Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Siete claves para entender qué pasó en los mercados en 2016

Desde los máximos de Wall Street y la tan anticipada suba de tasas de la Fed hasta el cimbronazo que supuso Trump en las plazas emergentes. Un repaso de los eventos que marcaron en el 2016 el mundo en el que tuvo que moverse la nueva Argentina macrista

Siete claves para entender qué pasó en los mercados en 2016

-Dow Jones: Del peor comienzo del año a atacar los 20.000 puntos


Las acciones en Wall Street tuvieron un comienzo de año muy turbulento. Fue, de hecho, el peor comienzo de año desde 1930 y con una pérdida del 13% en las acciones tan solo en enero. A partir de febrero los principales índices accionarios de EE.UU. y del planeta comenzaron a recuperarse y finalizan el año en máximos históricos, con el Dow Jones arañando los 20.000 puntos y mostrando una suba del 28.50% desde los pisos de 15500 puntos evidenciados a comienzo de febrero. Pese a haber transitado tormentas importantes como el caso del Brexit, atentados terroristas y la victoria de Donald Trump, el mercado no sólo nunca se quebró sino que finaliza en zona de máximos históricos.


-Emergentes: Del rally del primer semestre a las dudas pos-Trump


Los emergentes pasaron de la depresión a la euforia en los primeros nueve meses del año y para finalizar el último trimestre con más dudas que certezas de cara al 2017 producto de las dudas generadas por la victoria de Donald Trump. Desde los mínimos alcanzados en enero, las principales acciones de países emergentes mostraron una suba del 39% en promedio, de igual manera que muestra el índice de acciones emergentes (iShares MSCI Emerging Markets ETF). Los bonos mostraron una compresión de spreads muy importante en los primeros 9 meses del año, un optimismo que se vio amenazado desde que Donald Trump se posicionó mejor en las encuestas de cara a las elecciones presidenciales, y con su posterior victoria. A partir de allí, las acciones de emergentes comenzaron a declinar y a mostrar ciertas debilidades, generando una caída del 10%. La compresión de spreads en la curva de bonos de emergentes se detuvo para luego mostrar una fuerte suba de las tasas de países emergentes. En concreto, las políticas comerciales y fiscales de Trump generan más dudas que certezas ya que no se sabe el impacto real que pueden llegar a tener en el dólar, el comercio internacional y en las economías emergentes. Tanto los bonos como las acciones vieron reducidas el optimismo que se tenia desde comienzo de año y el mercado se encuentra en una posición de "wait and see" de cara a las primeras medidas del magnate en enero.


-Fed: Una sola suba de tasas como en 2015


Finalmente la Reserva Federal de EE.UU. elevó por segunda vez desde la crisis sub-prime de 2008 el costo del endeudamiento para colocarlo en el rango de entre 0.50% y 0.75% tras varios intentos previos que demoraron esta suba de tasas, principalmente turbulencias en los mercados financieros y dudas respecto de China, los emergentes y el Brexit. La suba de tasas y la victoria de Donald Trump potenciaron una suba de la tasa a 10 años, que mostró un avance de 90 puntos básicos en el último trimestre, pasando de 1.6% a comienzo de octubre a los valores actuales de 2.54%. Dicha suba generó una elevada volatilidad en el resto de los mercados de renta fija, siendo los emergentes los más golpeados, al ver caer los precios de sus bonos y subir las TIRs. La tasa a 10 años se ha estabilizado en las últimas semanas y parecería que el mercado busca un nuevo punto de equilibrio. La Fed despide 2016 de igual manera que lo hizo en el 2015 sosteniendo que espera nuevas subas de tasas para el próximo año.


-Dólar, en máximos de 14 años: El peso mexicano y la libra esterlina, los mayores perdedores


El dólar ha marcado máximos de 14 años potenciadas por la suba de tasas de la Fed. Dicha suba de tasas genera que los activos americanos sean más atractivos ya que devengan una tasa mayor y por lo tanto, para adquirir tales activos los inversores deben comprarlos en dólares. Para ello, desarman posiciones en otras monedas y compran dólares, generando una fuerte depreciación en el resto de las monedas y una apreciación importante del dólar. A su vez, las dos monedas que más sufrieron este año fueron la libra esterlina producto del Brexit y el peso mexicano producto de la victoria de Donald Trump, con bajas del orden del 15%.


-Petróleo: De mínimos históricos al acuerdo de la OPEP


El petróleo tuvo un año con elevada volatilidad aunque con un saldo más que positivo ya que cierra en máximos del año en 53 dólares y con una recuperación del 43% en el 2017 y 102.5% desde los mínimos de febrero de 26 dólares. Justamente, el sector de energía de EE.UU. supo incorporar a los precios este desarrollo alcista del crudo mostrando un avance del 53% desde los mínimos de enero. Luego de varias negociaciones, la OPEP acordó reducir la producción dentro del grupo para lograr alcanzar una estabilidad en el precio del crudo. Por tal motivo es que el petróleo finalizó el año con un rally alcista importante, subiendo un 17% desde fines de noviembre.


-Brasil: La bolsa festejó el fin de la era Dilma


La crisis política en Brasil generó un cambio de expectativas importante en Brasil, al menos en los primeros nueve meses del año. Por eso es que el real fue la moneda que mayor apreciación tuvo en el 2016, ganando un 18%. Las acciones cierran 56% arriba y con avances de 86% en dólares desde los mínimos de enero, cuando el ETF de Brasil (EWZ) supo tocar mínimos de 17 dólares, cerrando el año en 32.30 dólares. El juicio político a Rousseff generó un cambio de expectativas radical que se vió traducido en los precios de bonos y acciones. Los inversores hoy especulan con un nuevo cambio político de cara al 2018, algo similar como ocurrió en Argentina con el cambio esperado en 2015 desde la victoria electoral de Massa en las elecciones de medio término en 2013.


-Argentina: Una bolsa des-arbitrada de la economía


El Merval finaliza el 2017 con una suba del 40%, habiendo arrancado el año en 11675 puntos y lo finaliza en 16330 puntos, todo esto dentro de un contexto de gran expectativa por el primer año de gobierno de Macri y la reactivación económica. La economía todavía no arranca y no muestra síntomas de fortaleza, mientras que el mercado financiero se ha mostrado muy firme, mostrando un des-arbitraje entre la economía real y el sector bursátil. Ese des-arbitraje debe ser corregido vía una reactivación economía inmediata para justificar los precios actuales. Caso contrario, los precios de las acciones deberían ajustar para corregir el des-arbitraje. Los bonos argentinos acompañaron la evolución de los demás países de emergentes, mostrando una compresión de spreads los primeros nueve meses del año y luego una suba de tasas importantes (con caída de precios de los bonos) producto de la suba de la tasa americana y las dudas por la victoria de Trump.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar