Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Sólo la deuda de Ucrania supera los rendimientos de los títulos soberanos en dólares

El dato surge de un informe de la consultora de Daniel Marx. El desafío de Argentina en lo sucesivo será acercarse a la tasa que paga Brasil, que ronda el 5%

Sólo la deuda de Ucrania supera los rendimientos de los títulos soberanos en dólares

No es una novedad que la deuda soberana ofrece rendimientos muy atractivos a los inversores, ya que los bonos en dólares a 10 años pagan un 6,7%. De hecho, según un informe de Quantum Finanzas, solo la deuda de Ucrania –un país que está en guerra– resulta una alternativa más tentadora, con tasas de 9,1% para sus títulos de deuda en dólares. Es cierto que por encima de ambos se encuentran los bonos venezolanos, con un rendimiento de 23,1% en moneda dura a 10 años. Sin embargo, la consultora decidió no incluir al país centroamericano en este trabajo y aclaró: "Venezuela tiene una forma de su curva invertida y niveles de tasas muy elevados reflejando una alta percepción de probabilidad de default cercano".

Al mirar las curvas de deuda de países emergentes diversos (ver gráfico), se observa que en la mayoría de los casos las mismas están empinadas en el tramo corto y medio pero relativamente planas en el largo plazo. Otro dato interesante es que la deuda de Brasil –que se alinea con Sudáfrica y Turquía– rinde en torno al 5% anual, es decir, 252 puntos básicos por encima de los Bonos del Tesoro de Estados Unidos. La deuda nacional, por su parte, con tasas cercanas al 7% rinde 425 puntos básicos más que los títulos norteamericanos.

En ese sentido, el informe plantea: "El interrogante que surge es si Argentina tiene posibilidades de converger a los niveles actuales de Brasil como primera escala de compresión de spreads, más allá de lo que ocurra con la tasa base o en la dinámica del país vecino, donde la política se lee como compleja pero mejora relativamente la situación de su economía.

El comunicado de política en que se enmarcó la reciente suba de la tasa de corto plazo en Estados Unidos tuvo elementos que presuponen un ajuste más gradual en lo sucesivo. Este nuevo encuadre implicó que la suba no tuviera impacto en la curva de rendimientos. Ello extendería la posibilidad de seguir trabajando sobre la corrección gradual de los desequilibrios en Argentina".