Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Se blanqueó la mitad de lo fugado según el Indec

Se blanqueó la mitad de lo fugado según el Indec

Los u$s 116.800 millones blanqueados representan casi exactamente la mitad de los u$s 232.411 millones que los argentinos tienen en el exterior como dinero no declarado, según informó el Indec el año pasado. La estimación corresponde a valores registrados por personas físicas y empresas en el extranjero en inversiones, propiedades inmobiliarias y en empresas.

De todas formas, fuentes privadas discrepan con ese número. Según Tax Justice Network, hay u$s 500.000 millones de argentinos fuera del sistema financiero. "Nuestra hipótesis, para el momento del lanzamiento de blanqueo, es que el total de activos offshore no declarados de residentes en Argentina era de alrededor de u$s 500.000 millones, basada en nuestra estimación de u$s 400.000 millones para el año 2012 y una hipótesis de fuga promedio anual de cerca de u$s 30.000 millones", advierte Jorge Gaggero, miembro fundador de la Red de Justicia Fiscal de America Latina y el Caribe.

"Sólo el ‘negro’ en cajas de seguridad fue estimado en el 2012 en un total de entre u$s 60.000 y u$s 90.000 millones y, para el mismo año, los activos de argentinos administrados por los grandes bancos globales (el llamado private banking) sumaban unos u$s 125.000 millones. A eso hay que sumarle las inversiones externas adicionales de todo otro tipo, como financieras, accionarias, real estate", revela Gaggero. A su entender, es importante también destacar cuánto de lo sincerado vuelve efectivamente al país, sea para lo que fuere, desde Lebac hasta inversión real.

"Lo que el Indec sí puede mensurar es lo que hay en Argentina. Pero lo que no puede calcular es la porción de dinero existente en el extranjero que proviene -o se incrementó- por rentas, intereses, incrementos patrimoniales y exportaciones de bienes y servicios no declarados y no ingresados -esta última porción se incrementó sideralmente desde la implementación del cepo y la brecha cambiaria-. Esta información es imposible de calcular para el Indec; de ahí la diferencia", detallan en FDI, que coinciden en la cifra de
u$s 500.000 millones fuera del sistema.

Asimismo, la manipulación de los precios de transferencia constituye una conocida herramienta de evasión y fuga por parte de las multinacionales, además de la subfacturación de exportaciones y sobrefacturación de importaciones, ambas involucrando en muchas ocasiones la triangulación de las operaciones a través de guaridas fiscales.

Según una estimación en 2008 de Hernán Arbizu, ex ejecutivo de Private Banking de JPMorgan, las carteras de clientes de Argentina de los bancos globales más relevantes en este negocio eran de u$s 85.000 millones: Citibank (u$s 20.000 millones), UBS (u$s 15.000 millones), HSBC (u$s 10.000 millones), Credit Suisse (u$s 10.000 millones), BBVA (u$s 8.000 millones), Santander (u$s 8.000 millones), Goldman Sachs
(u$s 5.000 millones), JP Morgan (u$s 5.000 millones), Itaú (u$s 3.000 millones) y Morgan Stanley (u$s 1.000 millones).

Otra modalidad popular para mantener el dinero fuera del sistema son las cajas de seguridad, que alcanzan las 515.000 en las instituciones bancarias del país: o sea, una cada 80 habitantes, más del doble per cápita que en Uruguay, mientras en España habría sólo 15.000 cajas. Por otra parte, en un documento publicado por el Tesoro de los Estados Unidos en 2006 se señala que a principios de la década de 1990 había u$s 20.000 millones en Argentina y estima que para 2006 la cifra podía haber ascendido hasta u$s 50.000 millones.

El zoológico

¿Cómo se comportó el argentino en el blanqueo? "En lo que nosotros llamamos la paradoja del zoológico, prefiere quedarse en la selva, en donde cree que es mucho más difícil que lo atrapen, porque piensa que el fisco tiene que hacer mucho más esfuerzo para encontrarlo. Por el contrario, cree que al pasar al zoológico, lo van a encerrar, domesticar y hasta le van a enseñar a hacer trucos", señala Ezequiel Passarelli, Tax Manager de SCI Group.

A su juicio, muchos vieron el beneficio de blanquear bienes que ni tenían, pagando el 5%, el 10% o hasta el 15% para evitarse pagar en el futuro el 35% de Ganancias, el 21% del IVA y el 3% de ingresos brutos. "Otros vieron el negocio de tener dinero blanco y, con eso, poder prestarle dinero a otra tanta gente que no entró al blanqueo. Pero en muy poco tiempo se van a encontrar con que no tienen forma de justificar sus inversiones, sus compras y sus gastos", alerta Passarelli.