Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

S&P sube nota de deuda argentina pero alerta sobre escenario político polarizado

La calificadora espera que la inflación se desacelere al 20% este año y que la economía se recupere 3% en los próximos 3 años.

S&P sube nota de deuda argentina pero alerta sobre escenario político polarizado

La agencia de calificación crediticia S&P elevó hoy la nota de deuda soberana de Argentina a ‘B‘ desde ‘B-‘ y le asignó un panorama estable, en vista de las mejorías observadas en las condiciones económicas del país tras las políticas aplicadas por el Gobierno.
 
S&P dijo que espera que la inflación de Argentina se desacelere al 20% este año y que la economía se recupere para arrojar un crecimiento de 3% en los próximos tres años. 

La agencia espera que las medidas actuales del presidente Mauricio Macri tengan continuidad en los próximos años, pero consideró que el escenario político aún polarizado de Argentina  podría afectar la capacidad del Gobierno para concretar su agenda económica, lo que debilita los prospectos de expansión.

"La acción de calificación refleja los avances logrados en la política económica en general para resolver importantes desequilibrios económicos y restaurar la credibilidad de las políticas del país", indicó la firma.                 
Entre los factores positivos para Argentina, S&P mencionó una mejora en la liquidez externa, su acceso al financiamiento comercial tras emisiones globales de bonos, el ajuste de las tarifas de los servicios públicos y las medidas para contener la elevada inflación.

Además de la mejoría en la nota de crédito de largo plazo, S&P estimó que la inflación será de un 15% en 2018 y que continuará en una senda gradual de desaceleración hasta alcanzar un solo dígito en 2020.