Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

S&P baja el ráting de los híbridos de Deutsche Bank aunque cree que tiene recursos para pagar

Los temores sobre la capacidad de la entidad financiera para retribuir sus emisiones de deuda es una de las principales causas que han desatado una ola de pánico en las bolsas europeas.

S&P baja el ráting de los híbridos de Deutsche Bank aunque cree que tiene recursos para pagar

S&P ha rebajado de "BB-" hasta "B+" la deuda Tier1 de Deutsche Bank y de "BB" hasta "BB-" los instrumentos de Tier2.

Los temores sobre la capacidad de Deutsche Bank para retribuir sus emisiones de deuda, y especialmente los bonos obligatoriamente convertibles (CoCos) es una de las principales causas que han desatado una ola de pánico en las bolsas europeas. En el medio de esta situación, la agencia de rating Standard&Poor's (S&P) acaba de anunciar una rebaja de la calificación de la deuda del gigante alemán.

En concreto, S&P ha bajado el rating de los instrumentos de deuda Tier1, entre ellos los famosos CoCos (bonos contingentes obligatoriamente convertibles en capital en el caso de que el emisor tenga problemas de solvencia) en un escalón, desde "BB-" hasta "B". Además, ha bajado en la misma proporción las emisiones de deuda de Tier2, que ahora tienen la calificación de "BB-".

Los analistas de S&P, sin embargo, dejan claro que, en su escenario principal, consideran que Deutsche Bank tiene los recursos necesarios para seguir pagando la retribución prometida a los compradores de estos instrumentos. Sin embargo, el importe disponible para estos pagos ha bajado, según explica la agencia, lo que ha propiciado la rebaja de la calificación. Al cierre de 2015, los llamados Available Distributable Items (ADI), es decir los recursos disponibles para pagar la retribución de los instrumentos de deuda, de Deutsche Bank sumaban 1.000 millones de euros, frente a los 2.900 millones del cierre de 2014, según destaca el informe de S&P.

Los analistas afirman que "entendemos que este importe es suficiente para pagar los intereses de los instrumentos de Tier1 para el ejercicio 2016". Destacan, además, que según los cálculos del banco alemán, su capacidad de pago para el ejercicio 2017 se ampliará hasta los 4.300 millones. Sin embargo, S&P matiza que en esta cifra se incluyen 1.900 millones de exceso de capital para absorción de pérdidas, según las reglas de los supervisores alemanes. Por eso, la agencia destaca que la real capacidad de pago de intereses para el ejercicio 2017 dependerá de los resultados que Deutsche consiga este ejercicio.

Por esto S&P, a pesar de creer en la capacidad de pago de Deutsche, avisa de que la volatilidad del mercado, así como el costo de litigios y sanciones, ponen en duda la capacidad de generar beneficios del banco. De allí, la decisión de bajar el ráting, en línea con la política que la agencia de ráting hizo pública en enero del pasado año.

Deutsche Bank sube hoy en bolsa, tras haber protagonizado un inicio de año desastroso en la plaza. Desde enero, ha perdido más de un 33% de su valor y el efecto contagio por el miedo sobre su solidez ha arrastrado al rojo a todas las bolsas europeas.