Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Sospechan juego sucio con la acción de la filial de PDVSA en la Argentina

La petrolera pasó de operar $ 20 mil diarios a $ 33 millones en un día. Rumores ayudaron a una disparada que ayer se convirtió en derrumbe. La CNV monitorea el caso

Sospechan juego sucio con la acción de la filial de PDVSA en la Argentina

La acción de Petrolera del Conosur se desplomó ayer 55,6% luego de haber acumulado un avance de más del 1000% desde junio. El papel de la filial local de la venezolana PDVSA fue protagonista de una serie de avances considerables entre acciones que generalmente se operan muy poco en la Bolsa porteña. A las sospechas de manipulación del precio que no eran más que un rumor, se les sumó ayer que autoridades de la Comisión Nacional de Valores (CNV) dijeron estar "preocupados por la anomalía".

Impulsada por versiones de una posible compra la acción de la pequeña petrolera que no logró hacer pie en la Argentina pasó de operar $ 20 mil diarios a más de $ 33 millones el martes pasado. En sólo 4 ruedas llegó a escalar 650%. Ayer perdió la mitad del valor que había alcanzado en las últimas ruedas luego de que la firma respondiera una consulta de la CNV sin confirmar hecho relevante alguno.

Las versiones respecto de una venta de Petrolera de Conosur a un grupo de empresarios locales se hicieron fuertes en mayo pasado, pero en ese momento no movieron de manera relevante a una acción que es absolutamente marginal en el mercado porteño. El precio del papel se empezó a disparar recién este mes y con especial énfasis en la última semana, mucho más allá de lo que permitían los fundamentos de una empresa que tuvo que recurrir a inyecciones de capital para cubrir sus resultados negativos.

"A los ojos de muchos parecía un caso de insider trading (que alguien tenía el dato de la compra y trataba de aprovecharlo), por eso muchos se subieron y pagaron lo que fuera", contó ayer un operador bursátil. "Pero por más que las charlas para una venta sean reales, todavía no hay nada tan concreto como para que la empresa esté obligada a informarlo como hecho relevante y, cuando no pudo confirmarlo, se pinchó la burbuja."

La disparada de la acción de Petrolera del Sur llegó a su fin el miércoles, minutos antes del cierre del mercado, cuando la firma respondió a la consulta de la CNV: "La Sociedad no tiene ningún hecho relevante que informar que sustente las expectativas de los inversores que dieron lugar a los incrementos producidos en la cotización de las acciones de la misma."

Consultas similares hizo el regulador a Carboclor e Indupa, otras empresas cuyas acciones que también mostraron subas importantes en los últimos días (ver aparte).
Observamos con preocupación esta anomalía, la estamos monitoreando desde el momento en que empezó. Lo primero que hicimos fue consultar a la empresa si había algún hecho relevante para informar, pedido que la empresa respondió", dijo Carlos Hourbeigt, director de la CNV a El Cronista.

"Ahora esperamos que este sea un leading case para avanzar en la transparencia del mercado. Queremos saber quiénes fueron los agentes que operaron esto, cuáles fueron las cuentas comitentes utilizadas y quienes participaron del proceso además de precisar qué fue exactamente lo que pasó. A partir de eso, vamos a cerciorarnos de si existió alguna irregularidad o incumplimiento a la Ley del Mercado de Capitales", agregó el funcionario del ente regulador del mercado, que se negó a aclarar su hay un sumario concreto porque esos procedimientos son secretos.

Fuentes del mercado dijeron que, de comprobarse algún ilícito, la CNV no la tendrá difícil. Los agentes que protagonizaron la escalada de la acción fueron pocos y las cuentas comitentes beneficiadas también.