EL SANTANDER SE SUMA EN SEPTIEMBRE. EL BANCO PROVINCIA YA COLOCÓ $ 7300 MILLONES

Se amplía la oferta de préstamos UVA para comprar automóviles

Los préstamos UVA se han convertido en la figurita preferida del sistema financiero este año. Además del boom de los hipotecarios indexados, traccionan fuerte los créditos prendarios a la inflación. El Banco Provincia, pionero en este producto, ya otorga 230 créditos para la compra de automóviles por día.

Por su parte, el mes que viene el Santander Río lanzará su propia línea para la compra de vehículos. Estos se sumarán a los que ahora ofrecen el ICBC, para la compra de vehículos de la consecionaria Ford y los del Banco Ciudad, que hace unos meses lanzó la línea Veloz Auto UVA. El Nación es otro que decidió destinar una porción de sus créditos personales UVA a la compra de vehículos.

Hay entusiasmo con este tipo de préstamos tanto desde las entidades como desde los clientes. El banco bonaerense, por ejemplo, ya otorgó desde su lanzamiento a principios de año, unos 37.500 créditos, con un monto total de $7300 millones.

Juan Curuchet, presidente de la entidad, destacó ayer: "el auge del financiamiento automotor consolida a la entidad como líder absoluta del sistema financiero en el segmento de préstamos personales".

El ICBC, por su parte, tiene otorgados $ 45 millones exclusivamente para la compra de vehículos Ford. En la entidad no descartan ampliar la línea a otras terminales automotrices.

Tal como ocurre con los préstamos hipotecarios, el atractivo de las UVA es que reducen la cuota inicial, ya que la tasa de interés es más baja, y el capital de lo comprado se va ajustando por la inflación. En el sistema destacan que las primeras cuotas pueden llegar a resultar hasta 40% más bajas que con un crédito tradicional. Por ejemplo, si se consigue un préstamo de $ 100.000 la cuota inicial ronda en $1900 y se parte de una tasa de 3,9%.

Otro de los puntos favorables es que la relación cuota ingreso nunca es superior al 20%. En el caso de los bancos privados, los plazos se extieden hasta 48 meses; mientras que en los públicos se pueden estirar hasta 60 meses.

Tras un frío 2016, la demanda de financiamiento para la compra de automóviles está en alza. En el Santander observaron que el 35% de los solicitantes de préstamos personales destinó el dinero otorgado para la compra de un vehículo. Así las cosas, están listos para lanzar su propia línea de prendarios, con una tasa más accesible para los cliente, plazos más largos y mayores montos.

En el banco de capitales españoles dicen que los préstamos UVA vuelan y que, en el caso de los hipotecarios, se alcanzará facilmente la meta de los 100.000 créditos otorgados para marzo del año que viene.

Los préstamos prendarios UVA se asemejan mucho a los tradicionales "Círculos de Ahorro". Ambos proponen la indexación de las cuotas. La ventaja que tienen los productos en UVA es que el comprador puede acceder al vehículo desde el primer minuto y no deben esperar a una adjudicación o sorteo para subirse a su auto.

Con una inflación en baja, aumenta la confianza de los clientes. Además, estas líneas, al igual que los hipotecarios indexados, incluyen un tope de indexación que no puede superar en un 10% a Coeficiente de Variación Salarial. En caso de que esto ocurra, el cliente puede solicitar la extensión de hasta el 25% del plazo original del préstamo.

Tags relacionados
Noticias del día