Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Sturzenegger volvió a subir tasas y debió emitir pesos por primera vez

Entraron en juego la suba del dólar y la próxima emisión del Tesoro. Además, la liquidez de los bancos estuvo comprometida por tener que recomponer encajes. Vía letras, el Central debió emitir $ 5163 millones y elevar entre 0,5 y 1,15 puntos las tasas de corto plazo, donde ayer se aloja la demanda, pero también las de largo plazo, que el Central usa para fijar las expectativas de inflación

Sturzenegger volvió a subir tasas y debió emitir pesos por primera vez

En una jornada en que la suba del dólar ameritó otra intervención del Banco Central (BCRA) en el mercado cambiario, la entidad monetaria volvió a elevar las tasas de interés a corto plazo de las Lebac. Se trató de una suba leve en un contexto de bancos recomponiendo encajes y con una emisión de bonos del Tesoro esta semana. Además, debió emitir $ 5.163 millones.


Se trata de la primera devolución de pesos desde que asumió la nueva gestión, que se propuso reducir los agregados monetarios para bajar la inflación. Pero conocidos los índices de precios de enero y las expectativas de inflación, la entidad monetaria también elevó las tasas de largo plazo, que usaba para pisar expectativas.
Ayer vencían $ 36.931 millones, pero los bancos ofertaron $ 32.903 millones y el BCRA adjudicó $ 32.849 millones, por lo que se dieron de baja de circulación $ 4.082 millones en letras.


La licitación "reflejó el comienzo de la recomposición de la posición trimestral de efectivo por parte de los bancos", dijo el BCRA en un comunicado, donde indicó que absorbió $ 31.768 millones en términos brutos, con un efecto monetario expansivo de $ 5.163 millones, "que es la contrapartida de esa mayor preferencia por liquidez de las entidades".


El cómputo de los encajes de trimestral a mensual a partir de marzo le quita flexibilidad a los bancos para colocar su liquidez en las Lebac a estas tasas. Pero el BCRA espera recuperar ese dinero en las próximas licitaciones.


Pese al resultado expansivo de ayer, el BCRA afirmó que "sigue procurando desacelerar a lo largo del año la tasa de expansión de los agregados monetarios, para hacerlos consistentes con una inflación en descenso. En el caso de la base monetaria, el BCRA proyecta para febrero un aumento del 25% en la comparación interanual".


Por ahora el dólar y la inflación se recalientan. El mercado esperaba otra suba de tasas para que los pesos se inviertan en las Lebac y en los plazos fijos en vez de ir a activos dolarizados. La semana pasada la entidad monetaria dejó de lado la política de bajas de tasas que estaba implementando luego del primer salto inicial, cuando levantó el cepo cambiario.


Se entiende que en el mercado cambiario hay una demanda de u$s 100 millones diarios por encima de la oferta de divisas, y cuando el tipo de cambio sube aumenta la demanda de dólares. En tanto, las expectativas de inflación que mide la Universidad Di Tella ascendieron a 30% para los próximos doce meses. Ayer el BCRA revirtió la baja de tasas a largo plazo, que usaba para marcar una desaceleración de la inflación, y las subió hasta 1,15 puntos a partir de los 147 días.


Pero el 87% de la demanda de los bancos se sigue concentrando a 35 días: $ 29.513,8 millones al 31,15% a 35 días; $ 2.072 millones al 30% a 63 días; $ 658,6 millones al 29,2% a 98 días; $ 59 millones al 28,5% a 119 días; $ 248,6 millones al 28,15% a 147 días; $ 143 millones al 28,2% a 203 días, y $ 154 millones al 28,6% a 252 días.

Con todo, los bancos todavía cuentan con mucha liquidez producto de la baja demanda de crédito.


Pero el jueves el Tesoro emitirá Bonar 18 y Bonar 20. La expansión monetaria de ayer por parte del BCRA muestra cierta coordinación con el Ministerio de Hacienda y Finanzas: los bancos estiman que podrían colocarse unos $ 5.000 millones si Economía ofrece un piso de spread sobre la Badlar de 3,5 a 4%, un premio sobre el rendimiento en el mercado secundario.