Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Se multiplicó por cuatro la demanda minorista de Lebac

En marzo, cuando las tasas subieron al 38% a 35 días, los individuos compraron un promedio de $ 1228 millones. Ayer suscribieron $2352,9 millones, casi un 4% del total. Sturzenegger mantuvo las tasas en 38% y sugirió que no cambiarán en el corto plazo

Se multiplicó por cuatro la demanda minorista de Lebac

Las altas tasas de interés que paga el Banco Central (BCRA) acercaron a los minoristas hacia las Lebac a tal punto que su participación ya se acerca al 4% de lo adjudicado en las licitaciones primarias semanales.

Según confiaron agentes de Bolsa, los individuos invierten en las Lebac como alternativa a los plazos fijos, porque la entidad monetaria paga 38% a 35 días, por encima de las expectativas de inflación y devaluación, y de lo que pagan los bancos (un 27%) por un depósito a un mes de plazo. Dado que el promedio de las comisiones que cobran los agentes resta un punto de tasa al rendimiento oficial, las letras del Central pagan unos 8 o 9 puntos de diferencia que un depósito bancario.

Desde que la entidad monetaria elevó nuevamente las tasas al 38%, a principios del mes pasado, la demanda de minoristas pasó a un promedio de $ 1.229 millones semanales para el plazo de 35 días a partir del 8 de marzo, cuando en febrero promediaba $ 325 millones.

Y la demanda es creciente: ayer, los individuos compraron $ 2.352,9 millones, 3,95% del total licitado.
"Semana a semana la demanda crece un 20% promedio en monto. Así como el año pasado había muchas aperturas de cuenta para comprar dólar bolsa, este año hay aperturas para invertir en Lebac. Y cuando viene el principio de mes, que la gente cobra el sueldo, la licitación del primer martes es la más abultada", dijo Alejandro Bianchi, gerente de Inversiones de Invertironline.

El mínimo para comprar en esa firma es $ 10 mil. "La tasa del 38% le gana a la de los plazos fijos. Y al resto de las inversiones en Bolsa, porque un bono o una acción siempre tiene volatilidad. Pero las Lebac están 100% garantizadas por el BCRA, mientras que los plazos fijos sólo están garantizados hasta $ 350 mil", dijo Bianchi.

Al sumar todos los plazos, hasta 252 días, las personas compraron el mes pasado $ 6.960,33 millones, un 2,9% de lo adjudicado, principalmente a los bancos del sistema. En febrero, cuando el Central bajó las tasas hasta 30,25% y el dólar se recalentó, la demanda mensual había sido $ 1.472,26 millones, 0,78% del total. Las personas físicas fueron acercándose de a poco, porque en enero habían suscripto $ 562 millones, 0,42% del total.

"La demanda es creciente, va aumentando semana tras semana", coincidió Paula Premrou, CEO de Portfolio Personal. "El atractivo de conseguir tasas del 38% es alto para los individuos. Si bien las tasas pasivas están reflejando la suba de las Lebac, tenés un spread alto entre las tasas de Lebac y las que pueden conseguir los individuos en un banco", agregó.

En esa firma se pueden comprar Lebac invirtiendo desde $ 1.000. "El producto ganó atractivo porque la tasa es más alta que la del plazo fijo. El procedimiento es sencillo. El riesgo del BCRA es bajo. Y la tasa está por encima de la inflación esperada y la devaluación esperada", explicó Premrou.

Como sucede con los inversores mayoristas, las personas eligen posicionarse en el plazo más corto de la curva de tasas de interés. Ayer un 90% eligió los 35 días. En cambio, las tasas a largo plazo rondan el 32%, pero conviven con altas expectativas de inflación.

Las personas comenzaron a incorporar a las Lebac a su radar de inversiones en diciembre, cuando el BCRA elevó las tasas de interés a los niveles actuales para salir del cepo cambiario. Ahora las usan para diversificar sus inversiones o como alternativa a los plazos fijos, mientras el Central sostiene las tasas altas para combatir la inflación.