también en una incipiente apreciación del peso. "El BCRA ya dijo que no tiene objetivos fijados en el tipo de cambio y que su única variable de ajuste es la inflación", señaló Zelpo, en una jornada donde la autoridad monetaria finalmente optó por reducir su tasa de referencia en medio punto.

En un escenario de tasas a la baja, la situación podría comenzar a revertirse. Mientras tanto, los economistas de Ledesma sostuvieron que si el tipo de cambio nominal cierra 2016 por debajo de los $15 y el ritmo de incremento del nivel de precios local se desacelera abruptamente en los próximos meses, el tipo de cambio real entre el peso y el dólar cerrará el año en un valor por debajo de 1,06 (tomando como referencia 2001), en línea con los registros de fines de 2014.