U$D

JUEVES 18/04/2019

S&P Merval subió 21% en dólares en enero: fue su mejor mes de la era Macri

Ante una Fed más flexible, renació el apetito por activos emergentes. Las acciones llegaron a ganar más de 30% y los bonos subieron por apuesta al carry trade

S&P Merval subió 21% en dólares en enero: fue su mejor mes de la era Macri

El mercado local arrancó 2019 con el pie derecho y anotó durante enero la mayor suba en dólares de la presidencia de Mauricio Macri. El S&P Merval, indicador líder de Bolsas y Mercados Argentinos (Byma), subió 21,08% medido en moneda estadounidense durante el primer mes del año.

Los 10 activos de mejor rendimiento en enero fueron acciones, entre las que se destacaron los bancos y las energéticas, con subas que llegaron a superar el 30%. Según un reporte de Tavelli y Cía., las mayores alzas fueron para Grupo Financiero Galicia (+32,2%), Petrolera del Cono Sur (+32,1%), Banco Macro (+31,1%), Transener (+27,2%) y Grupo Supervielle (+23,8%). Las mayores bajas del mes, en tanto, fueron para Grimoldi (-16,4%), Caputo (-11,8%), Polledo (-5,3%), el Bonar 2021 (-4,9%) y el Bonar 2019 (-3,1%).

Para Leonardo Chialva, socio de Delphos Investment, el buen desempeño de los activos locales fue uno de los resultados del mejor humor externo sobre los emergentes. "Casi que uno podría decir que todo empezó con las declaraciones del presidente de la Fed allá por diciembre acerca de que podría venir un período neutral, que se confirmó en el discurso de este miércoles. En ese contexto, el mundo se transformó en risk on y cuando aumenta la propensión al riesgo en portafolios, Argentina se ve favorecida. En ese marco, las acciones y los bonos anduvieron muy bien. Entre las acciones, se destacaron los bancos, que además están ganando muchísima plata por la política monetaria", opinó.

En la misma línea, Alberto Tarsia, socio de Puente, afirmó: "Los activos más riesgosos son los que han tenido mejor performance. La renta variable tuvo mejor rendimiento que la renta fija y, dentro de cada clase de activo, los activos emergentes rindieron mejor que los desarrollados".

No obstante, el experto advirtió que, pese al renovado apetito por los activos de riesgo, desde Puente recomiendan una estrategia más conservadora porque esperan que este año continúe la volatilidad en los mercados internacionales. "A nivel local, se puede implementar comprando bonos soberanos cortos o Letes con vencimiento hasta 2019, títulos provinciales con regalías de hidrocarburos o bonos corporativos cortos que tengan excelente calificación. Finalmente, nos parece relevante tener un porcentaje de la cartera en inversiones alternativas, relacionadas a la economía real", detalló Tarsia.

Enero también fue un mes positivo para la renta fija local. "Bonos denominados en moneda local ajustables por CER se mostraron con subas de hasta más de 18% en las series de mayor duration. Con un tipo de cambio sin mayores sobresaltos y tras un diciembre de 2018 negativo, los títulos denominados en dólares mostraron una fuerte recuperación en las paridades durante enero 2019, principalmente en los bonos largos. Las series de cupones atados al PBI en moneda dura mostraron una recuperación que llegó a extenderse más de un 10% (TVPY). El cupón en pesos (TVPP) no fue la excepción, logrando crecer más de 11%", reportó Tavelli y Cía.

Acerca del desempeño de los títulos públicos, Leonardo Svirsky, sales & trading de Bull Market Brokers, explicó: "Bonos como el Bonar (AA25) o el DICA tuvieron subas del 11,50% y el AY24, de 10,50% en dólares.Todo esto lo tenemos que atar al riesgo país que a fin de año estaba en 814 puntos y hoy (por ayer) esta cerrando en 672. Se disiparon los rumores que había de default, se empezaron a cumplir las metas con el FMI y entraron muchos dólares para realizar el famoso carry trade".

Sobre ese punto, un cálculo de GMA Capital muestra que el carry trade en enero llegó a rendir un 16% en dólares, en el caso de hacerlo mediante el bono de la provincia de Buenos Aires a 2025 (PBA25). En el caso de optar por una Lecap para hacer carry trade, el rendimiento fue más modesto: solo 5,6% en moneda estadounidense. Una tasa similar en moneda dura obtuvo quien apostó al plazo fijo el 28 de diciembre.