U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

Sube la tasa americana y genera nerviosismo en el mercado de bonos globales

Sube la tasa americana y genera nerviosismo en el mercado de bonos globales

La tasa de interés del bono del tesoro americano a 10 años ha mostrado una fuerte suba en las últimas semanas pasando de 2.8% a 3,2%, desplazándose 40 puntos básicos desde finales de agosto a la fecha. Toda la curva se desplazó al alza con la parte más larga (30 años) subiendo 42 puntos básicos y la más corta (2 años) 25 puntos básicos de suba. Este escenario alcista de las tasas genera volatilidad en el resto de los mercados globales de bonos impactando de lleno a los emergentes en general y argentina en particular.

Justamente, en cuanto a los riesgos de la suba de tasas en el mercado de bonos, los analistas de Criteria destacan que el ETF que sigue al índice de bonos globales (AGG) ha tenido su mayor salida de fondos de su historia. Se trata del fondo líder de bonos mayormente de EEUU y dentro de los cuales se encuentran bonos Investment Grade (grado de inversión) y  High Yield (bonos basura).

“Este es un ETF con especial foco en EEUU y emitidos en dólares. Dentro de su categoría, es por el vehículo más utilizado por inversores, con u$s 55.000 millones bajo administración y en estos últimos días, ha sufrido la mayor salida de dinero desde su lanzamiento. Esto podría traducirse a que inversores piensan que tasas de interés estadounidense podrían seguir subiendo, y no están dispuestos a asumir el riesgo de pérdida de capital que esto significaría. Desde Criteria pensamos que se ha alcanzado nuestro objetivo de tasa de interés de 10 años en el entorno de 3.25-3.5%”, sostuvieron.

En cuanto al análisis de la suba de tasasen EEUU, Marcos Wentzel, Managing Partner de PUENTE sostiene que hoy queda claro que la suba de tasas está vigente para 2018 y 2019. “No se sabe bien cuantas subas de tasas veremos en 2019 pero actualmente hay una mayor expectativas de que veamos efectivamente menos subas de tasas de lo que la Fed está pensando en subirla. Lo que empina la curva americana es que la expectativa  de que la tasa siga subiendo hace que el rendimiento a10 años se desplace hacia arriba e incrementa las chances de que veamos al mismo en niveles de 5% de acá a 24 meses vista”

Yendo a la parte de inversiones, para Wentzel este contexto es propicio para estar posicionado en títulos de renta fija en dólares de corto plazo y de buena calidad crediticia. “Siempre que hay una suba de tasa, sube el costo financiero y a los países (o compañías) de menor calidad crediticia tienden a enfrentarse a un escenario más negativo. A su vez, en estos contextos tienden a haber una correlación positiva entre la suba de tasas y el aumento de la cesación de pagos ya que los países y las empresas no pueden sostener los mayores costos financieros”.

Norberto Sosa, Director de Invertir en Bolsa señala que, al analizar la curva soberana americana, si tomamos como una medida simplificada de la pendiente la diferencia entre la tasa de 10 años y la de 2 años vemos que, a comienzos de año el diferencial era de 54 puntos básicos, a fin de septiembre era 24bps y hoy aproximadamente 42 punto básicos. “En los primeros días de octubre aumento la pendiente, pero no es mayor que a comienzos. Lo que vemos es que el tramo más corto suele estar influenciado por la política monetaria de la FED, Mientras que el largo plazo, por situación fiscal”.

Con una visión similar, Gastón Sempere, Investment Strategis de Banco Mariva hace un análisis de la curva americana señala que ahora la misma presenta un mayor empinamiento en la parte corta de la curva, donde el diferencial entre los bonos de 10 a 2 años pasó de 22 a 34 puntos básicos, subiendo+12 bp, mientras que el diferencial entre los bonos de 30 a 10 años pasó de 15 a 17 puntos básicos, subiendo apenas +2 bp. Sin embargo, Sempere resalta que no hay que dejar de tener en cuenta que estos diferenciales estuvieron bajando desde 2014 en un proceso de achatamiento general de la curva y son similares a los diferenciales de 2007”.

Para Norberto Sosa, la parte larga de la curva se ve afecta por cuestiones del ámbito fiscal y según Sosa, las perspectivas fiscales de EEUU no son positivas. “Según la Oficina de Presupuesto del Congreso, casi el 50% del déficit es explicado por los déficits de Social Security y Medicare. Además, el déficit de estos sectores que cierran 2018 en 1,9% del PBI, se estima que hacia futuro crecerán. Paralelamente, con la nueva reforma tributaria se pierden algunos ingresos. A eso habría que agregarle que, difícilmente EEUU pueda seguir creciendo al 5,1%. Por lo tanto, todos los caminos indican que el déficit tendería a subir y eso seguirá presionado sobre las tasas largas. Para el caso de 10 años, la misma CBO estima que alcanzaría 4%”.

Por último, Martin Saud, Senior Trader de Balanz  considera que las tasas en EEUU van a seguir subiendo. “La curva probablemente quede plana o potencialmente se invierta. Esto es así ya que las tasas cortas se encuentran subiendo a un ritmo mayor que las tasas largas. Como no hay riesgo inflacionario elevado, las tasas altas no suben tanto. La Fed está subiendo 25 puntos básicos la tasa corta y la tasa larga no acompaña tanto porque no hay riesgos de inflación elevada”.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar