Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Sturzenegger mantuvo las tasas en 38% y sugirió que no cambiarán en el corto plazo

El presidente del BCRA alentó expectativas de que las tasas sigan altas durante más tiempo. Eso se confirmó en la licitación de Lebac de ayer, donde los rendimientos se mantuvieron estables. Aspiraron $ 22.000 millones a través de letras en la licitación de ayer y el mercado secundario

Federico Sturzenegger, presidente en comisión del Banco Central, durante su disertación de ayer

Federico Sturzenegger, presidente en comisión del Banco Central, durante su disertación de ayer

El presidente del Banco Central (BCRA), Federico Sturzenegger, dijo ayer que no cree que la evolución de los precios en marzo alcance a modificar la política de tasas altas. En línea con sus declaraciones, la autoridad monetaria mantuvo ayer sin cambios las tasas récord de las letras con las que regula la masa monetaria y redujo así en $ 13.501 millones la cantidad de pesos que circula en la economía.

Sturzenegger cerró ayer el Bloomberg Argentina Summit 2016 celebrado en el Museo de Arte Decorativo porteño. En su discurso, el banquero hizo una defensa de su gestión frente a las críticas que recibió por la rápida baja de tasas luego de la devaluación de diciembre pasado, por la aceleración de la inflación y por la importante volatilidad con la que se movió el dólar desde la salida del cepo cambiario. En medio de su defensa, además, filtró una serie de definiciones respecto a las líneas rectoras de su política para el futuro inmediato.

"En tanto la inflación se ubique por encima de sus objetivos, la tasa de interés deberá aumentar o mantenerse en modo contractivo", dijo Sturzenegger durante su discurso, para luego dar una señal hacia adelante: "Quiero anticipar que no consideramos que una baja de algunas décimas en la inflación de marzo será suficiente para cambiar la visión de la autoridad monetaria en el corto plazo sobre la necesidad de seguir en modo contractivo".

El titular del BCRA dijo además que no busca usar al dólar como ancla anti inflacionaria, estrategia a la que calificó de "atajo". "En las últimas semanas se ha reclamado al BCRA que intervenga mucho más activamente en el mercado cambiario. Se ha criticado la decisión de tolerar una mayor volatilidad en las cotizaciones del tipo de cambio", dijo. "Los tipos de cambio rígidos (como el de la convertibilidad) han sido pan para hoy y hambre para mañana", agregó.

Así, consideró que la flotación administrada, junto con las metas de inflación, constituyen el sistema adecuado para establecer "un esquema macroeconómico más sostenible y mucho más apropiado para la economía argentina en el largo plazo".

Entre otras definiciones, además, abundó respecto del cambio en su estrategia anti inflacionaria. Desde el mes pasado el BCRA anunció que abandonó el objetivo de reducir la cantidad de pesos que circulan en la economía, luego de reducir la tasa de expansión monetaria del 45% interanual al 30%, pasará a perseguir metas de tasa, paso previo a las metas de inflación.

"En los primeros meses, cuando lo que se buscaba era bajar el nivel de agregados, el "éxito" de la licitación de Lebac era medido por si se podían renovar los vencimientos y absorber cantidades crecientes. Pero en un esquema de control de la tasa de interés, la lectura es diferente: una licitación que expande la base monetaria indica que la liquidez existente era escasa en relación al objetivo de tasa buscado, es decir que el BCRA estaba excesivamente contractivo; por el contrario, una contracción de la base monetaria indica un exceso de liquidez en relación al objetivo de tasa de interés", dijo Sturzenegger.

Aspiran $ 22.000 millones

El exceso de liquidez al que se refirió el presidente del BCRA fue evidente ayer tras luego de que la autoridad monetaria transfirió más de $ 40.000 millones al fisco. En la licitación de letras y notas con las que regula la masa monetaria la entidad colocó letras por $ 66.483 millones ayer, con lo que logró una contracción monetaria de $ 13.501 millones. Otros $ 8.470 millones, dijo la entidad, fueron esterilizados durante la semana con operaciones en el mercado secundario.

"Nos parece que si efectivamente están poniendo la tasa como target intermedio de inflación por lo menos tenés 30 o 45 días de esta tasa. Este mes está jugado en términos inflacionarios", dijeron ayer en un banco. "Antes de junio no vamos a ver un dato de inflación como la gente, los datos de abril y marzo parecen altos", agregaron.

La tasa de la Lebac a 35 día se mantuvo ayer en el 38% anual, mientras que el resto de los plazos pagan tasas menores hasta llegar al 32,25% para los 252 días. "La idea de todos es que las tasas altas van a durar más de lo esperado, con lo cual seguimos apostando por el plazo más corto", dijo un administrador de portafolio.