Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Royal Bank of Scotland no pasó el test de estrés y deberá reforzar su capital

La entidad británica tendrá que aumentar en u$s 2490 millones su capital, para eso venderá préstamos morosos y reducirá costos y activos de riesgo.

Royal Bank of Scotland no pasó el test de estrés y deberá reforzar su capital

Royal Bank of Scotland tendrá que reforzar sus reservas de capital tras no haber superado la última ronda de la prueba de estrés realizada por el Banco de Inglaterra, diseñada para determinar si las entidades podrían sobrevivir a otra crisis financiera.

RBS se apresuró a comunicar que tomará una serie de medidas como la venta de préstamos morosos, la reducción de sus activos de riesgo y el recorte de gastos para compensar el déficit de capital de alrededor de 2000 millones de libras esterlinas (unos u$s 2490 millones) que identificaron las pruebas.                

La entidad dijo que acordó un plan de acción con la división regulatoria del Banco Central británico, según el cual no tendrá  que acudir a los mercados de capitales para captar el dinero  necesario.  

“RBS acordó un plan de capital revisado con la PRA  (Prudential Regulation Authority) para mejorar su resistencia a la tensión a la luz de los diversos retos e incertidumbres que  enfrentan tanto el banco como la economía en general”, dijo el prestamista. 

Las pruebas de estrés, realizadaseste año a 7 prestamistas británicos, también detectaron puntos débiles en Barclays y Standard Chartered, aunque no en estos casos no hará falta tomar medidas porque ambos anunciaron planes para aumentar su capital a los niveles requeridos, indicó el Banco Central.