Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Sturzenegger almorzó con economistas: preguntó qué harían con la tasa

Sturzenegger almorzó con economistas: preguntó qué harían con la tasa

Jamón crudo de primer plato, salmón con ensalada de plato principal y una torre de frutas de postre. Ofrecieron vino, pero todos optaron por gaseosa. El café fue rápido porque el almuerzo, convocado para las 13 del viernes en el Banco Central, se extendió hasta las 15. Invitados por Federico Sturzenegger, estuvieron Fausto Sportorno, Miguel Angel Broda, Gabriel Rubinstein, Rodolfo Santangelo, Jorge Vasconcelos, Juan Carlos de Pablo y Julio Piekarz. Por parte del BCRA, también participaron el vice, Lucas Llach, los directores Demián Reidel y Pablo Curat, y el economista jefe. "¿Qué harían con las tasas?", fue la pregunta que les hizo ‘Sturze’, un fanático de Star Wars, al punto que tiene en su despacho merchandining de la serie, aunque todos recuerdan el crucero imperial de lego que tenía en su oficina de Diputados.

Ninguno de los economistas convocados sugirió que las tasas de Lebacs se deberían bajar de inmediato en forma urgente, sino que las respuestas fueron dispares. "Si hay 10 economistas, tendrás 11 opiniones", dijo uno de los presentes. Algunos recomendaron mantener las tasas hasta que la inflación diera señales de bajar en serio, mientras otros hicieron foco en mirar más al dólar que a las tasas, y que el BCRA debería marcar la cancha con bandas de flotación para el dólar.

"El Central sabe que las tasas están altas, pero no quiere perder credibilidad. Si dijeron que las tasas iban a bajar cuando baje la inflación, quieren respetarlo. Esperan tener algún dato concreto de la baja de precios para tocar las tasas", advierte uno de los convocados.

"Lamentablemente, la ciencia económica dice que para bajar la inflación hay que enfriar la demanda, y si bajás mucho las tasas habrá más consumo y mayor inflación", agrega la fuente.

Pero hoy las pymes suben los precios porque le suben los costos, y al no vender se le acumulan los inventarios y la mercadería deja de rotar. Los súper chinos compraban a sus proveedores dos veces por semana y ahora lo hacen sólo una vez cada 15 días, porque se les acumuló stock por caída de ventas.

El cóctel es nocivo: suba de tarifas más baja de consumo provoca estragos en las pequeñas y medianas empresas, que emplean al 80% de los trabajadores, y no tienen el margen de las multis para hacer suspensiones y adelanto de vacaciones. No les queda otra que los despidos.