Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Se frenó en abril el crecimiento de los depósitos en dólares en los bancos

Si bien los depósitos en dólares crecen desde mediados de diciembre del año pasado, el mes pasado reflejó que la tendencia positiva perdió fuerza. La tasa que paga el Banco Central por sus letras en dólares dejó de ser atractiva para que los bancos salgan a captar depósitos. Sumado a que la liquidez del sistema les permite otorgar préstamos con comodidad

Se frenó en abril el crecimiento de los depósitos en dólares en los bancos

Pese a que los depósitos en dólares del sector privado se incrementaron desde que asumió el nuevo gobierno, la tendencia positiva parece haber perdido fuerza el mes pasado, el cual registra apenas una variación positiva.

En un contexto que todavía está marcado por altas tasas de interés en pesos, expertos señalaron que la caída de las tasas en dólares durante los últimos meses le quitó atractivo a los plazos fijos en moneda extranjera.

Sumado a que los bancos todavía gozan de liquidez para volcarla a los préstamos del sector exportador, el incentivo que tienen las entidades financieras para captar divisas es bajo, dijeron analistas consultados.

Los depósitos en moneda extranjera del sector privado subieron unos u$s 2854 millones desde mediados de diciembre. De hecho, en aquel mes la variación promedio mensual fue de u$s 358 millones en relación a noviembre, que había reflejado una caída de u$s 44 millones con respecto al mes anterior.

Aunque la dinámica positiva fue creciendo en los meses subsiguientes, con variaciones mensuales promedio de u$s 1633 millones para enero, u$s 350 millones para febrero y u$s 490 millones en marzo, la diferencia en abril fue casi nula: el crecimiento promedio mensual fue de apenas u$s 25 millones.

Los depósitos habían subido el año pasado con una tasa de interés atractiva para los plazos fijos en dólares y a través de la compra de divisas por minoristas a través de home banking, quienes dejaban esos dólares en los bancos. El segundo sigue, pero el primero no está más, dijo Marina Dal Poggetto, directora del estudio Bein & Asociados.

El Banco Central (BCRA) pagaba a mediados de diciembre por las letras en dólares a 35 días de plazo una tasa de 3,75%. Sin embargo, en el transcurso de los últimos meses, la entidad monetaria fue convalidando tasas cada vez más bajas, hasta ubicarlas en 0,9% para el mismo plazo.

"Hubo un empujón de confianza inicial en diciembre y enero. El Santander empezó a captar depósitos a 4,65% e hizo mucho ruido. Todos nos vimos beneficiados con la movida, incluso pagando tasas más bajas. Pero a mitad de enero, el Banco Central no convalidó la tasa y la empezó a bajar. Con el nivel de liquidez actual, de unos u$s 5000 millones libres para prestar, no hay incentivo para pagar tasa en plazo fijo", dijeron desde un banco extranjero.

En contrapartida, la variación promedio mensual de los préstamos refleja una tendencia creciente. Mientras que en diciembre la variación fue negativa en u$s 438 millones, el salto se dio en enero (u$s 180 millones) y se incrementó en febrero (u$s 414 millones). En tanto, se mantuvo casi sin cambios en marzo (u$s 369 millones), mientras que abril confirmó que el creciente nivel de préstamos (u$s 527 millones).

"Lo bueno es que los préstamos en dólares no caen. El ratio entre estos y los depósitos es de 41%, mientras que en enero era de 28%", dijo Martín Polo, economista jefe de Analytica. Sin embargo, advirtió que la baja en el crecimiento de los depósitos es un llamado de alerta para el BCRA si el sistema quiere fondear prestamos al comercio exterior con financiamiento local, porque la gente no le está dando los dólares. "Estos pueden estar todavía en el colchón en las Lebac en pesos", dijo.