Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Se disparó a 90% la probabilidad de que la Fed suba la tasa este mes

La probabilidad de un incremento ha pasado del 32% a comienzo de febrero al 90%. Cuando arrancó el año, el mercado apostaba a que no habría otra suba hasta junio

Se disparó a 90% la probabilidad de que la Fed suba la tasa este mes

El mercado venía especulando con tres subas de la tasa de referencia en EE.UU. para 2017, aunque se esperaba que la primera sea recién a mitad de año, en la reunión de junio. Pero las cosas cambiaron. La probabilidad de un incremento en el costo del dinero ha pasado del 32% a comienzo de febrero al 90% en la actualidad. En la misma línea, la probabilidad de que la Reserva Federal (Fed) mantenga la tasa de interés en el rango actual de 0.50-0.75% se desplomó al 10% desde 68% a comienzo de mes. La entidad aumentó el interés por primera vez en casi 10 años en diciembre del 2015 y volvió a hacerlo recién en diciembre del año pasado.
Fueron los mismos integrantes del Comité de Política Monetaria de la Reserva Federal (FOMC) quienes comenzaron a poner en la mesa el debate sobre la proximidad de la suba de tasas a partir de la difusión de mejores datos económicos de lo esperado, sobre todo en el ámbito del mercado laboral.

Desde el inicio de la crisis financiera internacional, la Fed se planteó como objetivo alcanzar niveles de desempleo del 5% y de inflación, del 2% anual. Ambos objetivos ya han sido cumplidos dado que la inflación se ha acelerado en los últimos meses y el nivel de desempleo se ubica en 4,9%. Recientemente se supo que las solicitudes semanales de subsidio por desempleo en Estados Unidos cayeron a su nivel más bajo desde hace 44 años, según datos publicados por el Departamento de Trabajo. En datos corregidos de variaciones estacionales, se registraron 223.000 solicitudes en la semana que terminó el 25 de febrero, es decir 19.000 menos que la semana anterior y desde finales de marzo de 1973, nunca ha habido tan pocos.

Estos datos han fortalecido las chances de ver suba de tasas antes de lo esperado. Goldman Sachs y JPMorgan, por ejemplo, ya han indicado a sus clientes que se han elevado fuertemente las probabilidades de subas de tasas antes de junio, tal como esperaban a comienzo de año.

Otro de los factores que juega a favor de un endurecimiento monetario más agresivo es el hecho de que el mercado financiero se encuentra en una racha alcista importante, evitando una y otra vez una toma de ganancias que genere ajustes importantes. En el pasado, la Fed ha postergado la suba de tasas por turbulencias en Wall Street ya que eso jugarían en contra de la confianza de los inversores y consumidores americanos. Hoy, con el Dow Jones por encima de los 21.000 puntos y con el VIX (indicador de volatilidad) en mínimos dejan a la Fed margen de acción.

Incluso el gobernador de la Fed Lael Brainard, uno de los miembros de la FOMC más cautelosos a la hora de subir la tasas de interés, dijo que la Fed esto podría ocurrir pronto. "Una mejora de la economía mundial y una sólida recuperación de Estados Unidos significa que será apropiado para la Reserva Federal aumentar las tasas de interés". Brainard fue una voz clave a lo largo de 2015 y 2016 advirtiendo que los problemas en Europa y un crecimiento más lento de lo esperado en China podrían perjudicar a Estados Unidos, un argumento que ayudó a frenar el ritmo esperado de incrementos. Según las últimas declaraciones de Brainard, EE.UU. está en el pleno empleo, la inflación se está moviendo gradualmente hacia la meta de la Fed y el crecimiento extranjero está en una base más sólida.

Con la especulación de suba de tasas en marzo en el 90%, el dólar ya ha registrado importantes avances contra el resto de las monedas, tanto las líderes como las monedas de emergentes. El Dollar Index subió 2.7% en el último mes mientras que la tasa de 10 años americana registró un aumento de 6,5% en la última semana, pasando de 2,3% a 2,45%.

Hoy hablará Janet Yellen, la titular de la Fed, y sus palabras podrían proporcionar mayor detalle sobre el próximo movimiento de la entidad en su reunión de política monetaria el 15 de este mes.