U$D

DÓLAR
/
MERVAL

Salvador, sobre la suba del dólar: “Se combinaron mala suerte y malas políticas”

El economista advirtió que es muy probable "que el dólar siga subiendo". Dice que "ponerle un precio" es "imposible". Y que, además, el acuerdo con el FMI incluye la libre flotación, mientras la inflación presiona el tipo de cambio. 

Salvador, sobre la suba del dólar: “Se combinaron mala suerte y malas políticas”

En medio de una caída generalizada de las monedas emergentes por la megadevaluación turca de hoy, la Argentina sufrió un fuerte coletazo y el dólar ya se anota en algunas pizarras de bancos en torno a los 30 pesos. Frente a este panorama, el economista Pablo Salvador advierte que es probable que el dólar "siga subiendo" y apunta a la inexistencia de "un plan economómico integral".

- ¿Cómo impacta la crisis de Turquía en los mercados emergentes?

- Turquía viene con problemas políticos y económicos hace tiempo, es una moneda que se viene depreciando contra el dólar desde hace tiempo. Esto saltó ahora por este conflicto diplomático con Estados Unidos, que generó una pérdida del 15% aproximadamente, de la moneda turca, la lira, y esto produjo un contagio en Rusia, Argentina, Chile y la mayoría de los países emergentes.

Esta desconfianza a nivel mundial, junto con el crecimiento de la economía de Estados Unidos y la guerra comercial con China, están generando preocupación a nivel mundial, y cuando hay turbulencia las grandes inversiones se van de los países emergentes y vuelan al dólar.

Eso es lo que hace que esté aumentando el dólar en todos los países emergentes, más algunos condimentos internos que hace que aumenten mucho más en Argentina que en otro país.

- ¿Cómo impacta lo de Turquía en la Argentina y por qué afecta más esto que al resto de los emergentes? 

- Es una combinación de mala suerte, por cuestiones externas y ajenas a nuestro país, y un poco de malas políticas. Empecemos por esas idas y vueltas por las metas de inflación; con la venta de dólares, que recordemos que ahora el Central en lugar de u$s 100 millones está vendiendo u$s 50 millones por día, que hace que haya menos oferta de dólares en el mercado con lo cual tiende el precio a irse hacia arriba; y a esto tenemos que agregarle la incertidumbre que ha generado el tema de los cuadernos, porque los empresarios que están siendo citados a declarar son los que están en la cabeza o al mando de las empresas que están llevando la mayor parte de la obra pública hoy en nuestro país, entonces de prosperar la parte judicial no se sabe si se van a interrumpir las obras públicas o no.

El Gobierno salió a decir que no, pero hay que ver qué pasa con la Justicia, porque si hay un congelamiento de la obra pública, se paraliza aun más la economía y eso va a ser que este enfriamiento se prolongue más allá del tercer trimestre. 

Pablo Salvador

- Usted habla de las malas políticas. ¿Usted cree que el Gobierno hace malos diagnósticos?

- Más allá de la decisión de la baja de los u$s 100 millones a u$s 50 millones diarios, a lo que apunto es a las idas y vueltas. El famoso 28 de diciembre, cuando se cambiaron las metas de la inflación. A la injerencia de la política en la economía. Y a esto se le suma la semana pasada haber iniciado esta baja de venta de divisas.

- Es decir que para usted lo problemático es que no hay un rumbo claro de hacia dónde quiere ir el Gobierno

- Exacto, no hay un plan económico integral y se van solucionando problemas sobre la marcha. Sí por ahí se puede reconocer que cuando se equivocan dan marcha atrás, pero siguen fallando.

El problema más grande que tiene para mí el Gobierno es el problema de comunicación desde que asumió: el famoso segundo semestre, la lluvia de inversiones, lo peor ya pasó, esas frases que no sientan nada bien y ya el mercado desconfía de esas frases.

- O sea que buscan generar una perspectiva optimista que después no termina sucediendo.

- Exacto. Si bien hasta la tercera semana de abril uno miraba los indicadores y venían en terreno positivo, en la última semana de abril se complicó por la turbulencia, el agro y a partir de ahí empezó a caer y vamos a seguir viendo números negativos hasta principios del cuarto trimestre.

Y a esto no le suma la oposición, porque el oficialismo dice "a", la oposición dice "b" y esto genera mucha incertidumbre para las inversiones, que es lo que necesita Argentina hoy para poder crecer. Que haya aumento de demanda o de consumo, si llega a volver a haber el año que viene, no se traslade a precios. Además no tenemos solidez macro

- ¿Cuáles son las perspectivas hacia adelante teniendo en cuenta este panorama?

- Los datos del segundo trimestre, que ya cerró, son malos. Yo calculo que en el tercer trimestre vamos a seguir viendo números malos.

Todo depende de estas crisis y cuánto más se prolongue, porque si se prolonga, lo que va a pasar es que el Banco Central no va a poder bajar la tasa de referencia, esto va a hacer que la economía se mantenga enfriada más tiempo y se extienda hasta el cuarto trimestre.

El Gobierno es optimista y dice que en el cuarto trimestre se van a empezar a ver los números verdes o la recuperación, pero todo va a depender de este contexto internacional que hoy no está ayudando. 

- ¿Qué podemos esperar del dólar?

- Ponerle un precio hoy es imposible, porque recordemos que hasta hace cuatro meses el BCRA estaba cómodo con un dólar a 22,50, luego con 25,50, después Dante Sica dijo que 28 o 29 es un valor cómodo, hoy se está escapando y rozando los 30. Entonces es muy difícil saber qué va a pasar y con qué dólar se va a sentir cómodo.

Lo que está claro es que el Fondo Monetario Internacional pidió que el dólar tenía que estar libre y tiene que evolucionar a la par de la inflación.

En junio tuvimos una aceleración de la inflación, en julio va a ser algo menor pero en agosto vamos a ver otra vez un salto importante del IPC, por lo cual la inflación sigue subiendo y el dólar va a seguir acompañando.

Es bastante probable que el dólar siga subiendo. Y a eso hay que añadirle las dos posibles subas de tasas de la Fed, con lo cual podría volver a generar una turbulencia cambiaria como la que pasó la última semana de abril.

- ¿Usted cree que "lo peor ya pasó"?

- Y... no me adelantaría a decir que ya pasó. Porque así como ya dijeron que había pasado hace un par de semanas, hoy estamos otra vez atravesando una nube.

- Para cerrar, mirando de nuevo el escenario internacional, ¿por qué el peso se devalúa más que otras monedas emergentes?

- Yo creo que es por desconfianza. En Argentina tenemos elecciones cada dos años y eso hace que la política domine la economía. En lugar de caminar de la mano, la política va traccionando sobre la economía y eso no es bueno. Las políticas de largo plazo se dejan de lado por cuestiones electorales, de una parte y de la otra.

Más notas de tu interés

Comentarios1
carlos daniel correa
carlos daniel correa 10/08/2018 09:07:01

muy buen informe ..