Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Sin cambios por ahora, la Fed dejó abierta la puerta para una suba de tasas en junio

La autoridad monetaria de Estados Unidos tomó datos que muestran una desaceleración de la economía del país para dejar en claro que no tiene apuro en hacer modificaciones

Janet Yellen, presidente de la Fed

Janet Yellen, presidente de la Fed

Tal como descontaban los mercados, la Reserva Federal de Estados Unidos mantuvo ayer estables las tasas de interés, pero expresó confianza en las perspectivas de la economía del país y dejó abierta la puerta para un alza en junio.

En un comunicado, el comité de política monetaria del banco central estadounidense dijo que el mercado laboral había mejorado aún más pese a la reciente desaceleración de la economía y que se mantenía atento a la inflación.

El organismo agregó que las dificultades por la situación de la economía global se mantenían en el radar, pero eliminó una referencia específica de su comunicado previo de política monetaria sobre los riesgos que representan.

"El comité continúa monitoreando de cerca los indicadores de inflación y los acontecimientos globales económicos y financieros", anunció.

Desde la suba de diciembre pasado de 0,25% al 0,5% por primera vez en una década, la autoridad monetaria mantuvo el costo del dinero. Por tercer encuentro consecutivo, el comunicado no hizo mención al balance de riesgos que enfrenta la economía.

No obstante, la Fed destacó que aunque el gasto familiar se había moderado, el ingreso real de las familias había aumentado a un "ritmo sólido", mientras que la confianza del consumidor se mantenía alta.
Pese a una aceleración reciente de la inflación, el organismo liderado por Janet Yellen dijo ayer que espera que se mantenga baja en el corto plazo, en parte debido al declive en los precios de la energía. La entidad agregó que mantiene su confianza en que la inflación avanzaría hacia su meta del 2% en el mediano plazo.

Datos del mercado laboral hablan de una mejora de la economía de Estados Unidos, pero aún así , los funcionarios de la Fed previamente habían dicho que procederían con cautela en lo que respecta a subir nuevamente las tasas de interés debido a la incertidumbre de la economía global y las escasas presiones inflacionarias a nivel local.

Actualmente, se proyectan dos alzas de tasas en el 2016, frente a los cuatro aumentos que se preveían en diciembre.