Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Santander gana 14% más y supera previsiones gracias a Brasil y España

Las comisiones, eje de la nueva estrategia del grupo, también se disparan casi un 19%, y los ingresos por operaciones financieras un 13,6%, "por el buen entorno de mercado".

Santander gana 14% más y supera previsiones gracias a Brasil y España

Santander ganó 1.867 millones de euros en el primer trimestre del año, un 14% más, y aceleró el alcance de los objetivos estratégicos que se fijó para 2018, gracias al impulso que le dio Brasil y España, en momentos en que su filial británica muestra una recaída frente a la salida del país de la Comunidad Europea.

"Hemos comenzado bien el año en todos nuestros mercados, con un crecimiento especialmente fuerte en Latinoamérica, España y consumo. Estamos adelantando el cumplimiento de nuestros objetivos", aseguró la presidenta de la entidad, Ana Botín.

Aislando el efecto del tipo de cambio, que otros trimestres pasó factura a la cuenta, el alza sería del 10%. La mejora de ingresos y márgenes, el principal hándicap del sector, junto al tirón del negocio en Brasil y la mayor aporte de España, han sido clave.

El beneficio se ubicó por encima de lo previsto por el mercado, que descontaba ganancias de 1.722 millones, un 5% más.

El margen de intereses, reflejo del negocio típico, subió 10,2% (4% a euros constantes), favorecido por los mayores volúmenes de negocio (el crédito aumenta un 2%). Las comisiones, eje de la nueva estrategia del grupo, también se disparan casi un 19%, y los ingresos por operaciones financieras un 13,6%, ‘por el buen entorno de mercado‘.

Todo esto impulsa los ingresos totales un 12,1% (6,2% sin tipo de cambio), frente al aumento más moderado de los costos: 7,5% (3% sin tipo de cambio). Entre otros, el banco está absorbiendo las inversiones en tecnología, transformación comercial y regulación con el plan de ahorro hasta 2018 por 3.000 millones. Contribuye, junto a la mejora de ingresos, al aumento de la eficiencia, mejor cuanto más baja, que pasa del 48,1% al 46,1% en el último año. La red global de oficinas se ha reducido un 6,5% y el número de empleados, un 3,3%.

Esta evolución de ingresos y costes permite una suba del 16,4% del margen neto. Unida a la estabilidad de las provisiones, eleva un 21% el resultado antes de impuestos y un 14% el atribuido, hasta 1.867 millones, con un aumento del 38% en la partida de impuestos.

"Hemos comenzado bien el año en todos nuestros mercados, con un crecimiento especialmente fuerte en Latinoamérica, España y Consumo. Estamos aumentando el número de clientes vinculados y adelantando el cumplimiento de nuestros objetivos. El entorno sigue planteando desafíos para el sector financiero, pero las perspectivas para Santander son positivas", indicó Botín.

El gran apoyo de la cuenta es el repunte de Brasil, que se consolida como primer mercado, con un peso que aumenta del 21% al 26%. El beneficio de la filial se disparó un 77% por el fortalecimiento del real. Es un 37,7% sin el tipo de cambio, y aporta 634 millones. También creció a doble dígito, un 25%, el resultado del negocio de Consumo, y España. El resultado del negocio doméstico bancario aumentó 17,7%, hasta 362 millones, sin incluir las pérdidas inmobiliarias. Éstas se sitúan en 70 millones, frente a los 63 millones de hace un año.

De este modo, España eleva su peso en el grupo del 12% al 15%, y se aproxima a Reino Unido, que cae del 20% al 17%. El resultado de la filial británica, afectada por el Brexit, la depreciación de la libra y nuevas provisiones por 32 millones por reclamaciones por seguros de pago (PPI), se reduce un 8%. Es, junto a Polonia, el único mercado en el que desciende el beneficio. La filial polaca, que en los últimos meses está soportando mayores cargas fiscales y regulatorias, registra un descenso de resultados de casi el 8%.