Se dispara el uso de depósitos públicos para financiar al fisco

Implica el uso alternativo de financiamiento a la emisión monetaria. El stock de depósitos públicos cayó $ 10.896 millones en el primer trimestre, 46 veces más que en el mismo período del año pasado, cuando se habían usado $ 233 millones. Puede indicar que el déficit fiscal está desbocado

El gasto público sigue creciendo por encima de los ingresos fiscales y el gobierno sigue buscando distintas opciones para financiar el déficit fiscal. Además de la emisión de dinero por parte del Banco Central (BCRA) y la colocación de un bono público, el Tesoro incrementó el uso de los depósitos públicos en el sistema durante el primer trimestre de este año.


Según datos del Banco Central (BCRA), el stock de depósitos públicos cayó $ 10.896 millones en el primer trimestre hasta el 27 de marzo pasado, mientras que en el mismo período del año pasado la caída había sido de $ 233 millones. El uso depósitos de entidades del Estado se multiplicó por 46 veces respecto del año pasado.
"Si no hubiera apelado a este uso de depósitos públicos, el Banco Central hubiera tenido que emitir aún más pesos para financiar al fisco. El gasto público está desbocado. Y así el gobierno puede evitar emitir un poco", dijo dijo Elizabeth Bacigalupo, economista del Estudio Broda.


Cuando el Tesoro, que tiene como agente financiero al Banco Nación, hace un pago fuerte, la cuenta agregada de depósitos públicos se mueve en consonancia.


En el trimestre pasado hubo una caída fuerte de los depósitos a la vista, por $ 50.160 millones, frente a un alza de $ 39.264 millones a plazo fijo.


Estos depósitos no sólo corresponden al Tesoro nacional, sino también a los subnacionales. "Tomamos todos los depósitos del sector público en el sistema financiero como aproximado del uso que hace el Tesoro. No es exacto, porque corresponde a la totalidad de depósitos del sector público", agregó Bacigalupo. "Pero podemos tener una idea aproximada del uso alternativo a la emisión monetaria", agregó.


La emisión monetaria para financiar al fisco creció 42,28% interanual desde que empezó el año hasta el 27 de marzo, a $ 22.281 millones. En tanto, cedió el neto después de retirar pesos con Lebacs, al caer 58% por esterilizar $ 5.531 millones este año, lo que implica más dinero en la calle.


En tanto, el Tesoro obtuvo $ 5.000 millones mediante la colocación del Bonac en pesos a 12 y 18 meses.


El dinero depositado en las cuentas públicas puede provenir de varias fuentes, como emisión monetaria realizada con anterioridad, recaudación impositiva, deuda intrasector público, etc..


El hecho de que el uso de depósitos haya saltado muestra a los analistas que el déficit fiscal se desbocó el trimestre pasado. Y que el gobierno requiere fuentes alternativas de financiamiento porque la emisión monetaria necesaria para financiar el rojo fiscal proyectado supera lo habilitado por la Carta Orgánica del BCRA. "Los datos existentes hasta el momento muestran que las erogaciones del sector público nacional siguen creciendo interanualmente (35,9%) más que los ingresos netos de ayudas del BCRA y que, por ende, el déficit primario exhibe en enero una suba del 169% anual", dijo el último estudio del IERAL de la Fundación Mediterránea.


"Así, crece la emisión del BCRA para financiar al Tesoro aumentan 42,3% en el primer trimestre y, dado que también sube mucho la emisión compensadora de Lebac (157%), la base monetaria crece al 29% anual (contra 23% el año pasado)", agregó.


Los economistas Marcelo Capello y Néstror Grión agregaron al deterioro fiscal (al estimar que el déficit primario pasó de 0,2% del PBI en 2011 a un estimado del 3,6% en 2015) el peso creciente de los vencimientos de intereses y del capital de la deuda pública.


"Las necesidades financieras del sector público nacional pasaron de 3,6% del PBI en 2011 al doble en 2015, un estimado de 7,3% del PBI", calcularon.

Temas relacionados
Más noticias de depósitos

Las más leídas de Finanzas y Mercados

Destacadas de hoy

Cotizaciones

Noticias de tu interés